Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas arrow-downArrow Down icon Arrow Up icon

Márquez decidido a implementar los ajustes

2 de marzo de 2020

PEORIA, Arizona -- El abridor venezolano de los Rockies, Germán Márquez, estuvo cerca de la cima en varias categorías entre los serpentineros de la Liga Nacional cuando el equipo de Colorado decidió darles fin a sus actividades en agosto debido a una inflamación en el brazo, aunque el derecho no

PEORIA, Arizona -- El abridor venezolano de los Rockies, Germán Márquez, estuvo cerca de la cima en varias categorías entre los serpentineros de la Liga Nacional cuando el equipo de Colorado decidió darles fin a sus actividades en agosto debido a una inflamación en el brazo, aunque el derecho no estaba contento con la manera en que ocurrió.

Haya sido por la altitud del Coors Field o la bola que parecía favorecer a los bateadores, Márquez se vio obligado a hacer un ajuste. Como local, notablemente no lanzó su slider y empleó una curva más rápida y comenzaba más debajo de lo que quería.

“La manera en que tiré mi slider en el 2019 fue diferente al 2018”, explicó Márquez. “Mis dedos pasaron al lado. Con la curva, traté de crear un mayor ángulo”.

Funcionó. Márquez encabezaba el Viejo Circuito con 174 entradas lanzadas al momento de suspender sus actividades por el resto de la temporada el 22 de agosto. Compartía el cuarto lugar con 12 victorias y era noveno con 175 ponches. Pero el diestro quiere una distinguible diferencia en velocidad entre su curva y su slider.

Márquez comenzó el proceso hacia dicha meta el domingo durante sus tres entradas en blanco de la victoria de los Rockies sobre los Angelinos en la Liga del Cactus. Pero todavía no ha conseguido los resultados que desea.

El derecho, quien afirmó que tiró cuatro sliders entre los nueve pitcheos rompientes de su presentación, quiere que su curva esté entre las 81 y 84 millas por hora y que su slider se mida entre las 87 y 89. Pero apenas dos lanzamientos estuvieron entre las 87 y 89 mph y uno estuvo por debajo de las 85. Los otros estuvieron entre 85.8 y 86.9.

Pero el punto positivo fue que su recta alcanzó las 97 mph y en el tercer capítulo, Márquez empleó con éxito un cambio que comenzó a desarrollar -- uno resultó en un abanicado y con el otro logró retirar a Tommy La Stella con una rodada para ponerle fin al inning.

“He estado trabajando en mi recta y slider; mi cambio estuvo bien hoy”, indicó Márquez. “Me he enfocado en trabajar en la curva para strike y para retirar a los bateadores”.

Aunque no le agradó tener que hacer un ajuste la temporada pasada, Márquez dijo que demostró que tiene la suficiente capacidad mental para lanzar de local en un estadio complicado.

El pasado 15 de julio, Márquez concedió 11 vueltas (la mayor cantidad de su carrera) y 11 imparables en 2.2 entradas contra los Gigantes. Después de reunirse con el coach de pitcheo Steve Foster y el coach del bullpen Darren Holmes, Márquez decidió lanzar más la curva. Todavía empleaba el slider en la ruta cuando estaba abajo en la cuenta, pero en casa lo empleaba con moderación.

Pero los números presentan una confusa imagen sin tener en cuenta la falta de velocidad de los pitcheos de Márquez.

En general, según Statcast, el derecho lanzó su slider el 22.6% del tiempo hasta el 15 de julio y después descendió al 16.8%. Pero en casa, empleó el slider en un 22.9% hasta el 15 de julio y el 20.8% después. Pero Márquez señala que eso fue porque estaba tirando su curva bastante fuerte y en ocasiones se registraba como slider. “Tuve una de 89 mph”, dijo negando con la cabeza.

Un lanzador debe hacer lo que funcione.

“Podemos encontrar una manera de ganar partidos”, declaró Márquez. “Sólo debemos realizar los pitcheos y mantener la bola abajo”.

El piloto de Colorado, Bud Black, expresó que le gustaba cómo Márquez “mezcló sus lanzamientos y cómo los ejecutó” el domingo. En cuanto a la separación de velocidad entre sus pitcheos rompientes, Black dijo que “no ocurre de un día al otro, pero nos estamos concentrando en eso”.

Márquez piensa que su talento no pasará desapercibido si hace esos ajustes técnicos.

“Ésa es mi meta. Quiero estar en el Juego de Estrellas y ser parte de ese momento”, dijo el abridor. “Debo seguir progresando”.