Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

René Rivera y su esposa repartirán juguetes en Puerto Rico

15 de diciembre de 2017

El receptor puertorriqueño de Grandes Ligas, René Rivera, se ha sumado a los ayudantes de Santa Claus para esta Navidad.Rivera y su esposa, Mariel, han unido fuerzas con las cadenas de tiendas K-mart y Sears en una campaña llamada "Que Ningún Niño Pierda la Ilusión", que tiene como objetivo recolectar

El receptor puertorriqueño de Grandes Ligas, René Rivera, se ha sumado a los ayudantes de Santa Claus para esta Navidad.
Rivera y su esposa, Mariel, han unido fuerzas con las cadenas de tiendas K-mart y Sears en una campaña llamada "Que Ningún Niño Pierda la Ilusión", que tiene como objetivo recolectar juguetes para los niños de Puerto Rico luego de que la isla quedara devastada por el paso de los Huracanes María e Irma.
Hasta el momento, han recaudado aproximadamente 18,000 juguetes. El boricua Carlos Beltrán, quien después de ganar la Serie Mundial con los Astros anunció su retiro como jugador de Grandes Ligas, hizo una donación incluso.
Con el fin de llegar a la meta de 25,000 juguetes, el sábado de 1:00 a 3:00 de la tarde Rivera y su esposa recibirán donaciones en la tienda K-Mart en el centro comercial Rexville en Bayamón, el pueblo natal del receptor. Todo el que done un juguete recibirá una camiseta firmada de los Cachorros de Chicago - equipo por el que Rivera jugó en el 2017 - y podrá conocer al jugador.
"Esperamos que todo el mundo comparta un rato y nos pueda ayudar a llegar a la meta para llevarle a estos niños la alegría y el gozo de la Navidad", dijo Rivera, quien es agente libre ahora mismo.
También se pueden hacer donaciones en línea hasta el sábado y en algunas tiendas K-mart y Sears en Miami, Arizona y Chicago hasta el domingo.
La pareja tiene previsto visitar 11 pueblos en Puerto Rico entre el lunes y el miércoles de la próxima semana para repartir los regalos. Pero pese a su gran esfuerzo, no tienen intenciones de tomarse el crédito - al menos no ante los ojos de los niños.
"Nosotros queremos que sea Santa Claus quien le lleve el juguete al niño y le diga que las cosas que están pasando en la isla no son fáciles, pero que Santa Claus llegó", dijo Rivera.