Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Molina, crema de los receptores de Cardenales

@anne__rogers
24 de marzo de 2020

SAN LUIS – A los fanáticos del béisbol les encanta debatir y con eso en mente, les pedimos a cada uno de nuestros reporteros en MLB.com que clasificaran a los mejores cinco jugadores por posición en la historia de la franquicia que actualmente cubren, basados en las carreras de ellos

SAN LUIS – A los fanáticos del béisbol les encanta debatir y con eso en mente, les pedimos a cada uno de nuestros reporteros en MLB.com que clasificaran a los mejores cinco jugadores por posición en la historia de la franquicia que actualmente cubren, basados en las carreras de ellos con sus respectivos equipos. Estos rankings son sólo para divertirse y debatir.

A continuación, el ranking de Anne Rogers de los mejores cinco receptores en la historia de los Cardenales:

1. Yadier Molina, 2004-presente
Datos claves: Dos anillos de Serie Mundial, nueve convocatorias al Juego de Estrellas, nueve Guantes de Oro y cuatro Guantes de Platino

Una gran sorpresa aquí, ¿cierto? Tratemos de ponerle algo de contexto a la ilustre carrera de Yadi que aún está vigente.

La temporada 2020 será la 17ma para Molina en la organización de los Cardenales (2004-20), con la que igualará a Bob Gibson (17 campañas, 1959-1975) por la tercera mayor cantidad en la historia de la franquicia. Molina y Gibson se encuentran detrás de Jesse Haines (18, 1920-1937) y Stan Musial (22, 1941-1944, 1946-1963). Seleccionado por los Cardenales en la cuarta ronda del Draft amateur del 2000, Molina se convirtió en un fijo detrás del plato durante una de las épocas más exitosas en la historia del club. El puertorriqueño se convirtió en el primer jugador de los Cardenales en la era de expansión de Grandes Ligas en disputar cuatro Series Mundiales – y el primero desde que Musial y los Cardenales vencieron a Boston en 1946.

Molina tiene la cuarta mejor cifra de blanqueadas del equipo como careta titular (155) en la Era Moderna, de acuerdo con Elias Sports Bureau, detrás de Yogi Berra (184), Gary Carter (168) y Carlton Fisk (157). Entre los líderes de todos los tiempos de los Cardenales, el boricua ocupa el cuarto lugar en juegos disputados (1,983), el séptimo en hits (1,963), el cuarto en dobles (379), el noveno en carreras empujadas (916) y el primero en elevados de sacrificio (70).

Los 1,947 partidos detrás del plato del receptor de 37 años de edad ocupan el séptimo sitio de todos los tiempos, y sus 13,434 outs realizados como cátcher son la segunda mejor cifra de todos los tiempos sólo por detrás de su compatriota Iván Rodríguez. El 40.2% de corredores puestos fuera tratando de robarse una base de Molina es el más alto entre los receptores activos, a la vez que el boricua encabezó a los caretas de Grandes Ligas en porcentaje de corredores puestos fuera tratando de robarse una base en cuatro años: 2005, 2007, 2010 y 2014.

2. Ted Simmons, 1968-1980
Dato clave: Su 45.0 de bWAR es el mejor entre todos los receptores en la historia del club

El más reciente jugador de los Cardenales en ser electo al Salón de la Fama de Grandes Ligas, Simmons pasó 13 años con el uniforme de los Cardenales antes de ser enviado a Milwaukee. Seis de sus ocho campañas en las que fue convocado al Juego de Estrellas fueron en San Luis, y ahora Simmons es considerado como uno de los mejores receptores a la ofensiva y bateadores ambidiestros de todos los tiempos.

Tuvo números ofensivos de .298/.366/.459 y OPS de .824 en los 13 años en que jugó en San Luis, y estuvo detrás del plato para dos no-hitters – uno de Bob Gibson en 1971 y el otro de Bob Forsch en 1978. Finalizó con promedio de bateo de .300 en siete ocasiones. Fue exaltado al Salón de la Fama de los Cardenales en 2015, y el Comité de la Era Moderna lo envió a Cooperstown en diciembre.

Las 1,389 carreras producidas de Simmons ocupan el segundo lugar de todos los tiempos entre los receptores, sólo por detrás de las 1,430 de Yogi Berra. También ocupa el segundo lugar entre los receptores en dobles (483) y hits (2,472); sólo Rodríguez (572 dobles y 2,844 hits) tuvo más. También ocupa el séptimo sitio entre los bateadores de los Cardenales con 929 carreras empujadas.

3. Tim McCarver, 1959-1974
Datos claves: Ocupa el segundo lugar en hits (23), tercero en carreras empujadas (11) y quinto en promedio de bateo (.311) en la historia de Series Mundiales de la franquicia

Ahora parte del equipo de transmisiones de televisión de los Cardenales, McCarver debutó en Grandes Ligas con San Luis a la edad de 17 años en 1959. Comenzó a establecerse como ligamayorista en 1963, un año antes de ayudar a los Cardenales a capturar el primero de dos títulos de Serie Mundial en esa década. En el Juego 4 del Clásico de Otoño de 1964, McCarver conectó un tablazo de tres carreras en la décima entrada frente a Pete Mikkelsen en el Yankee Stadium.

McCarver, dos veces convocado al Juego de Estrellas durante sus 12 campañas con los Cardenales, tuvo una línea ofensiva de .272/.329/.388 en San Luis antes de jugar por Filadelfia durante nueve años, por Boston por dos temporadas y por Montreal en una campaña.

4. Tom Pagnozzi, 1987-1998
Dato clave: Pasó su carrera entera de 12 años con los Cardenales

La temporada de novato de Pagnozzi en 1987 fue inolvidable, comenzando por su primer imparable el 18 de abril de 1987. Luego de que San Luis borró una desventaja tempranera de 5-0 de los Mets, el sencillo productor de Pagnozzi igualó la pizarra en la 10ma, dejando la mesa puesta para que Tommy Herr disparase el primer grand slam de su carrera para darles la victoria a los Cardenales por 12-8.

Como novato, Pagnozzi fue parte de aquel equipo de los Cardenales que llegó a la Serie Mundial en 1987, la cual ganaron los Mellizos en siete juegos. Para 1991, se convirtió en el receptor titular y a menudo era elogiado por su defensa. Ganó tres Guantes de Oro y fue convocado al Juego de Estrellas en 1992. Pagnozzi ocupa el quinto lugar en juegos disputados (927) entre los caretas de los Cardenales, y sus 320 carreras empujadas con San Luis ocupan el sexto lugar entre los receptores de la franquicia.

5. Mike Matheny, 2000-2004
Dato clave: Tres de sus cuatro Guantes de Oro llegaron con los Cardenales

Cuando Matheny fue contratado como timonel de los Cardenales en 2012, el club hizo énfasis en el liderazgo que Matheny mostró durante los cinco años en que fue receptor de San Luis. Mientras que Matheny no era conocido por su producción en el plato, sí era elogiado por su gran defensa. Llegó a acumular un trecho de 252 juegos – del 8 de agosto de 2002 al 1ro de agosto de 2004, sin cometer un solo error. Tras firmarlo como agente libre en el 2000, los Cardenales clasificaron para los playoffs en cuatro de sus cinco campañas en la Ciudad del Arco.

Matheny estuvo detrás del plato en 469 juegos completos con el club, trayecto que incluyó una presentación en la Serie Mundial y que sembró la semilla para una carrera como capataz. Vio acción en 1,305 partidos de Grandes Ligas para cuatro equipos a lo largo de 13 años de carrera. Además, Matheny fue el mentor de Molina durante los primeros años del boricua en San Luis.

Menciones honoríficas
Darrell Porter ocupa el cuarto lugar entre los receptores de la franquicia con 11.7 de bWAR. … Roger Bresnahan se encuentra justo por debajo de Porter con 10.0 de WAR en sus cuatro años (1909-1912) con San Luis. … Walker Cooper ocupa el sexto lugar entre los receptores de la franquicia con 8.9 de bWAR.

Anne Rogers está a cargo de la cobertura de los Cardenales para MLB.com.