Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

El cronista Eduardo Ortega espera una serie llena de emociones en Monterrey

MLB.com

Hace 20 años, cuando el avión de los Padres aterrizó en la ciudad de Monterrey, en el estado mexicano de Nuevo León, por primera vez, Eduardo Ortega necesitó de un respiro profundo para asimilar el momento.
 
"Me quedé en shock", exclamó Ortega, quien actualmente se encuentra en su 32da temporada como cronista de radio en español de los Frailes. "Fue un momento bien emotivo. Realmente me llegó. Miré a mi alrededor y dije, 'Wow, tenemos a Tony Gwynn, Rickey Henderson, [Ken] Caminiti, todas las estrellas'. ¿Y el avión acaba de aterrizar en México? Realmente no lo podía creer".
 
Los Padres regresan a Monterrey este fin de semana para disputar una serie de tres encuentros en contra de sus rivales Dodgers, dos equipos con bastante afición en México. Ortega cree que sentirá la misma emoción esta vez.
 
Durante sus 38 años narrando juegos de Grandes Ligas, Ortega ha sido testigo de un sinnúmero de hazañas. Ha estado detrás del micrófono en juegos de postemporada desde 1993. Ha narrado 18 Juegos de Estrellas y 23 Series Mundiales. También fue la voz de la Serie del Caribe por muchos años y ha sido el narrador principal en español del Clásico Mundial de Béisbol desde su primera edición.  
 
A pesar de todo ese historial, Ortega ve la serie de este fin de semana como uno de los momentos más emotivos en su carrera.
 
"He tenido la fortuna de narrar los partidos de los Padres en español en Canadá, en China en Beijing, en Hawaii en 1997 ... Pero este viaje en particular es, creo yo, el más importante para mí", confesó Ortega. "Traer béisbol de Grandes Ligas (a México) en estos momentos significa mucho".
 
El tijuanense apenas puede creer que estará en medio de otro viaje de los Padres a México, el tercero en la historia de la franquicia durante la temporada regular. San Diego disputó tres juegos en contra de los Mets en Monterrey en 1996. En 1999, los Padres regresaron a dicha ciudad, en donde jugaron un solo partido en contra de los Rockies para inaugurar la campaña.
 
"Conociéndolo, este fin de semana significará mucho para él porque regresa a su país natal para representar el béisbol de Grandes Ligas", aseguró su compañero de transmisiones Pedro Gutiérrez, quien ha trabajado junto a Ortega por una década.

Hace 20 años, cuando el avión de los Padres aterrizó en la ciudad de Monterrey, en el estado mexicano de Nuevo León, por primera vez, Eduardo Ortega necesitó de un respiro profundo para asimilar el momento.
 
"Me quedé en shock", exclamó Ortega, quien actualmente se encuentra en su 32da temporada como cronista de radio en español de los Frailes. "Fue un momento bien emotivo. Realmente me llegó. Miré a mi alrededor y dije, 'Wow, tenemos a Tony Gwynn, Rickey Henderson, [Ken] Caminiti, todas las estrellas'. ¿Y el avión acaba de aterrizar en México? Realmente no lo podía creer".
 
Los Padres regresan a Monterrey este fin de semana para disputar una serie de tres encuentros en contra de sus rivales Dodgers, dos equipos con bastante afición en México. Ortega cree que sentirá la misma emoción esta vez.
 
Durante sus 38 años narrando juegos de Grandes Ligas, Ortega ha sido testigo de un sinnúmero de hazañas. Ha estado detrás del micrófono en juegos de postemporada desde 1993. Ha narrado 18 Juegos de Estrellas y 23 Series Mundiales. También fue la voz de la Serie del Caribe por muchos años y ha sido el narrador principal en español del Clásico Mundial de Béisbol desde su primera edición.  
 
A pesar de todo ese historial, Ortega ve la serie de este fin de semana como uno de los momentos más emotivos en su carrera.
 
"He tenido la fortuna de narrar los partidos de los Padres en español en Canadá, en China en Beijing, en Hawaii en 1997 ... Pero este viaje en particular es, creo yo, el más importante para mí", confesó Ortega. "Traer béisbol de Grandes Ligas (a México) en estos momentos significa mucho".
 
El tijuanense apenas puede creer que estará en medio de otro viaje de los Padres a México, el tercero en la historia de la franquicia durante la temporada regular. San Diego disputó tres juegos en contra de los Mets en Monterrey en 1996. En 1999, los Padres regresaron a dicha ciudad, en donde jugaron un solo partido en contra de los Rockies para inaugurar la campaña.
 
"Conociéndolo, este fin de semana significará mucho para él porque regresa a su país natal para representar el béisbol de Grandes Ligas", aseguró su compañero de transmisiones Pedro Gutiérrez, quien ha trabajado junto a Ortega por una década.

Ortega creció en Tijuana, México, junto a sus cuatro hermanos y recuerda cómo llegaba a su casa y sintonizaba Radio Ranchito (que fuera la estación de los Padres en español de 1969 a 1997) para escuchar las narraciones de Mario Thomas y Gustavo López Moreno.

Finalmente, en agosto de 1986, el cronista fue contratado por el equipo que siguió desde chico, y donde, además, tuvo el honor de compartir micrófono once años con quien fue su principal motivación.

En un principio, el locutor mexicano hacía labores de suplencia o narraba una o dos entradas, pero fue en el juego inaugural de 1987 cuando los Padres visitaron a los Gigantes en la Bahía, cuando tuvo su primera oportunidad de manera oficial.

Antes de trabajar de tiempo completo como cronista de español de los Padres, Ortega también laboró como DJ en una radio.
 
"De ahí es de donde obtuvo esa personalidad llamativa, ese estilo peculiar para narrar", destacó Gutiérrez. "Le brinda ese sazón latino a las transmisiones, y es de ahí de donde lo adquirió".

Gutiérrez, otro nativo de Tijuana, ha conocido a Ortega por décadas. La influencia de Ortega, asegura Gutiérrez, fue la que lo llevó a trabajar detrás del micrófono.
 
"Por mucho, Eduardo es mejor ser humano que cronista", expresó Gutiérrez. "Y ese es un gran elogio si tomamos en cuenta que es uno de los mejores cronistas de radio en español actualmente".
 
Este viaje a Monterrey ya tiene un toque especial para Ortega. El antesalista de los Padres Christian Villanueva, nativo de Guadalajara, ha dado mucho de qué hablar gracias a una impresionante exhibición de poder en el mes de abril. El miércoles fue premiado y se convirtió en el primer jugador de los Padres en ser Novato del Mes desde que Ryan Schimpf lo hiciese en julio del 2016.
 
Después de abrir la temporada como otra opción más para el banco de los Padres, Villanueva encabezaba a todos los novatos de las Grandes Ligas con nueve jonrones, además de batear .299 con promedio de embasarse de .384 y .667 de slugging previo a la acción del jueves.
 
"En 1999 fue bien especial ver a Vinny Castilla jugando en México", recordó Ortega. "Se encontraba en la cumbre de su carrera, y es uno de los mejores jugadores de posición que ha dado México en Grandes Ligas. Ahora somos testigos de lo que Christian Villanueva está haciendo en su temporada de novato. Los fanáticos mexicanos se emocionan bastante cuando uno de sus peloteros de posición triunfa en las Mayores porque en realidad son pocos. La mayoría de los mexicanos que llegan a Grandes Ligas son pitchers".
 
Ortega es uno de los cronistas de béisbol en radio más reconocidos de México. Ha sido finalista para ganar el reconocido Premio Ford C. Frick en par de ocasiones, y sigue siendo un fuerte candidato a convertirse en el primer mexicano en ser exaltado al Salón de la Fama de Grandes Ligas.
 
"Será bien especial, compartir y mostrarle la cultura del béisbol mexicano al mundo, la manera en que disfrutamos del béisbol", dijo Ortega. "El ruido, la algarabía, la pasión con la que los mexicanos vivimos el béisbol".
 
Ortega es parte integral de esa cultura - y lo ha sido por casi cuatro décadas.