Jugadores: “Tenemos que alzar la voz”

27 de agosto de 2020

Una reacción en cadena sin precedente se generó a lo largo y ancho del deporte el miércoles, cuando el activismo de justicia social reemplazó la competencia en ligas profesionales a lo largo de los Estados Unidos.

El día comenzó con los jugadores de los Bucks de Milwaukee negándose a jugar el partido del miércoles contra el Magic de Orlando de los playoffs de la NBA en protesta por el ataque policial contra Jacob Blake. El hombre afroamericano de 29 años fue baleado siete veces y está paralizado de la cintura hacia abajo.

Poco después, jugadores de los Cerveceros, Marineros y Dodgers votaron por no saltar al terreno, y MLB subsecuentemente anunció el aplazamiento de tres partidos: Cerveceros-Rojos, Marineros-Padres y Dodgers-Gigantes. La NBA y la WNBA pospusieron todos los juegos que estaban pautados para el miércoles, mientras que la MLS pospuso cinco de sus seis encuentros.

“Ante el dolor en las comunidades de Wisconsin y más allá después del incidente en el que Jacob Blake fue baleado, respetamos las decisiones de un gran número de jugadores de no saltar al terreno esta noche”, MLB dijo en una declaración. “Major League Baseball permanece unido a favor de un cambio en nuestra sociedad y seremos aliados en la lucha para terminar con el racismo y la injusticia”.

“En este momento crítico, los jugadores se han sentido profundamente afectados por los recientes acontecimientos en Wisconsin y por otros eventos similares en otras partes del país”, manifestó el director ejecutivo de la Asociación de Jugadores de Grandes Ligas, Tony Clark, mediante una declaración. “Nos sentimos orgullosos de la postura que nuestros jugadores han asumido, y seguimos comprometidos a ayudar en los esfuerzos para lograr un cambio en las comunidades de MLB y más allá”.

Los Cerveceros fueron el primer equipo de MLB en tomar acción. Los jugadores se reunieron en Miller Park poco después de que los Bucks tomaron la decisión de no jugar. Tras un debate entre jugadores de Cerveceros y Rojos, las dos escuadras decidieron no ver acción.

Los Cerveceros publicaron un comunicado hecho en conjunto por jugadores de ambos equipos:

“Los jugadores de los Cerveceros y de los Rojos han decidido no disputar el juego de esta noche. Con nuestra comunidad y nuestra nación pasando por un momento tan doloroso, queremos llevar la atención a los asuntos realmente importantes, especialmente la injusticia racial y la opresión sistémica”.

Según reportes, la decisión de los jugadores fue unánime.

“Obviamente con lo que sucedió en Kenosha, está muy cerca de casa”, dijo el patrullero Ryan Braun. “Hemos portado camisetas que dicen, ‘Justice. Equality. Now’ o ‘Justicia. Igualdad. Ahora’. Hemos dejado en claro nuestra postura. Pero en algún momento, las acciones valen más que mil palabras y sentimos que el día de hoy nos brindó una oportunidad única, un momento para que nosotros utilizáramos nuestra plataforma para tomar acción”.

Relacionado

“Hemos hablado desde el arranque del Campamento de Verano acerca del propósito de vestir estas camisetas”, destacó el jardinero Christian Yelich. “Y llegará el momento en que tienes que vivirlo, tienes que alzar la voz".

El cerrador de los Rojos, Amir Garrett, público el siguiente tweet: “Orgulloso de mi organización @Reds y también de los @Brewers/Fuimos capaces de unirnos y tomar la decisión conjunta de no jugar. Hoy nos unimos en solidaridad y me siento bien orgulloso. Necesitamos un cambio, y lo necesitamos ahora. #BlackLivesMatter”.

Los deportes profesionales en la Unión Americana, al menos el miércoles, adoptaron un tono dramáticamente diferente horas después de que los equipos de Wisconsin optaran por no jugar.

El jardinero estelar de los Dodgers, Mookie Betts, tomó la decisión personal de no participar en el encuentro de su equipo, pero inicialmente motivó a su escuadra a jugar. Sus compañeros decidieron no hacerlo.

“Una vez que Mookie dijo que no iba a jugar, fue entonces cuando nos reunimos como equipo y decidimos apoyar su decisión, y sentimos que lo mejor era no jugar”, relató el pitcher Clayton Kershaw. “Mookie nos dijo, ‘si ustedes quieren jugar, los apoyo’. Pero como equipo tomamos la decisión de no jugar esta noche y hacer que nuestras voces fueran escuchadas”.

Agregó Betts: “Creo que pasara lo que pasara no iba a jugar esta noche, sólo porque tengo que hacerle caso a mi corazón aquí, mis pensamientos en cuanto a que las cosas tienen que cambiar. Necesito mi plataforma para al menos iniciar algo. Hablé con mis compañeros y todos ellos se solidarizaron conmigo. Agradezco todo lo que se ha dicho y hecho hasta ahora”.

En Detroit, el jardinero de los Cachorros, Jason Heyward, optó por no ver acción en el juego en contra de los Tigres, pero motivó a su equipo a disputar el encuentro que tenían programado. Heyward publicó una foto de él en Instagram, sin comentarios, vistiendo una camiseta con la leyenda Black Lives Matter (Las Vidas Negras Importan).

El patrullero de los Rockies, Matt Kemp, optó por salirse del lineup para el duelo de su equipo en contra de los D-backs. El veterano toletero publicó una extensa declaración en Instagram, que dice, en parte: “Esta noche nos unimos a otros atletas profesionales en protesta por las injusticias que mi gente continúa sufriendo. No podía jugar este deporte que tanto amo esta noche, sabiendo el dolor y la angustia que mi gente sigue sintiendo”.

En el oeste del país, la jornada beisbolera apenas iniciaba cuando la noticia sobre la decisión de los Bucks y los Cerveceros comenzó a circular. Junto a los Dodgers y Gigantes, los Marineros votaron de manera unánime por no jugar, y los jugadores de los Padres estuvieron de acuerdo. Los Marineros tienen 10 jugadores afroamericanos en su roster de 40 – la mayor cantidad entre los conjuntos de las Grandes Ligas— y han sido de las organizaciones más activas a la hora de promover el movimiento “Black Lives Matter” desde que la muerte de George Floyd a manos de un policía de Minneapolis desatara un llamado a nivel nacional por justicia social e igualdad racial a finales de mayo.

El segunda base de los Marineros, Dee Gordon, dijo en un tweet que la votación fue unánime y explicó las razones de los peloteros.

“Hay asuntos serios en este país”, dijo Gordon. “Para mí, y para muchos de mis compañeros, las injusticias, la violencia, la muerte y el racismo sistemático son cosas profundamente personales. Esto está impactando no solamente a mi comunidad, sino directamente a mis familiares y amigos. Nuestro equipo decidió por unanimidad no jugar esta noche”.

“En vez de vernos a nosotros, esperamos que la gente se enfoque en las cosas más importantes que el deporte que están ocurriendo”.

Los Marineros publicaron un mensaje a favor de sus peloteros en su cuenta de Twitter:

“Los Marineros de Seattle respetan la decisión del equipo de no jugar el encuentro de esta noche. Los Marineros de Seattle se solidarizan con nuestros jugadores mientras se expresan con sus palabras y sus acciones en contra de la injusticia social. #BlackLivesMatter”

Los tres juegos pospuestos se disputarán como parte de una doble cartelera el jueves, todos serán a siete innings.