Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Eric Hosmer, de raíces cubanas, aprecia el ambiente latinoamericano en Monterrey

LasMayores.com

MONTERREY, México - Eric Hosmer se crio en el sur de la Florida, donde su mamá Ileana se casó con su papá Mike al principio de la década de los 80.

Ileana, nacida en Cuba y criada desde los siete años en los Estados Unidos, les inculcó algunas cosas de su cultura a sus hijos, aunque al fin y al cabo Eric nunca aprendió a hablar bien el español. Pero el primera base de los Padres sí sabe valorar el ambiente que se vive en el Estadio de Béisbol Monterrey, donde San Diego se mide a los Dodgers de Los Angeles en la Mexico Series.

MONTERREY, México - Eric Hosmer se crio en el sur de la Florida, donde su mamá Ileana se casó con su papá Mike al principio de la década de los 80.

Ileana, nacida en Cuba y criada desde los siete años en los Estados Unidos, les inculcó algunas cosas de su cultura a sus hijos, aunque al fin y al cabo Eric nunca aprendió a hablar bien el español. Pero el primera base de los Padres sí sabe valorar el ambiente que se vive en el Estadio de Béisbol Monterrey, donde San Diego se mide a los Dodgers de Los Angeles en la Mexico Series.

"Ha sido una gran experiencia", dijo Hosmer, quien conectó un jonrón de dos carreras el sábado en la victoria de los Padres por 7-4 sobre los Dodgers. "Creo que hicieron un gran trabajo en el estadio en torno a las renovaciones con la jaula de bateo y el terreno de juego. En cuanto a eso y las facilidades para los jugadores, ha sido grandioso".

Reflexionando sobre su crianza, recuerda Hosmer que su abuelo, del lado de su mamá, siempre le enseñaba con orgullo videos de la Serie Nacional de Cuba a través de YouTube.

"He experimentado la pasión de primera mano", afirmó Hosmer al hablar del ambiente latinoamericano que se ve en estos partidos en Monterrey. "Después de vivir eso y por supuesto con mis compañeros de equipo (latinoamericanos), se sabe del orgullo que tienen en sus países y cómo tratan de representarlos. Eso se ve con Villa (el mexicano Christian Villanueva) teniendo la oportunidad de venir y jugar ante su fanaticada.

"Es algo que no he hecho, pero entiendo la pasión y lo mucho que significa eso, debido a mis raíces cubanas".

Hosmer firmó un contrato de ocho años y US$144 millones con los Padres previo a esta temporada, luego de siete temporadas con los Reales que incluyó dos participaciones en la Serie Mundial y un anillo de campeón conquistado en el 2015. Ahora jugando como local tan cerca de México en San Diego, el inicialista sabe apreciar lo que significa la fanaticada mexicana para los Padres.

"El apoyo que recibimos de los fans mexicanos es algo grande", dijo el jugador de 28 años de edad. "Creo que es bueno que el juego reconozca a las fanaticadas por todo el mundo. Aquí el estadio, el terreno y los camerinos tienen la calidad para ser de Grandes Ligas".