Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Cinco grandes momentos de Félix con Marineros

@gregjohnsmlb
26 de septiembre de 2019

SEATTLE – Con el venezolano Félix Hernández anunciado para hacer esta noche ante los Atléticos su última apertura de la temporada – y probablemente la última con el uniforme de los Marineros—repasamos cinco grandes momentos de sus años en Seattle: 1) La perfección no es fácil Durante una soleada tarde

SEATTLE – Con el venezolano Félix Hernández anunciado para hacer esta noche ante los Atléticos su última apertura de la temporada – y probablemente la última con el uniforme de los Marineros—repasamos cinco grandes momentos de sus años en Seattle:

1) La perfección no es fácil

Durante una soleada tarde en Seattle el 15 de agosto del 2002, el Rey estuvo intocable. Los juegos perfectos son una rareza. Se han realizado apenas 23 en la historia de las Grandes Ligas. Y el más reciente de todos todavía pertenece a Hernández, quien retiró a 27 Rays seguidos en una victoria por 1-0 con una joya de 113 pitcheos en la que ponchó a 12.

Ese día sigue siendo el momento estelar de la carrera de Félix y el “Rey” puede darle las gracias a su compatriota y bateador designado, Jesús Montero, por remolcar la que a la postre sería la carrera de la diferencia en la tercera entrada.

2) ¿De quién es esta casa?

Hernández nunca escondió sus emociones en la lomita, una de tantas razones para que los fanáticos adoraban verlo lanzar. Y el mejor ejemplo de su personalidad salió a relucir el 21 de septiembre del 2016, cuando gritó “¡Ésta es mi casa!” mientras salía del terreno después de tirar 7.0 innings en blanco y permitir apenas dos hits contra los Azulejos, en un juego en el que fanáticos de Canadá invadieron Seattle y aplastaron la Corte del Rey (King’s Court), convirtiendo al entonces Safeco Field en una gran sección aupando por los Azulejos.

A Hernández siempre le encantó lanzar en Seattle y le daba gran placer ese apoyo que le daba la Corte del Rey, la sección especial donde los asistentes se vestían de amarillo para apoyar al venezolano. Por eso lo tomó Hernández a pecho cuando los fanáticos de los Azulejos “de apoderaron” del parque.

3) La Corte Suprema en sesión

Para celebrar el juego perfecto de Hernández, los Marineros convirtieron todo su estadio en una “Corte Suprema” para su siguiente apertura el 21 de agosto del 2012. Y en una clásica exhibición de Hernández, el diestro respondió tirando 7.2 innings de una carrera en el triunfo por 5-1 sobre los Indios frente a 39,204 fanáticos.

En vez de la sección usual de la Corte del Rey, los primeros 34,000 fanáticos que entraron al estadio recibieron una franela amarilla con la frase “King of Perfection” (El Rey de la Perfección) escrita en el pecho, además de los tradicionales letreros con la letra “K” para ondear. El resultado fue un mar amarillo que no paró de aupar desde que Hernández entró y hasta su último pitcheo.

4) Un grand slam inolvidable

Hernández no será recordado por su bate. El hombre tiene promedio de .080 de por vida en juegos interligas, con cuatro hits en 50 turnos. Pero uno de esos cuatro imparables – un grand slam ante nada más y nada menos que su compatriota Johan Santana—jamás será olvidado, particularmente por Hernández, quien siente un orgullo inmenso por aquel turno.

Fue el 23 de junio del 2008 cuando mandó una bola sobre la cerca por la banda contraria, convirtiéndose en el primer lanzador de la Liga Americana en dar un jonrón con las bases llenas en 37 años. Y ningún otro serpentinero lo ha hecho desde entonces, por lo que sigue siendo el único pitcher de la Americana en lograrlo en 48 temporadas.

“¿Mi plan en el home? Hacer swing. Cerré los ojos”, les dijo Hernández a los reporteros tras la victoria por 5-2 de Seattle. “Estaba feliz y pensando que eso era todo lo que necesitaba, cuatro carreras”.

5) ¿Daisu qué?

A principios del 2007, el mundo del béisbol tenía la mirada puesta en el arribo de la estrella japonesa Daisuke Matsuzaka a los Medias Rojas. Y después de firmar un contrato de US$103 millones, el derecho hizo su debut en el Fenway Park el 13 de abril en un juego televisado a nivel nacional.

El problema, para los Medias Rojas, es que Hernández abrió por Seattle. Tras dejar 12-14 y 4.52 de efectividad en su primera temporada completa en las Mayores, el Rey todavía no era una figura reconocida en todos lados.

Pero aquello empezó a cambiar aquella noche cuando Hernández tiró una blanqueada de un hit, superando a Dice-K en una victoria por 3-0 en la que el único hit de Boston fue un rodado de J.D. Drew por el medio del terreno que por poco maneja el segunda base el venezolano José Celestino López abriendo el octavo.

Greg Johns ha cubierto a los Marineros desde 1997 y para MLB.com desde el 2011.