¿Cuál SS de lujo estaría rumbo al Bronx?   

12 de noviembre de 2021

Hay muchos talentosos agentes libres en esta temporada muerta porque… bueno, porque siempre es así: ganadores del Cy Young, Jugadores Más Valiosos de la postemporada y campeones de la Serie Mundial. Incluso los mejores equipos tienen espacios que llenar, decisiones que tomar y dinero para gastar. Pero de todos los trabajos disponibles ahora mismo, el más atractivo de todos es el de shortstop de los Yankees de Nueva York, la vieja posición de Derek Jeter.

Esa es la posición más glamorosa en los Yankees ahora mismo. Alguna vez fue el jardín central, porque allí fue que jugaron Joe DiMaggio y Mickey Mantle. DiMaggio, cuyos Yankees ganaron nueve Series Mundiales, fue la cara del equipo en su momento, y luego lo fue Mantle en los 50 y los 60 mientras sus Yankees se llevaban siete Clásicos Otoñales. Casi 30 años después del retiro de Mantle, llegó Jeter e instantáneamente se convirtió en el rostro de la franquicia y el más popular Yankee de su generación. Su club ganó cinco anillos.

Los Yankees todavía están buscando una estrella que cubra su posición, siete años después de su retiro. Didi Gregorius les dio varios años buenos allí. Esta temporada tuvieron allí al venezolano Gleyber Torres, mejor preparado para jugar en segunda base, y luego el colombiano Gio Urshela se movió desde la tercera al short. Así que los Yankees no tuvieron nada cercano a una estrella en las paradas cortas, y tampoco en el jardín central, por cierto.

Pero ahora el gerente general Brian Cashman tiene varias opciones en la agencia libre, donde hay un extraordinario grupo de torpederos, y ha dejado claro que su plan es firmar a uno de ellos.

“En definitiva, el campo corto es un área de necesidad”, dijo Cashman el mismo que día que el club anunció el nuevo contrato por tres años del manager Aaron Boone. “Eso hay que solucionarlo”.

Es buen momento para solucionar eso y convertir lo que fue una evidente debilidad para los Yankees de Cashman en el 2021 en un punto fuerte. (Los Yankees probablemente jugaron su mejor béisbol cuando un muchacho nacido en el Bronx, Andrew Velázquez, cubrió el short). La gente quiere saber dónde va a terminar Max Scherzer, por supuesto. Pero el gran foco de atención en esta ocasión está sobre la posición de shortstop. Y vaya que los Yankees necesitan uno bueno. O incluso uno grandioso.

Corey Seager está disponible. Fue el JMV de la Serie Mundial para los Dodgers en el 2020. Cumplirá 28 años el 27 de abril. El puertorriqueño Carlos Correa tendrá 27 el Día Inaugural. Sus Astros han jugado tres de las últimas cinco Series Mundiales y en el 2020 estuvieron a un triunfo de doblegar a los Rays en la Serie de Campeonato y avanzar a otro Clásico de Octubre.

Muchos piensan que Seager, un toletero zurdo al que seguramente le parecería un sueño esa corta pared del jardín derecho de Yankee Stadium, es el nombre que está en lo más alto de la lista de los Yankees, así como pasó con Gerrit Cole cuando se convirtió en agente libre después de la temporada 2019 y los Yankees le dieron un contrato de US$324 millones. Seager es el muchacho que logró aquella impresionante gesta al ganar el JMV de la SCLN y la Serie Mundial cuando los Dodgers se coronaron en el 2020.

En términos de edad y experiencia en postemporada, él y Correa parecieran los mejores candidatos. Pero ambos han pasado bastante tiempo en la lista de lesionados. Seager se perdió casi todo el 2018 por una lesión en el codo. Este año disputó sólo 95 duelos para los Dodgers, perdiendo un montón de tiempo tras ser golpeado por una fractura en una mano producto de un bolazo en mayo. Correa, que en el pasado ha lidiado con problemas en la espalda, jugó sólo 75 juegos en el 2019, 110 el año anterior y 109 en el 2017, el año en el que los Astros le ganaron la Serie Mundial a los Dodgers.

Correa jugó 148 compromisos en el 2021. Pero fue Semien quien fue un caballo para los Azulejos, jugando los 162 duelos para un equipo que batalló hasta el último día de la campaña por llegar a la postemporada. Semien también jugó los 162 juegos para Oakland en el 2019 y 159 el año anterior.

Uno de ellos va a terminar en los Yankees. El mejor trabajo disponible, si me preguntan. Los Yankees no están buscando otro Jeter. No habrá otro igual a él. Y tienen más huecos que tapar, no sólo el del short. Pero necesidad Nro. 1 está allí. En el espacio en Yankee Stadium que alguna vez ocupó el Nro. 2.