Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

¿Entrará Andruw Jones al Salón de la Fama principalmente por su guante?

MLB.com

No es un secreto que Andruw Jones sobresalió por su guante en el bosque central. Sus 10 Guantes de Oro consecutivos, de 1998 al 2007, son la mejor muestra y tras la evolución de las estadísticas, se llegó a ver la fantástica defensa de Jones.

Por ejemplo, a los 30 años de edad y cerca del final del apogeo de su carrera, Jones encabezó a los jardineros centrales salvando 17 carreras en la defensa, según Fielding Bible. Pero las estadísticas no eran necesarias para ver lo especial que era. Jones convirtió la defensa en una verdadera arte.

No es un secreto que Andruw Jones sobresalió por su guante en el bosque central. Sus 10 Guantes de Oro consecutivos, de 1998 al 2007, son la mejor muestra y tras la evolución de las estadísticas, se llegó a ver la fantástica defensa de Jones.

Por ejemplo, a los 30 años de edad y cerca del final del apogeo de su carrera, Jones encabezó a los jardineros centrales salvando 17 carreras en la defensa, según Fielding Bible. Pero las estadísticas no eran necesarias para ver lo especial que era. Jones convirtió la defensa en una verdadera arte.

Sin embargo, como se mencionó antes, la carrera de Jones enfrentó obstáculos a los 30 años de edad. Su campaña con dicha edad, el 2007, fue la última con los Bravos, luego fue parte de cuatro equipos diferentes, aunque logró mantenerse en salud para jugar más de 100 encuentros en apenas una temporada. Bateó .210/.316/.424 en sus últimos cinco años y sus impecables números defensivos sufrieron un descenso. Esto no es fuera de lo común; el nivel de varios excelentes jugadores no disminuye gradualmente, sino inmediatamente. Jones se retiró a los 35 años de edad.

Pero su carrera concluyó con 67 de WAR (victorias por encima del reemplazo) según FanGraphs y 63 de WAR según Baseball Reference, números que lo colocan en el debate para ser elegido al Salón de la Fama. Según la estadística JAWS de Jay Jaffe, que combina el mejor año de un jugador con el de su carrera, Jones es 11mo entre los jardineros centrales, por debajo de sólo un guardabosque elegible al Salón de la Fama, Kenny Lofton.

Hay 12 jardineros centrales ya inmortalizados en Cooperstown por debajo de Jones en JAWS.

El motivo por el que Jones está entre los líderes es porque varias estadísticas defensivas no sólo ven a Jones como un excelente jardinero central, sino que lo colocan como el mejor jardinero central de todos los tiempos. Y por mucho.

WAR defensivo según Baseball Reference

1. Andruw Jones, 24.1 de WAR
2. Paul Blair, 18.6
3. Willie Mays, 18.1
4. Devon White, 16.2
5. Jim Piersall, 15.3

El problema con esta lista es que el WAR defensivo de Jones fue calculado diferente a los de Blair y Mays. Ahora existe más información y en el futuro habrá más cifras para medir los desempeños de guardabosques como Byron Buxton y Lorenzo Cain.

Pero los argumentos para Jones caen sobre la lista anterior. Si algunos piensan que es uno de los mejores jardineros centrales en la historia de las Grandes Ligas -- o al menos en el debate -- entonces estaría cerca de entrar al Salón de la Fama.

Jones no fue un gran bateador; su promedio de por vida de .254 y porcentaje de embasarse de .337 no son dignos para Cooperstown. Pero sacudió 434 jonrones (encabezó la Liga Nacional en el 2005), empujó 100 carreras en cinco ocasiones, anotó 100 carreras cuatro veces y tuvo slugging de casi .500 (.497) hasta que su cuerpo se desgastó. Tuvo un buen bate en el apogeo de su carrera. Todo esto con su insuperable defensa, son argumentos para el Salón.

Pero sería recalcando la última parte. Su defensa no solamente debe ser buena, debe ser fantástica. Por lo visto, la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica ha elegido a cuatro jugadores principalmente por su defensa:

2002, Ozzie Smith. El mejor torpedero defensivo en la historia; aunque pocos destacan su desempeño en el plato.

1984, Luis Aparicio. El venezolano tuvo una gran defensa y en su época también fue el mejor para robar bases.

1982, Brooks Robinson. Ganó un premio al Jugador Más Valioso y sobresalió por su bate en 1964, pero no se destacó en aquella categoría el resto de su carrera. Pero fue un gran antesalista.

1954, Rabbit Maranville. Fue un jugador excéntrico y un excelente campocorto. Sin embargo, no bateaba para nada.

Jones caería en este grupo para los que piensan que fue un legendario jardinero central.

Ahora hay que tener en cuenta a un candidato de hace unos años: Jim Edmonds. Tuvo una gran defensa, pero un mejor bate que Jones, creando 150 carreras más que Jones en menos tiempo en la Gran Carpa.

Edmonds recibió 2.5% de los votos en su único año en la boleta para el Salón de la Fama. Es decir, para que el 97.5% de los votantes vean que Jones es digno de ser inmortalizado, tendrían que pensar que tuvo una defensa superior a la de Edmonds.

Andruw Jones fue el mejor jardinero central de su tiempo y un buen bateador. Pero eso no sería suficiente para que sea elegido al Salón de la Fama.