¿Habrá “efecto dominó” tras canje de Lynn?

9 de diciembre de 2020

Las primeras maniobras en el mercado de agentes libres estuvieron centradas alrededor de pitcheo abridor, con Charlie Morton, Mike Minor, Drew Smyly y Robbie Ray firmando nuevos contratos.

Otro abridor cambió de uniforme para el 2021 el martes, cuando Lance Lynn pasó de los Rangers a los Medias Blancas, que a la vez enviaron a Dane Dunning y a otro lanzador prospecto a Texas a cambio del derecho estelar.

El impacto para los Medias Blancas es obvio, ya que Chicago añadió a Lynn a una rotación encabezada por Lucas Giolito y Dallas Keuchel. Pero, ¿qué clase de impacto podría tener este movimiento en el mercado para los abridores de primera línea?

“Supongo que podría tener un efecto dominó”, dijo un ejecutivo de la Liga Americana. “Centra la atención aun más en los agentes libres más cotizados”.

Trevor Bauer sigue siendo el primero en esa lista por razones obvias. El reinante ganador del Premio Cy Young en la Liga Nacional es por mucho el mejor lanzador disponible, aunque la clase de contrato que exige aparentemente limitará su mercado a equipos que estén dispuestos a gastar en grande este invierno.

Después de Bauer, Jake Odorizzi, el japonés Masahiro Tanaka y Taijuan Walker son lo mejor del resto, un trío de serpentineros capaces de llenar los puestos Nro. 2 o 3 de una rotación en un equipo contendiente. Marcus Stroman y Kevin Gausman habrían sido parte de este grupo, pero quedaron fuera del mercado bien temprano al aceptar ofertas calificadas de sus actuales equipos.

Tomoyuki Sugano, dos veces ganador del Premio Sawamura como el mejor lanzador de Japón, fue colocado en el sistema de posta esta semana por los Gigantes de Yomiuri, agregando un brazo bien interesante al mercado. Kohei Arihara, otro destacado pitcher japonés, también fue posteado recientemente por los Hokkaido Nippon-Ham Fighters.

Otros abridores disponibles incluyen al colombiano José Quintana, James Paxton, Garrett Richards, Corey Kluber, J.A. Happ y Jon Lester.

Luego está el mercado de canjes, que potencialmente incluiría a Sonny Gray de Cincinnati y a Blake Snell de Tampa Bay. A ambos lanzadores estelares les quedan varios años en sus respectivos contratos. A Gray se le deben US$20 millones por los próximos dos años (con una opción del club por US$12 millones para el 2023), mientras que a Snell le restan US$39 millones en su pacto, que expira tras la temporada del 2023.

Los Rangers recibieron un talentoso brazo listo para debutar en la Gran Carpa (Dunning, quien queda clasificado como el tercer mejor prospecto de Texas en la lista de MLB Pipeline) a cambio de un año por Lynn. Dadas las situaciones contractuales de Gray y de Snell, sus actuales escuadras recibirían más piezas a cambio si decidieran canjearlos.

Por lo menos otros cinco clubes habían hablado con Texas acerca de Lynn antes de que el derecho fuera cambiado de manera oficial el martes.

“Esos equipos ahora tienen que ponderar otras opciones”, señaló una fuente de la industria. 

Los equipos que han demostrado mayor interés en adquirir pitcheo abridor este invierno son los Mets, Azulejos, Medias Rojas, Padres, Angelinos, Gigantes y Rays, según fuentes, y mientras que Lynn, Morton, Smyly, Minor y Ray habían sido opciones anteriormente, ése ya no es el caso.

“Creo que el mismo grupo de equipos que contemplaban adquirir pitcheo abridor, ya sea mediante la agencia libre o vía canjes, seguirán siendo los mismos”, manifestó un ejecutivo de la Liga Nacional. “Las sillas solamente pudieron haberse mezclado un poco”.

Con tantas escuadras necesitadas de ayuda en la rotación, los abridores disponibles deben de de tener múltiples opciones a considerar en los próximos días o semanas.

“Existe mucha incertidumbre en el mercado de este año”, expresó otro ejecutivo del Viejo Circuito. “Pero el pitcheo abridor parece ser un área que no se verá afectada por nada de lo que está pasando. Todo el mundo necesita pitcheo”.