Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

El veterano Joey Votto está decidido a rendir más en el 2019

(Andy Lyons/Getty Images)
8 de diciembre de 2018

CINCINNATI -- Joey Votto podría haber tenido una temporada 2018 que él mismo quisiera olvidar, pero el inicialista no la dejó ir aun después de ver acción en el juego número 162 de los Rojos. No, en cambio, Votto reflexionó acerca de lo que salió mal y ahora está decidido

CINCINNATI -- Joey Votto podría haber tenido una temporada 2018 que él mismo quisiera olvidar, pero el inicialista no la dejó ir aun después de ver acción en el juego número 162 de los Rojos. No, en cambio, Votto reflexionó acerca de lo que salió mal y ahora está decidido a recuperar su nivel en el 2019.
Votto bateó .284 con promedio de embasarse de .417 y slugging de .419 junto a 12 jonrones y 67 carreras remolcadas en 145 compromisos la pasada campaña. Para muchos jugadores esos números serían respetables, pero para él, fueron decepcionantes -por decirlo de una manera moderada- especialmente después de casi ganar el trofeo de Jugador Más Valioso de la Liga Nacional por segunda vez con un tremendo año en el 2017.
"Esta pasada campaña me sentí fuera de ritmo", lamentó Votto mientras firmaba autógrafos el sábado en el Redsfest, celebrado en el Centro de Convenciones Duke Energy. "Lo he dicho antes, pero me sentí un paso atrás todo el año. Normalmente, me siento un paso adelante cada día todo el año. Estoy haciendo todo lo posible para asegurarme de estar preparado física y mentalmente. Me estoy asegurando de estar completamente listo para esta próxima temporada".
Cuando hizo un recuento de las fallas que tuvo en el 2018, el toletero de 35 años de edad concluyó que necesitaba realizar más trabajo de acondicionamiento.
"No estuve donde hubiese querido estar", declaró Votto. "Me gusta llegar 100% listo a los entrenamientos primaverales y al arranque de la temporada regular. Creo que esta pasada campaña me quedé corto en ese aspecto".
Hace par de años, Votto estuvo a punto de llevarse el trofeo de JMV cuando finalizó apenas dos puntos detrás del ganador Giancarlo Stanton. Fue una temporada en la que inició todos los 162 encuentros de ésta y tuvo una línea ofensiva de .320/.454/.578 con 36 vuelacercas y 100 empujadas.
La pasada campaña, Votto disparó la menor cantidad de cuadrangulares en su carrera salvo aquella temporada del 2014 plagada de lesiones en la que se vio limitado a 62 compromisos y se voló la cerca solamente seis veces. También se vio mermado cuando el derecho de los Nacionales Ryan Madson lo golpeó con una recta en la rodilla derecha el 4 de agosto. Para mediados de ese mes, Votto fue enviado a la lista de incapacitados por dos semanas con una contusión en la pierna derecha.
Pero mucho antes de sufrir dicha lesión, hubo trechos poco característicos del cañonero zurdo. Votto no produjo una sola carrera en 18 juegos seguidos entre mayo y junio -la racha de esa índole más larga de su carrera. Tampoco pudo volarse la barda entre el 9 de julio y el 8 de septiembre.
Seis veces convocado al Juego de Estrellas, incluyendo el año pasado, y JMV por la Liga Nacional en el 2010, a Votto le gusta identificar áreas en las que puede mejorar durante cada receso de temporada. Par de inviernos atrás, el veterano trabajó para elevar su defensa. El año pasado, hizo lo propio para mejorar su corrido de bases.
Este invierno, aparte de su trabajo de acondicionamiento, Votto está retomando su enfoque en un área que lo convirtió en un jugador de élite en la Gran Carpa: bateo.
"El 2018 fue un año bien malo para mí a la ofensiva. No fue nada divertido", expresó Votto. "Normalmente juego a un nivel en el que me divierto, pero el año pasado, sentí como si caminase sobre lodo. Fue confuso y frustrante. No quiero volver a sentirme así, y espero que no me vuelva a suceder".
¿Qué sigue este invierno para Votto? Trabajo y más trabajo.
"A mí me gusta entrenar y prepararme por varios meses", destacó Votto. "Los entrenamientos primaverales deberían sentirse fáciles. Esa es mi meta, llegar a la pretemporada y no batallar. … Especialmente en un año en el que vamos a experimentar más interacción con los coaches -estoy seguro de que habrá una nueva estrategia con los instructores de bateo, pitcheo y el dirigente. Quiero asegurarme de que la parte física sea fácil".
En octubre, los Rojos firmaron a David Bell como su nuevo timonel, y el cuerpo de instructores fue renovado casi por completo. Bell será el sexto manager para el que Votto haya jugado desde su debut en las Mayores en el 2007.
Tras admitir que no siempre es fácil empezar de cero con un nuevo capataz, Votto habló con Bell el viernes durante el Redsfest.
"Le dije a David que espero que él sea el último dirigente para el que yo juegue", relató Votto. "Ya sea por cinco o seis años más o sea cual sea el número de años que me queden por jugar, realmente espero que los Rojos se conviertan en un equipo con calibre de campeones. Espero que David sea quien nos pueda guiar por ese camino".