Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Alex Cora agradece el respaldo de los Medias Rojas en Puerto Rico

1 de febrero de 2018

CAGUAS, Puerto Rico -- "Es bueno que viajamos de día", dijo el dirigente de los Medias Rojas, Alex Cora, sobre la visita a su natal Puerto Rico. "Cuando miras por la ventana, puedes ver todas las carpas azules".A 10,000 pies de altura en el paisaje sobresale una manta de parches

CAGUAS, Puerto Rico -- "Es bueno que viajamos de día", dijo el dirigente de los Medias Rojas, Alex Cora, sobre la visita a su natal Puerto Rico. "Cuando miras por la ventana, puedes ver todas las carpas azules".
A 10,000 pies de altura en el paisaje sobresale una manta de parches azules, con cada una de aquellas carpas como evidencia del devastador paso del Huracán María.
"Esas son carpas de FEMA", expresó Cora". "Cubren las casas que ya no tienen techo".
Han pasado más de cuatro meses desde que María castigó a la Isla del Encanto y casi tres meses desde que Cora se convirtió en el 47mo piloto de los Medias Rojas. Mientras terminaba las negociaciones de su contrato con el presidente de operaciones de béisbol de los Patirrojos, Dave Dombrowski, el presidente del club Sam Kennedy indicó que Cora le solicitó algo al directivo.
"Al final, pidió una cosa -- no era para él ni para su familia", manifestó Kennedy. "Solicitó que los Medias Rojas ayudaran a la gente de Puerto Rico y especialmente a su pueblo natal de Caguas".
Cora recordó aquella plática durante su visita a la región.

"Creo que podemos aprovechar la oportunidad que tengo esta plataforma y la gente puede ayudar", dijo el capataz. "Lo peor que puede pasar es que dijeran que no".
El equipo no dudó en ofrecer su ayuda y fue así que Cora viajó acompañado por el alcalde de Boston, Marty Walsh, y un grupo de casi cuatro docenas de directivos del club, encabezado por Kennedy, el gerente general asistente Eddie Romero y el lanzador Rick Porcello.

"Ni lo pensé dos veces", declaró Porcello sobre su decisión de viajar a Puerto Rico. La bodega del avión cargaba medicina y otros artículos necesarios destinados para Caguas, junto a cajas de implementos de béisbol que fueron distribuidos entre un grupo de peloteros de una escuela secundaria que aprendieron el juego en los mismos terrenos que Cora jugó en su infancia.
En las próximas dos semanas, JetBlue se ha comprometido a reservar un espacio en las bodegas de sus vuelos programados de Boston a San Juego para casi 10 toneladas de suministros recolectados por Cora y los Medias Rojas. La fundación del equipo también le presentó un cheque de US$200,000 a Caguas Renace.

Esperando la llegada de los representantes de los Patipálidos estaban el receptor también boricua Christian Vázquez, el coach puertorriqueño Ramón Vázquez y el as Chris Sale, quienes viajaron desde la Florida para la ocasión. Después de una breve ceremonia en el aeropuerto, el grupo se dirigió a Caguas.
Para algunos miembros del grupo de los Medias Rojas, este viaje tuvo un toque personal. Romero -- cuyo padre, Eddie Romero, jugó con el equipo de los Medias Rojas que ganaron el título de la Liga Americana en 1986 -- dijo que sus familiares viven en el otro lado de San Juan, pero también fueron afectados. Decidieron quedarse con familiares en West Palm Beach, Florida. Romero también estuvo presente para repartir artículos -- gorras, jerseys, guantes y guantes para batear -- a estudiantes, mientras que Kennedy y Walsh estuvieron entre los voluntarios entregando cajas de comida.

"Es difícil describirlo", dijo Romero al preguntársele qué significaba este día para él. "Es difícil porque cuando sales de aquí a los Estados Unidos, siempre llevas a Puerto Rico en tu corazón. Es una isla pequeña, con un ardiente orgullo. Es doloroso cuando pasan días sin tener noticias de tu familia, es muy difícil".

Para Cora esta es su gente. Sus vecinos. Su padre, José Manuel, fue periodista deportivo. También trabajó con el departamento de recreación y fue uno de los fundadores del primer equipo de Pequeñas Ligas de Caguas en 1969. Cora tenía apenas 13 años cuando su padre falleció tras una batalla contra el cáncer del colon en 1988.
Aunque es difícil de creer, la madre de Alex, Iris, tenía una mayor presencia en el barrio. Era la secretaria del Colegio Baptista de Caguas donde Cora estudió primaria y secundaria, después de trabajar en un banco. Iris también crio a dos hijos peloteros, Alex y Joey (ahora coach con los Piratas) y dos hijas, Lidia, quien es técnica en un laboratorio médico, e Iris, quien es publicista. Cuando azotó el huracán, las tres mujeres se refugiaron en el hogar de Alex. Cora indicó que no fue sino hasta después de la Serie Mundial que se dio cuenta que la casa se había inundado. Pero fueron más afortunados que la mayoría.
"Esto que ves", declaró Cora señalando a sus jugadores. "Esto es sincero. Se los agradezco con todo mi corazón".