Boricuas en Cooperstown a “sonar la salsa latina”

20 de julio de 2019

COOPERSTOWN, Nueva York – Con la exaltación de Edgar Martínez al Salón de la Fama, programada para el domingo en el Clark Sports Center de Cooperstown, dicho pueblo del estado de Nueva York se ha visto con una fuerte presencia puertorriqueña.

Los fans boricuas han llegado tanto de la isla como de otras partes de los Estados Unidos para celebrar el honor de Martínez, el quinto puertorriqueño con placa en Cooperstown después de Roberto Clemente, Orlando “Peruchín” Cepeda, Roberto Alomar e Iván “Pudge” Rodríguez.

“Edgar ha sido un ejemplo vivo del pueblo puertorriqueño”, expresó Eliseo de Jesús, quien vino desde la localidad de Humacao, Puerto Rico para festejar la exaltación de Martínez. “Siempre ha apoyado la juventud y la niñez en Puerto Rico”.

Vestidos de los colores de la isla, De Jesús y sus amigos no ven la hora de ver a Martínez, brillante bateador derecho de los Marineros de Seattle durante 18 temporadas, elevado al Salón.

“Para nosotros es algo grandísimo, hasta el punto de que decidimos hacer un alto en nuestras carreras personales y venir aquí a verlo”, dijo Fernandito Arroyo Ramírez, quien vino a Cooperstown desde Carolina, P.R. “Edgar es un ejemplo vivo tanto fuera (como) dentro del terreno para la humanidad. Una persona sumamente humilde y para muchos, no solamente para los puertorriqueños, es el mejor bateador derecho que ha dado la historia del béisbol.

“Para nosotros es un orgullo estar aquí y vamos a festejar todo este weekend. Y le damos las gracias a Edgar por ese logro y por permitirnos tener la oportunidad de verlo en el Salón de la Fama”.

La presencia boricua no sólo se hará sentir para apoyar a Martínez, sino al otro latinoamericano que será exaltado el domingo: El panameño Mariano Rivera, el mejor cerrador de todos los tiempos y quien brillara durante 19 temporadas con los Yankees de Nueva York.

“Estamos aquí para apoyar (no sólo) a Edgar, (sino) también a Mariano, que es panameño pero (también) Latinoamericano”, manifestó Luis Rodríguez, quien caminaba por la calle principal de Cooperstown vistiendo los colores de la selección boricua para los Clásicos Mundiales de Béisbol. “Estamos contentos de que ambos hayan podido entrar al Salón de la Fama”.

Se ha sentido todo el tiempo esa solidaridad con los panameños.

“Dos latinos a la misma vez no sucede todo el tiempo”, dijo De Jesús. “Yo como latino, venir aquí, hacer el sacrificio de venir aquí…porque ellos se sacrificaron toda su carrera para poderlo lograr. Yo quiero sentirme parte de ello, que no me lo cuenten, sino estar aquí junto con ellos”

Agregó Arroyo Ramírez: “Es un orgullo para nosotros, porque la pelota está bien viva en Latinoamérica y es algo que queremos que siga creciendo. Es algo que vamos a celebrar en grande aquí en Cooperstown. Lo que va a haber es una invasión de latinos. Vamos a sonar la salsa latina por todas las calles de Cooperstown”.

Relacionado