Reina el talento internacional en los Marineros

10 de mayo de 2020

SEATTLE -- Cuando se trata de adquirir nuevo talento, suele ponerse mucha atención en el draft de MLB del mes de junio. Pero hay otras formas de conseguir jóvenes prometedores y los Marineros han aprovechado el mercado internacionales igual o mejor que la inmensa mayoría las franquicias del béisbol de Grandes Ligas.

Así que pensando en eso, aquí están las cinco contrataciones más importantes de los Marineros en el mercado internacional.

1) Edgar Martínez

Es difícil encontrar una mejor ganga que el puertorriqueño Edgar Martínez, que terminó convertido en un pelotero del Salón de la Fama y una figura reverenciada en la historia de los Marineros después de firmar por apenas US$4,000 a los 19 años en su isla natal.

Martínez estaba estudiando administración de empresas en la American University en Puerto Rico y trabajando en las noches para poder mantenerse, además de jugar pelota semi-profesional los fines de semana. Su primero, Carmelo Martínez, fue quien llamó la atención de la mayoría de los scouts, pero Edgar logró que los Marineros se fijaran en él durante una prueba para jóvenes talentos en 1982.

A pesar de que no estaba convencido de dejar su trabajo por un bono tan pequeño, Edgar terminó siguiendo los consejos de Carmelo y aceptando la oferta de los Marineros. A pesar de explotó tarde, Martínez terminaría siendo uno de los grandes bateadores derechos de su generación, dejando una notable línea de .312/.418/.515 y asistiendo a siete Juegos de Estrellas en sus 18 años en Seattle.

2) Ichiro Suzuki

Después de quedarse con Ichiro en el sistema de postas, los Marineros firmaron al entonces pelotero de 27 años por tres temporadas y US$14 millones en el 2000. No pasó mucho tiempo para que la inversión rindiera dividendos. Ichiro fue Jugador Más Valioso de la Liga Americana y Novato del Año y la bujía de un club que ganó 116 juegos en el 2001. En total, fue 10 veces seguidas al Juego de Estrellas y ganó 10 Guantes de Oro durante su excepcional carrera de 19 campañas en la Gran Carpa.

Relacionado

3) Félix Hernández

El hombre que terminaría convertido en el Rey de Seattle llamó primero la atención de los Marineros siendo un adolescente de 14 años en Maracaibo, Venezuela, donde fue visto por un scout a medio tiempo del equipo, llamado Luis Fuenmayor, lanzando rectas de más de 90 millas por hora durante un torneo nacional.

Los Marineros no fueron el único equipo de MLB en notar al joven fenómeno, pero Fuenmayor le avisó rápidamente a Pedro Avila y Emilio Carrasquel y al entonces directos de scouts internacionales de los Marineros, Bob Engle. Así, Seattle estableció una rápida y fuerte relación con Hernández y su papá, Félix padre, que desembocó en la familia aceptando la oferta de los Marineros de US$710,000 por su firma cuando cumplió 16 años.

Aunque es difícil hacer proyecciones con pitchers de 16 años, Hernández cumplió y superó de sobra las expectativas. El talentoso derecho llegó a las Grandes Ligas a los 19 años y se convirtió en uno de los pitchers abridores más exitosos en la historia de la franquicia. Fue a seis Juegos de Estrellas, ganó dos títulos de efectividad, el Cy Young de la LA en el 2010 y es todavía el último pitcher en lanzar un juego perfecto en MLB (2012).

4) Omar Vizquel

Vizquel, otro ejemplo de que no siempre hace falta una gran inversión para conseguir estrellas, firmó por US$2,000 con los Marineros a los 16 años en su natal Caracas, Venezuela, en 1984.

Vizquel hizo su debut en MLB en 1989 y jugó sus primeras cinco temporadas para los Marineros, ganando su primer Guante de Oro de la LA en 1993, antes de que fuese cambiado a los Indios.

El genial torpedero terminaría jugando 24 campañas en las Mayores, ganando otros 10 Guantes de Oro, sumando 2,877 hits y disputando más juegos (2,968) en MLB que ningún otro pelotero nacido fuera de Estados Unidos.

5) Hisashi Iwakuma

Iwakuma terminó siendo un sólido abridor después de acceder a firmar por US$1.5 millones en el 2012, más US$3.4 millones en potenciales incentivos. Durante seis temporadas en Seattle, Iwakuma dejó récord de 63-39 con 3.42 de EFE en 150 juegos (136 aperturas). Fue al Juego de Estrellas en el 2013, temporada en la que dejó récord de 14-6 con 2.66 de EFE en 33 aperturas y en el 2015 lanzó ante los Orioles el quinto juego sin hit ni carrera en la historia de la franquicia.