Los favoritos en cada división…por ahora

16 de noviembre de 2020

Hace un año, tuvo una revelación: ¿Por qué esperar hasta marzo para hacer predicciones defectuosas sobre la venidera temporada de béisbol si me puedo adelantar a todo el mundo y hacer predicciones erróneas en noviembre? Por eso escribí las esas predicciones súper apresuradas para la temporada 2020.

Obviamente se trató de una tarea muy arriesgada. No me dejé convencer por lo que pasara en la temporada muerta ni por las historias del Spring Training. Pues terminé acertando en cuatro de seis, que puede no suena muy impresionante, pero créanme, lo es para mí. Sólo me equivoqué con los Medias Blancas en la División Central de la Liga Americana (se quedaron cortos por un juego) y los Rojos en la División Central de la Liga Nacional (se quedaron cortos por tres juegos).

Ah, y tampoco predije que la temporada iba a ser recortada por 60 juegos, ni que los equipo sólo iban a jugar en su región geográfica, ni que 16 clubes iban a avanzar a la postemporada debido a una pandemia mundial.

El punto es que hacer predicciones de esta manera es mucho más divertido. Así que vamos a hacer lo mismo otra vez, con este vistazo evidentemente demasiado apresurado al 2021.

Este L.A.: Azulejos

Los Azulejos mejoraron muchísimo en el 2020. Y me atrevería a decir que lo hicieron sin que su joven alineación alcanzara todavía todo su potencial. Para justificar esta arriesgada predicción, necesitan sumar a un bate establecido y de impacto al grupo, más por lo menos otro brazo a una rotación sin mucha experiencia - más allá de Hyun Jin Ryu y Robbie Ray - pero con gran potencial representado en Nate Pearson y otros. No se trata de una tarea fácil para la temporada muerta, pero creo que los Azulejos están en mejor posición que la mayoría debido a su flexibilidad financiera y profundo sistema de fincas.

Central L.A.: Medias Blancas

Los Patipálidos son un equipo joven, divertido y muy capaz de dominar su división en los años venideros, así que me quedará con ellos otra vez para el 2021. Los Mellizos han ganado la Central dos años seguidos, pero dejaron ver algunas vulnerabilidades en el 2020, particularmente con Josh Donaldson otra vez aquejado por las lesiones. Minnesota tuvo la séptima mayor edad promedio en 2020 y el tercer cuerpo de lanzadores con más edad, según Baseball Reference. Y el otro equipo capaz de competir en esa división, los Indios, tiene una rotación estelar, pero están tratando de armar un roster más joven y más barato, lo que no necesariamente se traduce en mejorar.

Los Medias Blancas tienen trabajo por hacer. Necesitan otro abridor y mejorar la ofensiva en el jardín derecho y el puesto del designado. Pero podrían recibir un empujó con el regreso del otrora gran prospecto Michael Kopech y el actual prospecto Nro. 1, según MLB Pipeline, Andrew Vaughn.

Oeste L.A.: Marineros

¿De verdad pasará esto? No, probablemente. Pero honestamente, no estoy 100% seguro de que alguien vaya a ganar el Oste del Joven Circuito el año que viene. Cada equipo en esa división tiene un montón de problema, desde los Atléticos con todos sus agentes libres hasta unos Astros en transición sin Justin Verlander y probablemente sin George Srpinger y Michael Brantley.

Los Marineros jugaron mejor de lo esperado en el 2020, están empezando a graduar a sus mejores promesas de ligamayoristas (incluyendo al Nro. 9 en la lista de MLB Pipeline, Jarred Kelenic, que debería debutar en 2021) y sólo tienen US$43.5 millones en contratos garantizados para la venidera campaña. Que eso significa que van a tratar de acelerar su reconstrucción es algo que está por verse, pero el Oeste de la L.A. está abierta para el que quiera ganarla, y la sequía más grande sin ir a los playoffs de equipo alguno en el deporte profesional estadounidense tiene que terminar uno de estos años.

Este L.N.: Bravos

Esta división seguramente volverá a ser súper competitiva, y los Mets con nuevo dueño seguramente querrán darle un golpe a la mesa, pero no nos olvidemos de los Bravos, que se quedaron a una victoria de avanzar a la Serie Mundial con un staff de abridores remendado. Si logran mantenerse saludables (especialmente Mike Soroka), van a encontrar la forma de hacer el trabajo, incluso si tienen que tapar el hueco por la salida del dominicano Marcell Ozuna.

Central L.N.: Cardenales

La División Central del Viejo Circuito tuvo cuatro equipos de postemporada en el 2020, pero parecido al caso del Oeste de la L.A., luce otra vez como una división bien ganable.

Y cuando hay dudas, hay que irse siempre con el equipo con mejor pitcheo. Para mí, esos son los Cardenales, que más allá de que firmen o no a Adam Wainwright, tienen a Jack Flaherty y Kwang Hyun Kim para liderar una sólida rotación y un grupo de relevistas encabezado por Alex Reyes, el dominicano Génesis Cabrera, el mexicano Giovanny Gallegos, Andrew Miller, Austin Gomber, Tyler Webb y otros más. Así que con San Luis me quedo (aunque no me tengo mucha confianza).

Oeste L.N.: Dodgers

En la mayoría de los casos, yo suelo asumir que el campeón de la Serie Mundial va sufrir un bajón. Después de todo, sólo dos de 10 ganadores de la Serie Mundial en la década pasada ha ganado su división el año que viene.

Pero el calendario recortado y por ende menos desgaste en los brazos pinta un panorama menos preocupante. Los Dodgers tienen un sistema de granjas muy profundo y dinero para gastar, lo que podría protegerlos contra algunos de los imprevistos con los que se han encontrado otros campeones.

La diferencia entre los Dodgers y el resto de la división se recortó bastante en el 2020 con el ascenso de los Padres, que llegaron para quedarse. Pero por ahora, no veo una razón para pensar que Los Ángeles no gane su división una vez más en el 2021.