Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Gurriel y Díaz con mucha responsabilidad en Astros

26 de febrero de 2019

WEST PALM BEACH, Florida -- Cuando se trata de sustituir la versatilidad de Marwin González, los Astros no se engañan; saben que la habilidad del venezolano para patrullar casi todas las posiciones del terreno lo hace un jugador sin igual. Esa calidad convirtió a González en una pieza clave de

WEST PALM BEACH, Florida -- Cuando se trata de sustituir la versatilidad de Marwin González, los Astros no se engañan; saben que la habilidad del venezolano para patrullar casi todas las posiciones del terreno lo hace un jugador sin igual. Esa calidad convirtió a González en una pieza clave de los equipos de Houston de los últimos tiempos, incluyendo la edición que ganó la Serie Mundial en el 2017 y la que llegó hasta la Serie de Campeonato de la Liga Americana el año pasado.

Pero los Astros esperan que la presencia del cubano Aledmys Díaz, a quien adquirieron en un canje con los Azulejos en noviembre, ayude a amortiguar la pérdida de González, cuyo contrato de dos años con los Mellizos se concretó el lunes.

En el 2018, González vio acción en todas las posiciones del cuadro interior y los jardines, principalmente el bosque izquierdo. De su parte, Díaz no ha jugado en la primera base como ligamayorista. Ha disputado apenas tres juegos en los jardines y dos como segunda base, pero tiene experiencia en las paradas cortas y la tercera base.

Según el manager A.J. Hinch, los Astros pretenden averiguar cuán versátil puede llegar a ser Díaz.

“Sería injusto decir que Díaz tiene que hacer todo lo que hacía Marwin”, dijo el timonel. “Pero a la vez, su rol en el equipo exige ese tipo de versatilidad e impacto”.

Diaz viene entrenando con la idea de que estará de un lado para otro y asegura estar listo para el reto.

“Vengo temprano, hago el trabajo extra en las mañanas”, dijo Díaz, de 28 años, quien hizo su debut de Grandes Ligas en el 2016 con los Cardenales. “Hasta ahora, muy contento con lo que estamos logrando”.

La habilidad del inicialista cubano Yuli Gurriel para defender varias posiciones del cuadro interior también ayudaría a compensar la ausencia de González. En el 2018, el oriundo de Sancti Spíritus disputó 15 juegos como intermedista, 21 como antesalista y algunos innings en las paradas cortas. Gurriel también fue tercera base durante su carrera en la Serie Nacional de Cuba.

“Me preparé un poquito más para que no me (tomara) de sorpresa”, dijo Gurriel sobre sus entrenamientos durante la temporada muerta.

Hinch tiene previsto rotar a Gurriel por el cuadro interior durante la pretemporada, pero señaló que no experimentará en ese sentido con el campocorto boricua Carlos Correa ni con el intermedista venezolano José Altuve.

“Me encanta cuando una persona es la solución (para un puesto)”, dijo Hinch. “Si esta temporada tienen que ser varias personas porque el personal ha cambiado, entonces es mi responsabilidad hallar las soluciones”.

POTENCIAL AL BATE

Aunque en el caso de Díaz se habla más de su defensa que de su ofensiva, el oriundo de Santa Clara ha llamado la atención en el campamento de los Astros por su disciplina al bate. Y también ha demostrado algo de poder, ya que empalmó 18 jonrones en 130 compromisos por los Azulejos el año pasado.

Hinch elogia la habilidad de Díaz para hacer contacto y desgastar a los lanzadores contrarios.

“Varios pitchers (de ­­los Astros) me han dicho que se alegran de no tenerse que enfrentar a él, porque son turnos de seis, ocho, 10 pitcheos cada vez”, expresó Hinch. “El otro día, (el abridor) Gerrit Cole me dijo que lo enfrentó en las prácticas de bateo. Dijo, ‘A Díaz no logro sacarlo out. Siempre hace contacto’. Y al día siguiente (Díaz) casi le pega en la cara con una línea”.

REUNIÓN DE COMPATRIOTAS

En el camerino primaveral de los Astros, el casillero de Díaz se encuentra junto al de Gurriel. No es coincidencia. Los dos compatriotas se conocen desde que militaron juntos en la selección nacional de Cuba. En Toronto, Díaz jugó junto al hermano menor de Yuli, Lourdes Gurriel hijo.

“Una bendición”, dijo Gurriel sobre tener a Díaz en Houston. “No (he tenido) ningún problema aquí; había sido bastante bendecido porque había muchos jugadores latinos aquí. Pero tener el caso de Díaz, ya que lo conocía de Cuba como compañero en el equipo nacional, de verdad me siento muy contento”.

Hinch considera que la presencia de Gurriel le ha hecho a Díaz más fácil la transición a la novena de Houston.

“Es bien reservado y obviamente tiene experiencia”, dijo Hinch acerca de Díaz. “Ha hecho mucho en su corta carrera (de Grandes Ligas). Al reunirlo con Yuli, he visto a esos muchachos compenetrarse bastante. Ya se siente cómodo. Hay una gran presencia latina en el cuadro interior. Creo que eso lo ha ayudado adaptarse a nuestro club”.

“Tener a alguien cercano es importante en este nivel”, expresó Díaz. “Yuli me ha ayudado mucho hasta ahora. Tener a un cubano dentro del clubhouse, eso nos ayuda mucho. Nos apoyamos entre nosotros”.