Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

El toletero Ryan Braun le echa una mano a sus comunidades

22 de noviembre de 2018

MILWAUKEE -- Mientras se preparaba para dar inicio a las celebraciones de los Cerveceros por el Día de Acción de Gracias, Ryan Braun tenía más razones de las usuales para sentirse agradecido.Braun, que visitó Milwaukee para su participación anual en la caravana de repartición de comida de los Cerveceros, vistió

MILWAUKEE -- Mientras se preparaba para dar inicio a las celebraciones de los Cerveceros por el Día de Acción de Gracias, Ryan Braun tenía más razones de las usuales para sentirse agradecido.
Braun, que visitó Milwaukee para su participación anual en la caravana de repartición de comida de los Cerveceros, vistió una franela que decía "California Strong" (Fuerza California) y habló de los incendios forestales que barrieron su estado natal durante las últimas semanas, incluyendo los que obligaron a su familia a evacuar su residencia en Malibú. Muy cerca de su hogar, una casa se quemó. Braun dijo que tuvieron suerte porque su residencia sólo sufrió daños externos por las llamas y algunos daños internos debido al humo.
"En un momento pensamos que habíamos perdido la casa", dijo Braun. "Nos sentimos increíblemente agradecidos y afortunados porque eventualmente tendremos una casa a la cual regresar. Hay ciertas cosas que siempre te ayudan a poner la vida en perspectiva".
"Estoy muy agradecido con los bomberos, la policía, los rescatistas. Pero al mismo tiempo me siento terrible por tantos amigos y familiares que perdieron sus casas. Muchos amigos de la escuela de nuestros hijos perdieron sus hogares. El sólo pensar en tener que empezar de cero es algo muy difícil, especialmente cuando se acercan los días festivos".
Algunos amigos damnificados por el fuego se mudaron a la casa de los Brauns cuando se dieron cuenta que el viento estaba empujando el fuego hacia Malibú y decidieron evacuar. Ryan y su esposa Larisa empacaron un par de mudas y las fotos de su aniversario, dado que el resto del carro estaba lleno de artículos para los niños. Todos sus artículos de colección, incluyendo la pelota de su primer hit y su premio Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en el 2011, se quedaron atrás. Fue días después que Braun regresó a buscar la pelota y algunos recuerdos importantes.
La decisión de irse rápido fue acertada, pues eventualmente Malibú fue sujeto de una evacuación obligatoria, y la autopista Pacific Coast se congestionó. Para muchos residentes, era la única forma de salir sin poner sus vidas en peligro.
"La primera vez que volví a algunas de esas áreas y pude manejar y ver toda la devastación en persona, realmente era algo como una película", añadió Braun. "Es apocalíptico".
Donde alguna vez hubo lujo y jardines verdes, describió Braun, ahora sólo había oscuridad.
"Descorazonador", resumió Braun lo sucedido.
Desde que evacuó, Braun, su esposa Larisa y sus dos hijos pequeños se han quedado en casa de su madre, la residencia de un amigo y finalmente un hotel. Mientras tanto, Braun y algunos compañeros han estado trabajando para coordinar ayuda.
Mike Moustakas, que ahora es agente libre, y Christian Yelich, también viven en Malibú y fueron impactados por el fuego. También Mike Attanasio, uno de los hijos del propietario de los Cerveceros, Mark Attanasio.
En medio de la emergencia, la preocupación de los Cerveceros fue "significativa", dijo el gerente general David Stearns.
"Mira, uno lo ve en televisión y se ve aterrador", contó Stearns. "Y luego cuando sabes que conoces a gente que está en el sendero del fuego, el asunto se vuelve real. Somos muy afortunados de que todos estén bien".
Braun y compañía han estado trabajando con un YMCA local para determinar la mejor forma de ayudar. Están vendiendo franelas y otra mercancía y Braun dijo que también tienen planes hacer una subasta en Internet y un juego de softbol con otros jugadores de MLB para recaudar fondos.
"Muchos de mis amigos aquí estaban en sus patios tratando de mantener sus casas en pie", dijo Yelich. "Ha sido una semana dura, no sólo por los incendios, sino por el tiroteo aquí cerca de la casa donde crecí. Hay mucha destrucción. Es bonito ver a la gente sonriendo por un rato".
"Yo siempre doy gracias por cada día de vida, por estar presente, por los amigos, la familia", acotó Braun. "Obviamente, este año, por los bomberos, los policías y los rescatistas, y por estar en esta posición que me permite ayudar a la gente. Yo siempre digo que lo mejor de esta posición es ser capaz de ayudar a la gente a tener una vida mejor. Queremos poner de nuestra parte para que la comunidad se levante nuevamente".