Buchholz aporta su enfoque mejorado a los Azulejos

7 de marzo de 2019

DUNEDIN, Florida - La temporada pasada, Clay Buchholz tuvo que hacer más que mantenerse saludable en su muy documentado regreso al montículo. También asumió que debía reinventarse completamente.

Han pasado casi 12 años desde que Buchholz entró por primera vez en la escena con los Medias Rojas. En ese momento, era un poderoso diestro que tenía un enfoque intrépido, con una velocidad media a alta, con lanzamientos de 90 millas para respaldarlo.

Sus habilidades sin pulir casi compensaban todo lo demás. Cuando Buchholz se llegó a meter en problemas, pudo buscar un poco más de distancia y dominar a los bateadores. Ya no es así, pero Buchholz cree que encontró una manera de maximizar lo que le queda.

"Parece que en este momento todo el mundo lanzara cien millas por hora", expresó Buchholz. "Creo que ahora podrían estar entre las 88 a las 92, bajo el promedio de la velocidad. El año pasado, traté de usar cada lanzamiento que tenía en mi arsenal para aplicarlo en uno o en otro caso.

"Aprendí de eso. Así es como alterné cada lanzamiento el año pasado. Fue un momento para mirarme al espejo y descubrir cómo evolucionar y hacerlo con cosas que están un poco disminuidas, pero que aun así tienen calidad."

La combinación de cuatro lanzamientos podría ser la misma, pero ahora salen de su mano de forma diferente. Según el sitio Statcast, cuando Buchholz debutó en 2007, estaba promediando 95 mph en su bola rápida. Para 2014, ese número se redujo a 92.4 y cuatro años después de eso, se redujo a 90.1.

No muchos lanzadores de poder son capaces de transformarse en tipos afinados, pero eso es lo que Buchholz pudo lograr la temporada pasada. Después de perderse casi todo el 2017 por una lesión, Buchholz volvió a posicionarse 7-2 con una efectividad de 2.01, en 16 aperturas para los Diamondbacks.

Una serie de sólidas salidas fue suficiente para que Buchholz lograra ser considerado para el Premio al Jugador del Año de la Liga Nacional, que finalmente fue para Jonny Venters de Atlanta, y que también le generó un contrato de un año con los Azulejos.