Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Walker Buehler y los Dodgers hicieron historia en el Estadio de Béisbol Monterrey

LasMayores.com

MONTERREY, México - Mientras el dominicano Albert Pujols daba su hit 3,000 de por vida en Seattle el viernes por la noche, en el Estadio de Béisbol Monterrey se cocinaba otro hecho histórico en el diamante de béisbol.

En medio de lluvias y un enfrentamiento entre rivales de la División Oeste de la Liga Nacional, el joven Walker Buehler se combinó con tres relevistas para brindarles a los Dodgers el 23er juego sin hit ni carrera en su historia y su primero entre dos lanzadores o más. Fue el 12mo no-hitter combinado en la historia de Grandes Ligas.

MONTERREY, México - Mientras el dominicano Albert Pujols daba su hit 3,000 de por vida en Seattle el viernes por la noche, en el Estadio de Béisbol Monterrey se cocinaba otro hecho histórico en el diamante de béisbol.

En medio de lluvias y un enfrentamiento entre rivales de la División Oeste de la Liga Nacional, el joven Walker Buehler se combinó con tres relevistas para brindarles a los Dodgers el 23er juego sin hit ni carrera en su historia y su primero entre dos lanzadores o más. Fue el 12mo no-hitter combinado en la historia de Grandes Ligas.

"El ambiente es increíble. Es ruidoso", dijo Buehler tras la victoria de los Dodgers sobre los Padres por 4-0. "Lo único que puedes hacer con eso es alimentarte de energía".

Viniendo de una cirugía Tommy John hace tres años y haciendo apenas su tercera apertura del 2018 a nivel de Grandes Ligas, Buehler era candidato para ser sacado antes de completar su juego sin hit ni carrera. Con un total de 93 pitcheos realizados tras seis entradas, en las que ponchó a ocho bateadores y dio tres bases por bolas, era hora de ponerle fin a su presentación.

Al menos así lo vieron los Dodgers.

"Fue fácil, considerando su cuenta de pitcheos, que estaba en su punto más alto y faltando tres innings", dijo el manager de los Dodgers, Dave Roberts, sobre la decisión de sacar a Buehler-tal como lo ha hecho en el pasado con Rich Hill y Ross Stripling en circunstancias parecidas. "Fue una decisión bastante fácil, pero estuve contento con la forma en que tiró la bola y nos dio la oportunidad de ganar. Fue una noche especial para todos nosotros.

"Él comprendió totalmente mi punto de vista y el de la organización en cuanto a lo importante que es para nosotros".

Para el equipo de Los Angeles, tiene sentido la idea de cuidar el brazo de una de sus piezas más importantes para el futuro cercano y a largo plazo. Pero Buehler no se vio tan convencido al tocar el tema.

"Fue probablemente una de las conversaciones más difíciles de esa índole que he tenido", reveló el derecho. "Obviamente yo quería seguir, pero son decisiones por encima de mi persona. Vi a los otros muchachos terminarlo y fue bastante bueno eso".

Tony Cingrani, el dominicano Yimi García y Adam Liberatore se encargaron de las entradas 7, 8 y 9, respectivamente.

"No importa que sea un lanzador o cinco", comentó el puertorriqueño Kike Hernández, quien conectó jonrón solitario en el segundo capítulo para respaldar la labor de Buehler. "Es extremadamente especial y no es un logro fácil, así que es una noche que probablemente ninguno de los nosotros va a olvidar".