Astros a seguir el ritmo el sábado con Urquidy

26 de octubre de 2019

WASHINGTON – Después de perder los primeros dos partidos de la Serie Mundial en casa ante los Nacionales, los Astros llegaron al Nationals Park el viernes prácticamente obligados a ganar. Cumplieron con un triunfo por 4-1 para poner la serie 2-1, aún a favor de Washington. Pero definitivamente, en el Juego 3 se vio la confianza de un equipo acostumbrado a ganar, sin importar las circunstancias.

“No es fácil perder dos juegos en la casa, pero creo que la diferencia de nosotros es que seguimos confiando en nosotros”, dijo el venezolano José Altuve, quien se fue de 5-2 con un doble y dos anotadas el viernes. “Sabemos que tenemos muy buenos peloteros aquí. Tenemos una química inigualable”.

Además de “química”, los Astros cambiaron una tendencia crucial el viernes. Tras batear .125 colectivamente con corredores en posición anotadora en sus primeros 13 encuentros de la postemporada, Houston estuvo de 10-4 en ese sentido en el Juego 3 de este Clásico de Otoño.

“Creo que simplemente salimos a jugar”, dijo el manager de los Astros, A.J. Hinch. “Creo que nuestros turnos fueron buenos”.

DE VUELTA EN LA PELEA, CON URQUIDY EN LA LOMITA

Los Astros aún intentan convertirse en apenas el tercer equipo en la historia de la Serie Mundial en perder los primeros dos partidos en casa y reaccionar para coronarse campeones y el número 14 en remontar desventajas de 0-2 en sentido general. En series del formato 2-3-2, 12 de 43 equipos en esa situación que ganaron el Juego 3—como hizo Houston—han llegado a salir airosos.

Para tratar de seguir con el impulso positivo, los Astros contarán en la lomita el sábado para el Juego 4 con el derecho mexicano José Urquidy, contra el zurdo Patrick Corbin por los capitalinos. El novato Urquidy, quien ha permitido seis hits pero una sola carrera con ocho ponches y dos bases por bolas en 4.1 entradas de esta postemporada, viene de una campaña regular en que tuvo récord de 2-1 con efectividad de 3.95 en nueve presentaciones (siete aperturas).

“Voy a tratar de dar lo máximo y disfrutar el momento”, dijo Urquidy. “Estoy viviendo un sueño. Sé que es una gran oportunidad. Voy a tratar de poner lo mejor de mí”.

Aunque Urquidy no es el nombre más conocido entre los grandes abridores de los Astros, hay confianza en el oriundo de Mazatlán, quien según Hinch no tendrá un límite fijo en su número de pitcheos el sábado.

“Espero que nos sé la oportunidad para ganar”, dijo el receptor de los Astros, el venezolano Robinson Chirinos. “José tiene un (material) increíble. Su recta es muy buena y también tiene muy buen feeling con su pitcheo rompiente. Me siento tranquilo de que él esté en la lomita (el sábado)”.

El objetivo de los Astros ahora es ganar por lo menos un encuentro más aquí entre sábado y domingo, para que la serie se traslade a Houston una vez más a partir del próximo martes.

“La meta es ganar al menos uno más para llevarla allá, a nuestro patio, donde todo el mundo sabe que jugamos muy bien”, dijo el cubano Yuli Gurriel acerca del Minute Maid Park, donde los “Siderales” ganaron cinco de seis juegos en los playoffs de la Liga Americana y tuvieron la mejor marca de Grandes Ligas como local con 60-21 en la temporada regular. “Perdimos dos partidos allá, pero creo que eso no puede pasar muchas veces”.

De su parte, Altuve espera que la victoria del viernes sea la chispa para prender otra buena racha de los Astros.

“Todos sabemos que cuando ganamos un juego, tomamos impulso y empezamos a ganar mucho”, dijo el segunda base. “Lo vamos a hacer (el sábado), un inning a la vez".