Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Clayton Kershaw y Dallas Keuchel abren una Serie Mundial "de película" en L.A.

MLB.com

El mes de octubre no le rinde pleitesía a lo que pasó en la temporada regular. Octubre es su propia campaña y hemos visto una y mil veces como seis mágicos meses pueden irse al suelo por una mala serie en la postemporada.

Por eso es que es tan refrescante ver una Serie Mundial protagonizada por dos ganadores de 100 juegos. Con Dallas Keuchel y Clayton Kershaw frente a frente, los Astros y los Dodgers abrirán el Clásico Otoñal esta noche en Dodger Stadium habiendo conseguido algo ya de por sí extraño: haber cumplido con las altas expectativas que había sobre sus hombros.

El mes de octubre no le rinde pleitesía a lo que pasó en la temporada regular. Octubre es su propia campaña y hemos visto una y mil veces como seis mágicos meses pueden irse al suelo por una mala serie en la postemporada.

Por eso es que es tan refrescante ver una Serie Mundial protagonizada por dos ganadores de 100 juegos. Con Dallas Keuchel y Clayton Kershaw frente a frente, los Astros y los Dodgers abrirán el Clásico Otoñal esta noche en Dodger Stadium habiendo conseguido algo ya de por sí extraño: haber cumplido con las altas expectativas que había sobre sus hombros.

Entonces, llamémosla mejor la Serie de la Centuria, porque estos dos equipos, a diferencia de tantos otros antes de ellos, han mantenido su estatus toda el año.

"Es algo grandioso", dijo el cerrador de los Astros, Ken Giles. "Uno quiere que los dos mejores equipos se enfrenten en la Serie Mundial. No hay nada mejor que eso".

Los Dodgers ganaron 104 juegos en la temporada regular, y los Astros 101. Así que cuando se lance la primera bola -a una temperatura que se espera esté cerca de los 100 grados Fahrenheit- será la primera vez desde que se midieron los Rojos y los Orioles en 1970 en la que chocan dos ganadores de 100 juegos en la Serie Mundial. Sólo siete veces ha pasado eso en la historia del béisbol.

Pero ahora tenemos a este par de rivales. Ambos han logrado muchísimo este año, aunque en cada clubhouse saben que haberse llevado 100 juegos en la ronda regular no es suficiente.

"Estamos a cuatro victorias de conseguir nuestra meta", dijo el manager de los Dodgers, Dave Roberts.

Estas dos escuadras juegan con un propósito: los Dodgers tratarán de poner fin a su sequía de 29 temporadas sin alzar el trofeo de la Serie Mundial y los Astros buscando el primer anillo en sus 55 años de historia tras haber sido barridos por los White Sox en el 2005, su única experiencia en esta etapa. Cada bando juega con pasión, sin olvidar lo que el huracán Harvey causó en Houston y la destrucción que María dejó en Puerto Rico, el hogar de las estrellas de los Astros Carlos Beltrán y Carlos Correa y del héroe del Juego 5 de la SCLN por los Dodgers, Enrique Hernández.

Hay también lazos personales, como la amistad de Roberts y el manager de los Astros, A.J. Hinch. Y además juegan con el orgullo de representar a dos organizaciones que no sólo ganaron un montón de juegos, sino que se llevaron los dos grandes premios del periodo de cambios. Los Dodgers se hicieron en julio con Yu Darvish y los Astros lograron sumar a Justin Verlander a minutos de terminar la fecha límite para transacciones pasando por waivers el 31 de agosto.

"Lo que vimos fue a dos equipos jugar extremadamente bien a lo largo de la temporada regular y a dos directivas que sacaron la cara consiguiendo a los jugadores indicados para la recta final", dijo el tercera base de los Astros, Alex Bregman. "Pienso que eso lo que demuestra el compromiso que tienen cada uno de estos equipos con buscar la victoria".

Y sin embargo, serán dos talentos desarrollados en casa - Kerhsaw y Keuchel- los que tomarán la lomita en el Juego 1. Para Kershaw, no haber cumplido con las expectativas en octubre es el único lunar de su carrera, y está ansioso de cambiar la narrita de una vez.

"Yo crecí siendo fanático de los Dodgers y me tomaron los Dodgers en el draft", dijo Kershaw. "Para entonces no sabía mucho de la historia del equipo, pero una vez que vas ascendiendo por la organización empiezas a empaparte con todo eso. Y es algo bueno. No muchos equipos tienen la historia de los Dodgers. Ha sido algo especial y espero que cuando termine esta semana puedan hablar un poquito más del equipo del 2017 y un poquito menos de aquel de 1988".

Los Dodgers, que tienen récord de 7-1 este mes en el que han dominado en carreras 48-19 a sus rivales, habrán tenido cuatro días completos de descanso cuando inicie el Juego 1, y contarán una vez más con su estelar torpedero Corey Seager después de una lesión en la espalda que lo dejó fuera de la SCLN. Los Ángeles tendrá la ventaja de local gracias a su mejor foja en la temporada.

Y si en la serie anterior L.A. tuvo la ventaja de medirse a unos Cachorros extenuados después de cinco extensos juegos contra los Nacionales, esta vez los Astros tendrán a sus dos ases con alineados para los Juegos 1 y 2, con Verlander siguiendo a Keuchel en la rotación. Eso le da a los Astros más confianza de la que traen después de salir vencedores ante los Yankees en la SCLA.

"Personalmente, yo creo que fuimos el mejor equipo de la Liga Americana de principio a fin, y pienso que los Dodgers también fueron el mejor de la Liga Nacional desde el primer día y hasta el último", dijo Keuchel. "Así que será un tremendo combate. Y no es ninguna exageración, ambos ganamos 100 juegos".