Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Justice: Yankees y Medias Rojas siguen de "tú a tú" este invierno

6 de enero de 2019

Te toca a ti, Boston. Hora de jugar. Ya un contrato de seis años para el cerrador y agente libre Craig Kimbrel no parece tan absurdo, ¿verdad? Ese pareciera el caso cuando acabas de ver a los Yankees armar el mejor bullpen del béisbol al traer de vuelta al zurdo

Te toca a ti, Boston. Hora de jugar. Ya un contrato de seis años para el cerrador y agente libre Craig Kimbrel no parece tan absurdo, ¿verdad? Ese pareciera el caso cuando acabas de ver a los Yankees armar el mejor bullpen del béisbol al traer de vuelta al zurdo Zach Britton.
Si los Medias Rojas tenían pensado esperar para ver cómo se movía el mercado de relevistas y esperar que algún estelar de los innings finales bajara el precio, pues parece que eso no pasará. Andrew Miller, Joe Kelly, Player Page for David Robertson y ahora Britton ya no están disponibles, lo que deja a solo dos brazos de primera línea: Kimbrel y Adam Ottavino.
Perdón, ¿qué dijeron? ¿Qué Brian Cashman y los Yankees también podrían firmar a Ottavino? Es una posibilidad, de acuerdo con varios reportes.
Como otros en el bullpen de los Yankees, Ottavino domina con poder, gracias a una recta de 94 mph y una slider que te deja sacudiendo las rodillas. Lanzó en 75 juegos para los Rockies la campaña pasada, promediando 13 ponches por cada nueve innings y menos de un corredor por entrada lanzada.
Pero incluso sin Ottavino, esto es lo que podría pasar cuando el abridor de los Yankees le de cinco entradas al manager Aaron Boone. Después de eso tendría a Chad Green, Dellin Betances, Britton y el cubano Albertin Chapman alineados para los últimos cuatro actos.

Si usted está tratando de analizar quién es el favorito en la División Este de la Liga Americana para la temporada que viene, pues buena suerte. Por fantásticos que hayan sido los Medias Rojas (108 ganados), los Yankees ganaron 100 duelos, así que prepárense para otro año de locura.
Pero enfoquémonos en los Medias Rojas. El firmar nuevamente al primera base Steve Pearce y al derecho Nathan Eovaldi, consiguieron casi todo en su listado de tareas pendientes.
En cuanto al asunto del cerrador. Al igual que el año pasado con J.D. Martínez, los Medias Rojas y Kimbrel están hechos el uno para el otro.
Boston tiene un par de tipos que lanzan muy duro -- Matt Barnes y Ryan Brasier - y cuentan con arsenal de cerrador. Pero entre los dos tienen un total de dos salvados de por vida (ambos de Barnes) y la División Este de la L.A. no es un sitio para experimentar. No cuando estás tratando de la Serie Mundial en año seguidos. 
Kimbrel, de 30 años, es cinco meses más joven que Britton, así que será interesante ver qué tan similares son sus contratos. El pacto de Britton podría ir de US$26 millones por dos años a US$53 millones por cuatro.
Kimbrel ha sido más saludable que Britton durante las últimas dos campañas, pero en términos de arsenal y resultados, son similares. Que Kimbrel esté tratando de buscar cinco o seis años es sólo cuestión de oferta y demanda.

Oh, y Manny Machado también entra en esta historia. ¿Son los Yankees los nuevos favoritos de su división? No, probablemente. Los Medias Rojas siguen teniendo mejor ofensiva y mejores abridores. Pero los Yankees se están acercando.
Pero los Yankees se acercarían todavía más si Cashman se hace con Machado. Sumarlo a un lineup que bateó 40 jonrones más que cualquier otro equipo de la Liga Americana podría servir la mesa para una de las mejores carreras divisionales que jamás hayamos visto. Y para Kimbrel sería fantástico negociar con eso sobre la mesa.
Pase lo que pase con Machado, Cashman ha tenido una gran temporada muerta, una en la que hasta ahora ha conseguido al abridor zurdo James Paxton en un cambio con los Marineros, al torpedero Troy Tulowitzki y los zurdos J.A. Happ y Britton en la agencia libre.
El béisbol es mejor y más interesante cuando los Yankees y los Medias Rojas están bien. El año pasado estuvieron más que bien y todo apunto a que mejorarán todavía más en el 2019. A ambas novenas les gustaría darles unos toques finales a sus rosters antes de que arranque la campaña. Eso es lo que podría terminar decidiendo las cosas.