Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

La rivalidad de Nueva York ha vuelto a su "normalidad"

MLB.com

NUEVA YORK - Tras una Serie del Subway que sacó a relucir los diferentes rumbos que han tomado las dos franquicias de la Gran Manzana, cuesta creer que hace poco los Mets estuvieron en posición de desplazar a los Yankees en la jerarquía del béisbol neoyorquino.

Los Yankees les ganaron dos de tres juegos a los Mets en el Citi Field durante el fin de semana para amanecer el lunes en el primer lugar del Este de la Liga Americana con marca de 42-19. De su parte, los Metropolitanos rompieron una racha de ocho derrotas el domingo, pero están a 7.5 juegos de la cima del Este de la Liga Nacional con foja de 28-34.

NUEVA YORK - Tras una Serie del Subway que sacó a relucir los diferentes rumbos que han tomado las dos franquicias de la Gran Manzana, cuesta creer que hace poco los Mets estuvieron en posición de desplazar a los Yankees en la jerarquía del béisbol neoyorquino.

Los Yankees les ganaron dos de tres juegos a los Mets en el Citi Field durante el fin de semana para amanecer el lunes en el primer lugar del Este de la Liga Americana con marca de 42-19. De su parte, los Metropolitanos rompieron una racha de ocho derrotas el domingo, pero están a 7.5 juegos de la cima del Este de la Liga Nacional con foja de 28-34.

Para los Mets, jugar bajo la sombra de sus homólogos del Bronx es costumbre. Entre las dos franquicias, los Yankees gozan de más historia, más prestigio y más éxito. Los Bombarderos obtuvieron su vigésimo título de Serie Mundial en 1962, año en el que los Mets se incorporaron a Grandes Ligas, y desde entonces se han coronado siete veces. Los Mets llevan dos campeonatos en su historia, siendo el más reciente en 1986.

Video: NYY@NYM: Gregorius makes nice backhanded out

Desde 1997, cuando comenzaron los juegos interligas de temporada regular, los Yankees tienen marca de 68-47 en su serie particular contra los Mets. En el 2000, cuando los clubes chocaron en el Clásico de Otoño, los Yankees prevalecieron en cinco partidos.

No obstante, los jugadores de ambos clubes suelen restarle importancia a la rivalidad entre los Mets y Yankees, señalando que los equipos juegan en diferentes ligas.

"Para mí, nunca ha sido cuestión de tratar de adueñarnos de la ciudad", dijo el tercera base veterano y capitán de los Mets, David Wright, quien no juega en la Gran Carpa desde el 2016 por lesiones. "Los Yankees tienen una fanaticada bien leal, muy apasionada. Diría lo mismo de los fans de los Mets".

Pero hace par de años, los Mets tuvieron la oportunidad de opacar a los Yankees. En octubre del 2015, era en el Citi Field, y no en el Yankee Stadium, donde se celebraron partidos de Serie Mundial. Los Mets perdieron ante los Reales en cinco juegos, pero la novena de Queens y sus seguidores soñaban en grande, gracias en gran parte a un quinteto de abridores jóvenes cultivados dentro de la organización: Noah Syndergaard, Matt Harvey, Jacob deGrom, Steven Matz y Zack Wheeler.

Video: NYY@NYM: Severino fans Frazier in the 1st

"Fue algo especial, dado el tiempo que llevo aquí y los momentos difíciles que he experimentado, salir de la nada y capturar la Liga Nacional y jugar en la Serie Mundial", expresó Wright, quien debutó con el club en el 2004. "Cuando volvimos de Kansas City, ver [el Citi Field] repleto, el primer juego de Serie Mundial en el Citi Field, la electricidad que se sentía, definitivamente es algo que te motiva para volver a ese punto. Es lo más que me he divertido en un terreno de béisbol".

En el 2016, los Mets superaron adversidad para volver a la postemporada mediante uno de los Comodines del Viejo Circuito. Los Yankees quedaron fuera de los playoffs esa temporada luego de desmantelar un roster de veteranos y se encontraban en un período de reconstrucción e incertidumbre.

Pero hace un año, la ciudad volvió a un panorama mucho más familiar. Unos Yankees rejuvenecidos superaron las expectativas para quedar a ley de un triunfo de la Serie Mundial, mientras que los Mets, diezmados por las lesiones, terminaron en el cuarto lugar de su división con foja de 72-90.

Parecía que los Mets iban a dar de qué hablar este año cuando arrancaron con marca de 11-1 y los Yankees empezaron con 6-6. Pero desde entonces, se ha restaurado la homeostasis en la Gran Manzana.

Con una camada de jóvenes y una potente ofensiva que cuenta con Giancarlo Stanton y Aaron Judge, los Yankees están en posición de sumar más de 100 victorias esta temporada y competir por varios años. El torpedero Didi Gregorius, quien llegó a los Yankees en un canje previo a la campaña del 2015, ha sido testigo de la transformación de los Mulos.

Video: NYY@NYM: Robertson rebounds with a strikeout

"En el 2016, dimos un paso hacia adelante y el 2017 fue el año que en realidad competimos", dijo el curazoleño. "Para mí, han sido años de mejoría para todos en general".

Del otro lado del Río Este, los Mets han perdido 10 de sus últimos 13 juegos y se encuentran en una encrucijada faltando menos de dos meses para la fecha límite de cambios: tratar de recuperarse para dar la pelea esta temporada o reconstruir su roster.

La discrepancia entre los dos clubes se refleja en la evolución de los prospectos de lujo de ambos. El dominicano Miguel Andújar y el venezolano Gleyber Torres son los últimos de los llamados Baby Bombers que se han hecho sentir de inmediato en los Yankees, como lo vienen haciendo Judge y los quisqueyanos Gary Sánchez y Luis Severino. Andújar y Torres, quienes batean .310 y .297 esta temporada, respectivamente, se fueron de 19-7 con dos HR, tres remolcadas y tres carreras anotadas en los tres juegos ante los Mets.

Por el contrario, las promesas de los Mets - el campocorto dominicano Amed Rosario y el guardabosque Michael Conforto - batean .244 y .215, respectivamente, y luchan por afianzarse como ligamayoristas.

¿Y aquella la rotación con la que soñaban los Mets?

Una cirugía Tommy John y otra para aliviar el síndrome de apertura torácica descarrilaron la carrera de Harvey, quien ahora busca revivir con los Rojos de Cincinnati. Y en lugar de ser pilares de un equipo exitoso, a Syndergaard y deGrom se les menciona como posibles fichas de cambio que podrían ayudar a los Mets a reabastecer su finca. Cualquiera de los dos abridores sería atractivo para un equipo contendiente que necesite pitcheo y tenga los prospectos para adquirirlo - un equipo como los Yankees, por ejemplo.

"Los equipos cambian constantemente - el personal, los jugadores", señaló el jardinero veterano Brett Gardner, quien debutó con los Yankees en el 2008 y es el jugador que más tiempo lleva con el club. "Se cambian jugadores. Suben muchachos jóvenes. Es difícil comparar a un equipo de este año a uno de hace par de años atrás".

Los elencos de los Yankees y Mets han cambiado, definitivamente. Pero por ahora, el guion en Nueva York sigue siendo el mismo de siempre.