Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Willians Astudillo sorprende a un corredor en primera tirando sin mirar

Cut 4

Para que un cátcher tenga éxito al momento de lanzar a la espalda de un corredor y sorprenderlo, tienen que combinarse una serie de factores. Primero, el corredor no puede estar esperando el tiro. Segundo, el catcher tiene que actuar rápido. Por último, el receptor debe tener un buen brazo para que el corredor no tenga tiempo de regresar a la base una vez que vea qué está pasando. Gracias a la combinación de esos últimos dos factores, el venezolano Willson Contreras y el boricua Yadier Molina se han convertido en maestros de ese arte.

El lunes por la noche, el receptor venezolano de los Mellizos, Willians Astudillo, sacó su propia receta para pesar de los Yankees. Su arte se basa completamente en el engaño.

Para que un cátcher tenga éxito al momento de lanzar a la espalda de un corredor y sorprenderlo, tienen que combinarse una serie de factores. Primero, el corredor no puede estar esperando el tiro. Segundo, el catcher tiene que actuar rápido. Por último, el receptor debe tener un buen brazo para que el corredor no tenga tiempo de regresar a la base una vez que vea qué está pasando. Gracias a la combinación de esos últimos dos factores, el venezolano Willson Contreras y el boricua Yadier Molina se han convertido en maestros de ese arte.

El lunes por la noche, el receptor venezolano de los Mellizos, Willians Astudillo, sacó su propia receta para pesar de los Yankees. Su arte se basa completamente en el engaño.

Astudillo sorprendió a Shane Robinson por un margen bien confortable no porque su movimiento fue excepcionalmente rápido, o su tiro impresionantemente fuerte. Lo sorprendió porque hasta el momento en el que soltó la pelota, Astudillo tenía todo el mundo convencido de que iba a hacer un tiro rutinario de vuelta al lanzador, incluyendo al primera base boricua Kenny Vargas.

Con este tipo de viveza a mano, esperen ahora que los corredores se mantengan un poquito más cerca de la base cada vez que Astudillo esté detrás del plato.