Edgar, A-Rod lucieron con el bate en Seattle

6 de diciembre de 2020

SEATTLE – Cuando de seleccionar la mejor temporada individual a la ofensiva por parte de un jugador de posición de los Marineros se trata, no hay escasez de candidatos. Sin embargo, aquí les presentamos la clasificación de las mejores cinco en la historia del club:

1) Ken Griffey Jr., 1997

Este es el año en el que el Kid fue nombrado Jugador Más Valioso de la Liga Americana – a los 27 años de edad y en plena cumbre de su carrera – y en el cual lideró la Liga Americana con 56 jonrones, 147 carreras empujadas, 125 anotadas y slugging de .646 en 157 compromisos mientras se estafó 15 bases. Griffey bateó .304 con porcentaje de embasarse de .382 y exhibió una defensa con calibre de Guante de Oro. Es difícil superar la marca de 165 de OPS+ (aunque Griffey lo hizo dos veces, con 171 en 1993 y 1994), o igualar los 56 bombazos (aunque Griffey hizo justo eso al año siguiente con 98 jonrones). Pero en general, Griffey estaba en plena cúspide de su carrera en 1997, ayudando a Seattle a ganar apenas su segundo título del Oeste de la Liga Americana en su primera temporada con 90 victorias.

2) Edgar Martínez, 1995

La mejor temporada del toletero de origen puertorriqueño llegó en aquel año mágico de los Marineros en 1995, cuando registró una increíble línea de bateo de .356/.479/.628 con 52 dobles, 29 cuadrangulares y 113 carreras empujadas en una campaña acortada a 145 juegos debido a la huelga. Martínez encabezó el Joven Circuito en promedio de bateo, porcentaje de embasarse, dobles, carreras anotadas (121), OPS (1.107) y OPS+ (185). Sus promedios de bateo, de embasarse y slugging terminaron todos como los mejores de sus 18 años de carrera.

3) Alex Rodríguez, 1996

Con apenas 20 años de edad, A-Rod lideró las Mayores con promedio de bateo de .358 y 54 dobles y encabezó la Liga Americana con 141 anotadas como la estrella en ascenso de Seattle en 1996. Su línea ofensiva ese año de .358/.414/.631 con 36 jonrones y 123 carreras producidas lo hizo terminar de segundo detrás del boricua Juan “Igor” González en una reñida votación para el Jugador Más Valioso de la Liga Americana. El promedio de .358 terminó siendo el más alto en los 22 años de carrera de Rodríguez y el porcentaje de slugging de .631 slugging y OPS de 1.045 fueron las segundas mejores marcas de su carrera, superadas solamente en 2007 cuando se adjudicó su segundo Premio JMV mientras jugaba la tercera base por los Yankees.

Relacionado

4) Ichiro Suzuki, 2004

Es difícil superar lo que el japonés hizo en 2001, cuando recibió los honores como Jugador Más Valioso y Novato del Año de la Liga Americana, pero Ichiro fue aún más productivo en el plato en 2004, cuando acumuló 262 hits, rompiendo la marca de 82 años de George Sisler en Grandes Ligas de 257 en una campaña. Suzuki lideró la Gran Carpa esa temporada con promedio de bateo de .372, que terminó siendo la marca más alta de su ilustre carrera de 19 años en MLB. Ichiro también se robó 36 bases, anotó 101 carreras y ganó el cuarto de sus 10 Guantes de Oro consecutivos.

5) Bret Boone, 2001

A la edad de 32 años, Boone tuvo por mucho la mejor temporada de su carrera de 14 años y se combinó con Ichiro para guiar a Seattle a su temporada histórica de 116 victorias. Tras firmar como agente libre para jugar la segunda base por los Marineros, Boone conectó 37 dobles y 37 bambinazos, lideró la Liga Americana con 141 empujadas y tuvo una impresionante línea de bateo de .331/.372/.578 en 158 juegos. Su OPS+ de 153 fue 13 puntos más alto que su siguiente mejor temporada en 2003.