Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

El "factor X" de cada equipo de la División Oeste de la Liga Americana

MLB.com

En el Día Inaugural, cuatro de los cinco equipos que conforman la División Oeste de la Liga Americana -- los Astros, Angelinos, Marineros y Rangers - arrancaban con posibilidades auténticas de llegar a la postemporada. Más allá de los Astros, cada uno de estos clubes también iniciaba la campaña con una o dos interrogantes.

Tras dos semanas de temporada regular, ¿qué forma ha tomado esta carrera? Aquí les presentamos a los jugadores que serían claves para cada uno de los equipos de esta división en su lucha por llegar a octubre:

En el Día Inaugural, cuatro de los cinco equipos que conforman la División Oeste de la Liga Americana -- los Astros, Angelinos, Marineros y Rangers - arrancaban con posibilidades auténticas de llegar a la postemporada. Más allá de los Astros, cada uno de estos clubes también iniciaba la campaña con una o dos interrogantes.

Tras dos semanas de temporada regular, ¿qué forma ha tomado esta carrera? Aquí les presentamos a los jugadores que serían claves para cada uno de los equipos de esta división en su lucha por llegar a octubre:

Angelinos
Shohei Ohtani, pitcher abridor/bateador designado
Ohtani es más que un jugador especial en este equipo. Además de la producción que aporta como lanzador y bateador, también está la energía que el fenómeno japonés genera en las gradas y en la cueva. En una larga temporada, sería un error subestimar el impacto que este tipo de atributo puede tener en un equipo.

Astros
Ken Giles, cerrador
Los Astros son un equipo prácticamente sin puntos débiles - con excepción quizás de la parte trasera del bullpen. Esta campaña, el manager A.J. Hinch cuenta con la profundidad suficiente en su bullpen como para salir adelante sin designar a un cerrador fijo, y parece que eso tendrá que hacer después de ver a Giles batallar durante sus primeras presentaciones este año. Pero a Hinch le gustaría que su taponero recuperara el nivel que demostró durante la temporada regular del 2017, cuando Giles salvó 34 juegos en 38 oportunidades y promedió 11.9 ponches por cada 9.0 innings.

Video: HOU@MIN: Giles gets Buxton to ground out for the save

Atléticos
Kendall Graveman, pitcher abridor
Graveman tiene 27 años de edad y ha visto acción en 79 juegos de Grandes Ligas en las últimas cinco temporadas. Este es el año en que los Atléticos esperan que el derecho dé el próximo paso en su desarrollo. Hasta ahora, eso no ha sucedido, ya que Graveman no ha ganado un solo juego en tres aperturas y tiene efectividad de 9.45. Pero el optimismo persiste en Oakland, haciendo hincapié en que el derecho tiene el talento para tener éxito a este nivel.

Marineros
Dee Gordon, jardinero central/primer bate
Los Marineros creen que la velocidad y habilidad para embasarse de Gordon puede transformar una ofensiva promedio en una electrizante unidad que podría darle el empujón que este equipo necesita para regresar a octubre. Aunque existen otras interrogantes, el potencial de contar con esta clase de pelotero de impacto en la parte alta de la alineación agrega una dimensión que pocos equipos tienen. El velocista ha promediado 61 bases robadas y 98 carreras anotadas por año en sus primeras tres campañas completas.

Video: TOR@TEX: Colon K's four across two scoreless frames

Rangers
Bartolo Colón, pitcher abridor/relevista
El veterano dominicano y trotamundos del béisbol tiene el potencial de hacer dos cosas que los Rangers necesitan desesperadamente. Primero, tenemos la parte del pitcheo. Este equipo está desesperado por obtener ayuda en su rotación, y a pesar de contar con 44 años de edad, Colón todavía parece tener la capacidad de lanzar a un nivel lo suficientemente alto para ayudar. Segundo, sus aportes para mejorar la actitud y la cultura de este club también importan. Los lanzadores jóvenes pueden aprender bastante viendo cómo Colón le cambia la velocidad a sus pitcheos, ataca las debilidades de los bateadores y mantiene el aplomo tanto en los buenos como en los malos momentos. Más allá de eso, el Big Sexy puede sacarle una sonrisa a cualquiera dentro del terreno de juego, y eso es importante para un club que trata de mantenerse competitivo.