Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Manny Mota recuerda otros maratones de los Dodgers, como jugador y coach

(Mark J. Terrill/AP)
27 de octubre de 2018

LOS ANGELES - Después del maratón de 18 innings y siete horas con 20 minutos ganado por los Dodgers sobre los Medias Rojas en el Juego 3 de la Serie Mundial el viernes (¿sábado?), la leyenda de los azules, Manuel Mota, se encontraba en el Dodger Stadium sirviéndose un café

LOS ANGELES - Después del maratón de 18 innings y siete horas con 20 minutos ganado por los Dodgers sobre los Medias Rojas en el Juego 3 de la Serie Mundial el viernes (¿sábado?), la leyenda de los azules, Manuel Mota, se encontraba en el Dodger Stadium sirviéndose un café bien merecido el sábado poco después de las 11 de la mañana.
Con tantas vueltas que dio el partido del viernes, en el que Los Angeles redujo a 2-1 la ventaja de Boston en la serie al mejor de siete, el dominicano Mota reflexionó sobre algunos juegos parecidos en los que estuvo involucrado como jugador o instructor de los Dodgers.
El primero que recordó fue el Juego 1 de la Serie Mundial de 1977, cuando falló en un turno como bateador emergente en lo que sería una derrota de los Dodgers por 4-3 ante los Yankees en 12 entradas.
Luego, Mota mencionó dos partidos como coach de los azules.
Uno fue el 23 de agosto de 1989 entre los Dodgers y los Expos en el Estadio Olímpico de Montreal. El juego fue iniciado por el compatriota de Mota, el dominicano Pascual "Cutá" Pérez, quien tiró 8.0 ceros ante los bates de Los Angeles. Orel Hershiser fue igual de efectivo, lanzando 7.0 episodios en blanco. El partido sería decidido por un jonrón de Rick Dempsey en la entrada número 22. Pero lo más notable del encuentro fue que después de varias quejas del manager Tommy Lasorda sobre la mascota de los Expos, Youppi - que daba saltos en el techo del dugout de los Dodgers - el pintoresco personaje animador fue expulsado del partido por uno de los árbitros. Así como lo leen.
También estando Mota como instructor de Los Angeles, los Dodgers realizaron otro juego maratónico el 3 de junio de ese mismo 1989, en el Astrodome contra Houston. Orel Hershiser tiró 7.0 entradas en blanco como relevista, muy similar a lo hecho por Nathan Eovaldi para los Medias Rojas el viernes. ¡Lanzó el infielder Jeff Hamilton y el mexicano Fernando Valenzuela llegó a jugar en la primera base, sin pitchar en el encuentro! Los Dodgers lo pagarían caro en el capítulo 22, cuando el dominicano Rafaelín Ramírez conectó una línea que el "Toro" no pudo alcanzar y que terminó siendo el batazo ganador del cotejo a favor de los Astros.
Pero el juego que más recuerda Mota, porque "me fui de 9-0", fue el 24 de mayo de 1973 en el Dodger Stadium. Ese día, los Dodgers y el zurdo Tommy John - el de la famosa cirugía- se midieron con los Mets, siendo el abridor de Nueva York el Salón de la Fama Tom Seaver.
Los Mets anotaron una en la séptima y otra en la octava para empatar el encuentro 3-3. De ahí en adelante, nadie anotó hasta la entrada número 19, cuando Nueva York produjo cuatro para ganar 7-3.
Y sí, Mota se fue de 9-0, con un ponche.