Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Dodgers enfrentan presión y a un duro oponente en su SDLN

MLB.com

DENVER - El trajín se ha acabado para los Dodgers. Ahora viene el gran reto.

Los azules se llevaron el banderín del Oeste de la Liga Nacional por quinta vez consecutiva y terminaron con el mejor récord del béisbol tras ganar 104 juegos, quedando a una victoria de la marca de la franquicia impuesta en 1953 cuando los Dodgers tenían su casa en Brooklyn. Los pupilos del capataz Dave Roberts aseguraron la ventaja de local por todo lo que duren vivos durante la postemporada.

DENVER - El trajín se ha acabado para los Dodgers. Ahora viene el gran reto.

Los azules se llevaron el banderín del Oeste de la Liga Nacional por quinta vez consecutiva y terminaron con el mejor récord del béisbol tras ganar 104 juegos, quedando a una victoria de la marca de la franquicia impuesta en 1953 cuando los Dodgers tenían su casa en Brooklyn. Los pupilos del capataz Dave Roberts aseguraron la ventaja de local por todo lo que duren vivos durante la postemporada.

Y esos son los retos. La supervivencia a largo plazo ha quedado atrás. La serie es corta, el mejor de cinco juegos, algo que puede ser despiadado, y los Dodgers lo saben.

Tomemos en cuenta que los Dodgers están haciendo su quinta presentación en postemporada de manera consecutiva, y la undécima desde que vencieron a los Atléticos en aquella Serie Mundial de 1988. De hecho, esa fue la última vez que los Dodgers estuvieron en un Clásico de Otoño. El equipo de Chávez Ravine ha sido eliminado en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional en seis ocasiones y en la Serie Divisional en cuatro veces.

Y por si esa no fuera una nube negra lo suficientemente grande sobre el Dodger Stadium, los azules se llevaron la división con facilidad a pesar de haber sufrido una racha perdedora de 11 partidos, la más larga en la historia de las Mayores para un club que ganó 100 o más juegos.

Y no dejemos de lado el hecho de que, desde la integración del Comodín en 1995, y la expansión de la postemporada a una serie al mejor de cinco, el equipo con el mejor récord del béisbol ha ganado la Serie Mundial apenas cinco veces. A lo largo de ese mismo trecho de 22 años un equipo que avanzó como Comodín se adjudicó seis campeonatos.  

Roberts no se deja intimidar por los datos negativos.

El capataz sólo busca razones para tener éxito. Quiere hacer historia, en lugar de revivirla.

"Si echamos un vistazo a nuestra temporada nos damos cuenta que hicimos lo que quisimos", declaró el timonel acerca de ganar el Oeste de la L.N. "Ahora estamos listos para afrontar el reto de la postemporada. Es lo que hemos estado esperando desde el primer día de los entrenamientos primaverales".

Lo que Roberts ve es a un equipo relativamente sano y debido a la manera en que dominaron la división se encuentran plenamente descansados. También ve a una escuadra que, si bien sufrió esa racha negativa de 11 derrotas como parte de un profundo bache que terminó el 11 de septiembre con los Dodgers perdiendo 16 de 17 juegos, pudo llevarse fácilmente el banderín con una ventaja de nueve juegos.

"Hemos ganado 12 de nuestros últimos 18 partidos", destacó Roberts tras la victoria el domingo en Colorado en lo que fue el último juego de la temporada. "Creo que hemos superado nuestros problemas. Hemos estado jugando béisbol de calidad recientemente".

También cuentan con la ventaja de locales, y terminaron con marca de 57-24 en el Dodger Stadium durante la campaña regular, cinco triunfos más de los que cualquier otro club tuvo en casa.

Pero aquí viene lo bueno.

Sólo hay dos equipos que cuentan con un récord ganador contra los Dodgers este año - los D-backs (11-8) y los Rockies (10-9). Ambas novenas estarán jugándose la vida el miércoles por la noche en el Chase Field de Phoenix, Arizona en el Juego del Comodín del Viejo Circuito. Debido a que cuentan con el mejor récord de la temporada regular, los Dodgers se enfrentarán al ganador del Comodín en la Serie Divisional de la Liga Nacional.

A los azules cargan sobre sus hombros la presión de haber fracasado en avanzar a la Serie Mundial en cuatro postemporadas consecutivas. Desde que se alargó inicialmente la postemporada con la adición de lo que era entonces al mejor de cinco juegos en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, hay sólo dos otras franquicias que han avanzado a los playoffs y han fracasado en llegar a la Serie Mundial en cuatro años consecutivos.

Nada de eso le preocupa a Roberts. Esos son problemas de equipos del pasado.

"No estamos mirando hacia atrás", recalcó el capataz de los azules. "Estamos enfocados en lo que está frente a nosotros".

Roberts quiere ver a los Dodgers hacer historia, no repetirla.