Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

El dominicano Robinson Canó trabaja con el fin de ser más versátil a la defensa

MLB.com

SEATTLE - Cuando el dominicano Robinson Canó se reintegre a los Marineros este mes, su posición antigua, la segunda base, le pertenecería a Dee Gordon, quien abandonó la derrota del jueves por 7-3 ante Toronto con una lesión en el tobillo derecho. El martes, los Marineros adquirieron al jardinero central Cameron Maybin desde los Marlins, lo cual significa que Gordon encajaría exclusivamente como intermedista por ahora.

Por lo tanto, no es sorprendente que Canó venga fildeando rodados en las instalaciones de béisbol de su padre en la República Domicanana, en la segunda base y también en las esquinas del cuadro interior.

SEATTLE - Cuando el dominicano Robinson Canó se reintegre a los Marineros este mes, su posición antigua, la segunda base, le pertenecería a Dee Gordon, quien abandonó la derrota del jueves por 7-3 ante Toronto con una lesión en el tobillo derecho. El martes, los Marineros adquirieron al jardinero central Cameron Maybin desde los Marlins, lo cual significa que Gordon encajaría exclusivamente como intermedista por ahora.

Por lo tanto, no es sorprendente que Canó venga fildeando rodados en las instalaciones de béisbol de su padre en la República Domicanana, en la segunda base y también en las esquinas del cuadro interior.

Los Marineros pretenden contar con el bate de Canó a diario una vez que el veterano termine de cumplir una suspensión de 80 juegos por dopaje el 14 de agosto. De estar sano Gordon, el quisqueyano compartiría la primera base con Ryon Healy y de vez en cuando vería acción como intermedista o bateador designado.

Si Canó ha de reemplazar a Andrew Romine como utility para el cuadro interior durante las últimas dos semanas de agosto, antes de que se expandan los rosters en septiembre, es preciso que sea capaz de jugar en la tercera base. Gordon es un ex campocorto que podría defender la esquina caliente en caso de una emergencia, pero Canó tendrá que ser más versátil que antes.

Aunque Canó disputó 80 juegos en las paradas cortas y 16 en la tercera base en ligas menores, ha fungido exclusivamente como intermedista desde que hizo su debut de Grandes Ligas en el 2005 a sus 22 años de edad. En 14 temporadas como ligamayorista, ha disputado 1,995 partidos en la segunda base y apenas un inning - en el 2013 como integrante de los Yankees - en el campo corto.

"Quiere ayudar de la forma que pueda", dijo el manager de los Marineros, Scott Servais, acerca de Canó. "Si eso significa darle a Kyle [Seager] un día libre en la tercera base o ver qué sucede en la inicial o jugar en la segunda base, va a jugar donde lo necesitemos.

"Quiere estar listo para manejar esos puestos. No lleva mucho tiempo en esas posiciones. Me alegro de que esté trabajando. Tiene buen brazo".

Canó ya tiene luz verde para ver acción en juegos de liga menor, pero por ahora, seguirá entrenando en la República Dominicana.

"Está muy ansioso por volver a jugar", dijo Servais. "No ve la hora de regresar y ayudar al equipo. Obviamente, necesita disputar algunos partidos antes de volver, pero está muy ansioso por regresar".