Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Playoffs: Emociones con cambios de formato

@castrovince
22 de septiembre de 2020

Las primeras 65 ediciones de la Serie Mundial no tuvieron muchas complicaciones. Tenías por un lado el ganador de la Liga Americana y por el otro el moncarca de la Nacional. Los dos se veían en una serie al mejor de siete (bueno, de hecho, fue al mejor de nueve

Las primeras 65 ediciones de la Serie Mundial no tuvieron muchas complicaciones. Tenías por un lado el ganador de la Liga Americana y por el otro el moncarca de la Nacional. Los dos se veían en una serie al mejor de siete (bueno, de hecho, fue al mejor de nueve unas pocas veces) para determinar el campeón.

Pero a medida que el béisbol de Grandes Ligas ha evolucionado en estilo y alcance geográfico durante el último medio siglo, su postemporada también ha cambiado de sólo el Clásico de Octubre a un torneo con más vueltas, generalmente repleto de decepciones y sorpresas.

Aunque el formato de 16 equipos para el 2020 será algo único debido a las inusuales circunstancias creadas por una pandemia global, sirve como recordatorio de que los cambios hechos al béisbol de octubre en el pasado siempre han servido para aumentar el drama.

Aquí va, entonces, un vistazo a las cuatro ocasiones anteriores en las que el formato fue modificado y lo que eso produjo el año en el que se hicieron esos cambios.

1969: Llegada de las Series de Campeonato
La migración de MLB hacia el oeste y las expansiones de los años 60 crearon la necesidad de encontrar una nueva forma de coronar al campeón. Las ligas fueron divididas en Divisiones Este y Oeste, con los ganadores de esas llaves avanzando a la Serie de Campeonato al mejor de cinco (pasaron a ser de siete en 1985).

La primera ronda de series de campeonato fue bastante clásica, con los Orioles (109 victorias) despachando a los Mellizos (97 triunfos) en la Americana y los Mets (100 ganados) eliminando a los Bravos (97 laureles). Esos Mets del 69, sin embargo, fueron llamados los “Amazin” (Asombrosos) por una razón. Los poderosos Bravos de Hank Aaron y del puertorriqueño Orlando “Peruchín” Cepeda eran considerados los favoritos, pero los Mets encontraron la forma de ganarles a batazos para barrer la serie y avanzar a la Serie Mundial para enfrentar a los Orioles, donde completaron una sorpresa todavía mayor.

1981: Mitades novedades
Suspendida a mitad de camino por una huelga de jugadores, la temporada de 1981 fue una locura. Fue dividida en dos mitades, con los ganadores de cada división en cada mitad enfrentándose uno al otro en una Serie Divisional al mejor de cinco. Los dos equipos con el mejor porcentaje de victorias en la L.N. – los Rojos y los Cardenales – se perdieron la postemporada por un tecnicismo.

Ahora, el béisbol fue muy bueno. Tres de las cuatro Series Divisionales llegaron al máximo de cinco duelos, con los Yankees doblegando a los Cerveceros, los Dodgers a los Astros y los Expos a los Filis en el decisivo quinto juego. Los Atléticos, por su parte, barrieron a los Reales.

Pero a pesar de todo el caos y particularidades de aquella campaña, los equipos con los mejores diferenciales de careras de la temporada regular – los Dodgers y los Yankees – fueron los que avanzaron al Clásico de Otoño, donde Los Ángeles se impuso en seis juegos.

1995: A ponerse “Comodín”
Como tantos otros cambios en la historia del béisbol, el nacimiento del formato de tres divisiones y la creación de los puestos de Comodín fueron criticadas a mansalva por los “puristas”.

Pero aquello fue una fuente de felicidad para los fanáticos de los Indios, que rápidamente se vieron encantados con la División Central de la Americana tras décadas de sufrimiento en el Este. Y de los Rockies, que a batazos se abrieron paso en el Comodín en apenas su tercer año de existencia. Y de los Marineros, que capturaron el Oeste y luego se impusieron ante los Yankees en un electrizante Juego 5 de la SDLA, una victoria que bien podría haber salvado el béisbol en Seattle.

Los Bravos, que ganaron su división, se llevaron la Serie Mundial, pero desde entonces siete equipos que avanzaron a octubre como Comodines terminaron llevándose el anillo.

2012: Y más comodines
A estas alturas, las quejas no eran tanto por la existencia de los Comodines, sino por la falta de obstáculos adicionales para los equipos que clasificaban por esa vía.

Para solucionar esto – y crear un duelo de vida o muerte perfecto para la televisión—MLB añadió un segundo Comodín en cada liga y un juego decisivo entre los dos. Y de un solo golpe el formato puso de cabeza el béisbol de octubre. Los Cardenales, que habían ganado 88 juegos en la ronda regular, se quedaron con el recién creado puesto del quinto sembrado en la Nacional y doblegaron a los Bravos en el último juego de Chipper Jones con la ayuda de una controversial sentencia de infield fly. Y aunque San Luis no se coronó por segundo año seguido, sí logró tumbar a los Nacionales (98 ganados) en cinco juegos en la SDLN.

Siete años después, los Nacionales – ahora como Comodín – se vengaron de los Cardenales en la SCLN, camino a convertirse en el segundo participante del Juego de Comodines (uniéndose a los Gigantes del 2014) en ganar la Serie Mundial.

Anthony Castrovince ha sido reportero de MLB.com desde el 2004.