Anomalía: Ningún equipo inició con 3-0

27 de julio de 2020

Muchos presumieron que las posiciones estarían bien congestionadas en una temporada abreviada de 60 juegos este año, pero el primer fin de semana de la campaña nos brindó una paridad que no vemos en más de medio siglo.

La derrota de los Padres por 4-3 ante los Diamondbacks el domingo significa que cada uno de los 30 equipos de Grandes Ligas perdieron al menos un juego en los primeros cuatro días de la temporada. Según ESPN Stats and Information, el 2020 representa el primer año desde 1954 que ninguna escuadra de las Mayores empieza con marca de 3-0.

En los cuatro principales deportes de los Estados Unidios (MLB, NFL, NBA y NHL), solamente el fútbol americano de la NFL tenía más tiempo que las Grandes Ligas sin un equipo iniciando con 3-0. Eso ocurrió en la parrillada en 1951, cuando dicho circuito contaba con apenas 12 conjuntos. En el baloncesto de la NBA, la última vez fue en 1958, con apenas ocho clubes. Y en el hockey sobre hielo de la NHL, el caso más reciente fue en el 2000, cuando la liga contaba con 28 conjuntos.

Como consecuencia de la paridad que vimos en las primeras cuatro fechas de las Mayores, ningún equipo se encuentra a más de 1.0 juego del primer lugar de su división a partir del lunes. Las posibilidades de que ningún club empezara con 3-0 ni 0-3 eran de un 1.3%. Empezar invicto hubiese significado una buena ventaja, ya que cada victoria y cada derrota en una campaña de 60 equivale 2.7 de dichos resultados en una temporada normal de 162 choques. En otras palabras, comenzar con 3-0 este año hubiese sido aproximadamente lo mismo que iniciar con 8-0 en cualquier otro.

Ningún equipo aprovechó esa condición matemática. Ahora, todos se ven en el mismo nivel en la carrera hacia la postemporada, que es ahora de 57 partidos. Prepárate para el drama.