Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Jon Jay está contento de jugar en Arizona con algunos "viejos amigos" de los Cardenales

LasMayores.com

PHOENIX - Cuando Jon Jay fue canjeado de los Reales a los Diamondbacks el pasado 6 de junio, encontró muchas caras conocidas en el clubhouse de Arizona.

Además de su buen amigo desde ligas menores, Daniel Descalso, Jay se reunió con otros ex compañeros de los Cardenales como el mexicano Fernando Salas y Shelby Miller. Y ni hablar de su instructor de tantos años en San Luis, Dave McKay, quien ahora funge como coach de primera, de los jardines y de corrido de bases en los Diamondbacks.

PHOENIX - Cuando Jon Jay fue canjeado de los Reales a los Diamondbacks el pasado 6 de junio, encontró muchas caras conocidas en el clubhouse de Arizona.

Además de su buen amigo desde ligas menores, Daniel Descalso, Jay se reunió con otros ex compañeros de los Cardenales como el mexicano Fernando Salas y Shelby Miller. Y ni hablar de su instructor de tantos años en San Luis, Dave McKay, quien ahora funge como coach de primera, de los jardines y de corrido de bases en los Diamondbacks.

"Creo que es algo que me ayudó en mi transición aquí, conocer ya esas caras", dijo el jardinero Jay, miamense de familia cubana. "Creamos muchos buenos recuerdos".

Video: SF@ARI: Jay a gusto en los Diamondbacks

Efectivamente, después de ganar junto a Descalso un título de la Liga del Pacífico con Triple-A Memphis en el sistema de San Luis, Jay fue parte de cinco equipos consecutivos de los Cardenales que clasificaron para los playoffs del 2011 al 2015, lo cual incluyó un título de Serie Mundial en el inolvidable Clásico de Otoño de aquel 2011 y un banderín de la Liga Nacional en el 2013.

"Ha sido bien divertido estar reunido con Jon", comentó Descalso, utility de lujo de los Diamondbacks. "Somos bien unidos desde que subimos juntos por el sistema de liga menor (en San Luis) y luego jugamos varios años juntos en Grandes Ligas. Siempre mantuvimos el contacto a través de los años y ahora es divertido volver a ser compañeros de equipo.

"Siempre es divertido cuando juegas junto a amigos y muchachos con los que tengas familiaridad. En este juego hay tantos cambios de jugadores que a veces es difícil mantener la profundidad de la amistad, así que definitivamente es divertido estar reunido con algunos de los muchachos con los que ganamos la Serie Mundial".

A nivel colectivo, Jay pretende formar parte de su séptimo equipo clasificado para la postemporada en un total de nueve temporadas en Grandes Ligas, luego de alcanzar la Serie de Campeonato de la Liga Nacional en el 2017 con los Cachorros.

"Nos llevamos bien y eso es lo que se ve en un equipo ganador", dijo Jay. "(Los Diamondbacks) tienen eso desde hace un tiempo y ya vieron lo que hicieron el año pasado (ganadores del Juego del Comodín de la Nacional). Yo he sido una adición a eso y estoy tratando de poner de mi parte, pero estos muchachos tienen lo necesario para ganar".

Video: ARI@PIT: Jay pulls an RBI double down the line

SABOR DE SAN LUIS EN EL DESIERTO
Los Diamondbacks llevan un fuerte sello de los Medias Rojas. De dicha organización salió el gerente general Mike Hazen y el manager Torey Lovullo, además de Deven Marrero y Clay Buchholz (lesionados ahora mismo) en el roster de 40.

Pero en estos momentos, con Jay, Descalso, Salas, Miller y McKay, además de la huella que dejó el ex jefe de operaciones de béisbol, Tony La Russa, se ve la presencia de muchos productos de los Cardenales.

"El denominador común es la química", opinó Jay. "Los muchachos se apoyan uno al otro y eso lo aprendimos en ligas menores en los Cardenales. Así nos criamos como peloteros y veo lo mismo aquí. Veo a los compañeros apoyándose y aplaudiendo los éxitos de los otros. Hay muchas piezas intercambiables aquí, pero los muchachos están contentos con el rol que tengan en un día determinado y eso es crucial".

Lovullo ha visto a Jay acoplarse a su nuevo equipo en ese sentido.

"Es una gran persona y un excelente compañero de equipo", expresó el piloto. "Obviamente, fue criado en un gran sistema como es el de los Cardenales de San Luis y jugó de la manera correcta desde el principio en ligas menores. Veo a un pelotero humilde y trabajador que quiere ayudar a su equipo todas las noches".

¿Puede incidir en Arizona ese historial de éxitos de parte del grupo de exjugadores de San Luis?

"Cuando tienes la oportunidad de ser parte de un equipo ganador que esté en los playoffs con frecuencia, aprendes mucho", dijo Descalso. "Aprendes a jugar en partidos importantes y aprendes a ganarlos. Creo que todos hemos podido llevar esa experiencia a donde hemos llegado y hemos tratado de ayudar a otros que tal vez no han tenido la oportunidad de estar en un ambiente ganador".

Video: ARI@PIT: Jay doubles to right and drives in a pair

Lovullo le su valor debido a esa clase de pedigrí.

"Creo que si vienes de una cultura ganadora, eso puede reforzar el rumbo positivo", manifestó. "Hay algo diferente cuando dices que vienes de una cultura que ganó un campeonato de Serie Mundial. Eso es lo que tiene Jarrod Dyson también (campeón con los Reales en el 2015 y ahora guardabosque de los Diamondbacks). Él sabe lo que se requiere para triunfar.

"Es una temporada larga y dura. Es un proceso largo y en el camino no puedes emocionarte demasiado ni desilusionarte más de la cuenta. Hay que traer esa actitud ganadora y los otros jugadores saben de dónde vienes y si tienes trofeos (de campeón). Los otros quieren vivir eso también".

Jay quiere repetirlo, con viejos amigos.

"Para mí, significaría un mundo, sobre todo con Daniel", dijo. "No sabíamos si tendríamos la oportunidad de volver a jugar juntos, y es algo grande estar en esta situación los dos en un equipo con posibilidades de jugar en octubre".