Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Dinero para firmas internacionales ya representa una importante pieza de cambio

MLB.com

Hace no mucho tiempo, los directivos de los equipos de Grandes Ligas revisaban de arriba hacia abajo el sistema de liga menor de otro equipo y si no veían un nombre que les interesara, básicamente lo descartaban como potencial socio para un posible cambio.

Ése ya no es el caso.

Hace no mucho tiempo, los directivos de los equipos de Grandes Ligas revisaban de arriba hacia abajo el sistema de liga menor de otro equipo y si no veían un nombre que les interesara, básicamente lo descartaban como potencial socio para un posible cambio.

Ése ya no es el caso.

Varios de los cambios del mes pasado estuvieron compuestos por el movimiento de dinero para la cuota de firmas internacionales, dándoles a los equipos la habilidad para gastar más en jugadores amateurs por todo el mundo. En vez de transferir jugador por jugador, algunos clubes cambiaron a peloteros por dinero para la cuota foránea, incorporando un nuevo aspecto dentro de una de los períodos más interesantes del calendario beisbolístico.

"Un equipo que no tenga una buena finca puede que sí tenga dinero en su cuota internacional. Te puedes volver más creativo", dijo un directivo de la Liga Americana. "Hay sólo dos formas de adquirir talento en el mundo amateur: el Draft o la agencia libre internacional. Y ahí tienes un límite para gastar, así que tratas de gastar todo lo que puedas".

Bajo el acuerdo colectivo anterior, a los equipos se les permitía cambiar dinero para su cuota, aunque un club sólo podía adquirir hasta un máximo del 50% del monto asignado a un equipo inicialmente.

Pero en el más reciente acuerdo laboral, que entró en efecto en el 2017, el dinero del cupo internacional puede ser movido en incrementos de US$250,000. El monto máximo a adquirir, además, fue elevado al 75% para el período 2017-2018. Desde la próxima temporada, esa cifra bajará al 60% para los últimos tres años del actual contrato colectivo.

Video: ATL@WSH: Soto passes Mantle with 14th HR as teenager

Los Yankees estuvieron particularmente activos en esta área, adquiriendo US$3.75 millones en dinero para su cuota en una serie de movimientos. Los dos cambios más grandes fueron mandar a Adam Warren a los Marineros -un equipo con uno de los más débiles sistemas de liga menor de todo el béisbol- por US$1.25 millón para el cupo, y el del prospecto Caleb Frare a los Medias Blancas por US$1.5 millón para ser gastados también en promesas extranjeras.

Así, los Yankees, que empezaron con un cupo justo por debajo de US$5 millones, lo subieron hasta US$8.75 millones. Han gastado US$7.8 millones de ese total en 23 prospectos internacionales de lugares como las Bahamas, Cuba, la República Dominicana y Venezuela.

"Parecía como si los Yankees estuvieran tratando de acumular más y más, así que claramente tenía un valor real para ellos", dijo un gerente general de la Liga Americana. "Son uno de los equipos más activos, productivos y exitosos en América Latina. Ciertamente, me intriga lo que están haciendo".

Entre otros equipos que expandieron su cuota estuvieron los Dodgers, Mets, Angelinos, Marlins, Rays y Orioles. El caso de Baltimore llamó la atención porque tiene años siendo un equipo poco activo en el mercado internacional.

Jugadores como el dominicano Juan José Soto, de apenas 19 años, y el venezolano Gleyber Torres, de 21, han dejado una huella importante en las Mayores a temprana edad, reforzando la importancia de adquirir talento élite en otras fronteras.

Video: NYY@CWS: Torres lifts a solo home run to left

El objetivo de todos en estos momentos parece ser el cubano Víctor Víctor Mesa, el jugador de 22 años e hijo de la leyenda del béisbol de su país, Víctor Mesa.

Mesa no es elegible para firmar todavía, pero es probable que lo sea antes de que termine el período actual el 15 de junio del año entrante. Su hermano menor, el jardinero Víctor Mesa Jr., es otra joya muy bien cotizada y en la misma situación en cuanto a su elegibilidad.

"Es un objetivo que varía", explicó otro gerente general al hablar de la búsqueda de dinero para la cuota. "En años cuando hay un gran nombre como Shohei Ohtani o Víctor Víctor, el cupo se vuelve más valioso. Pienso que eso es lo que vimos este año".

¿Y por qué algunos equipos cambian esa cuota tan valiosa en vez de tratar ellos mismos de firmar a los mejores prospectos internacionales? Ahí es donde entra en juego el contrato colectivo.

Bajo el viejo acuerdo laboral, los equipos que gastaban más del monto asignado eran penalizados con un límite de US$300,000 al año o en los años posteriores para firmar a agentes libres internacionales, dependiendo de por cuánto se habían excedido.

Las reglas han cambiado, y ya no se permite que un equipo se pase del monto que tiene asignado, pero las penalidades del contrato colectivo anterior siguen en vigencia. Por lo tanto, los Atléticos, Astros, Bravos, Cardenales, Nacionales, Padres, Rojos y Medias Blancas no pueden firmar a ningún jugador por más de US$300,000 en este período.