Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

¿Podrán dar un giro positivo los Mets tras un 2017 de tantas lesiones?

MLB.com

PORT ST. LUCIE, Florida - Quizás no haya otro equipo en Grandes Ligas con una lista de posibles resultados tan amplia como la de los Mets. En el 2015, la escuadra de Queens ganó 90 juegos en camino a ganar el banderín de la Liga Nacional. El año pasado, sufrieron 93 descalabros con un equipo casi idéntico.

Mientras que ambos extremos - y cualquier resultado entremedio - son posibles para los Mets del 2018, el club ha tomado las medidas necesarias para tratar de evitar el mismo escenario del verano pasado. El nuevo manager Mickey Callaway y un renovado protocolo médico fueron los focos de atención de Nueva York durante temporada muerta; utilizar dichas contrataciones para incrementar la productividad en el terreno es ahora el objetivo de los Mets.

PORT ST. LUCIE, Florida - Quizás no haya otro equipo en Grandes Ligas con una lista de posibles resultados tan amplia como la de los Mets. En el 2015, la escuadra de Queens ganó 90 juegos en camino a ganar el banderín de la Liga Nacional. El año pasado, sufrieron 93 descalabros con un equipo casi idéntico.

Mientras que ambos extremos - y cualquier resultado entremedio - son posibles para los Mets del 2018, el club ha tomado las medidas necesarias para tratar de evitar el mismo escenario del verano pasado. El nuevo manager Mickey Callaway y un renovado protocolo médico fueron los focos de atención de Nueva York durante temporada muerta; utilizar dichas contrataciones para incrementar la productividad en el terreno es ahora el objetivo de los Mets.

¿Cómo les ira a los Mets en 2018? Sólo el tiempo lo dirá. Pero lo que sí tenemos claro es que los Mets ya tienen un plan para evitar lo que sucedió en 2017.

¿Cuál es la meta?
Cuando los Mets llegaron a la Serie Mundial antes de lo esperado en el 2015, creyeron que su ventana de éxitos apenas se abría. Desde entonces, una imparable ola de lesiones ha mermado las expectativas, pero mientras Noah Syndergaard y Jacob deGrom estén presentes, los Mets sienten que cuentan con una escuadra lo suficientemente fuerte como para competir.

Mientras que la directiva del club está consciente de que los Nacionales serán un hueso duro de roer en el Este de la Liga Nacional, la expectativa en Flushing es por lo menos capturar uno de los dos Comodines. Y si logran llegar a la postemporada, los Mets saben que su pitcheo puede dominar a cualquiera.

¿Cuál es el plan?
Tras terminar la temporada regular con todas sus piezas claves en la rotación activas, los Mets decidieron completar una extensa evaluación de sus procesos médicos. Desde los preparadores físicos y médicos, hasta sus protocolos de comunicación sobre el terreno, el conjunto neoyorquino decidió modificar toda su cadena de mando. Ellos esperan que su compromiso con la salud les permita contar con temporadas completas por parte de Syndergaard, deGrom y otros. Los Mets también agregaron profundidad al inicio de la primavera, cuando firmaron al zurdo Jason Vargas a un contrato por dos años para estabilizar la parte media de la rotación. Y ahora dependerán de Callaway para colocar a todos sus pitchers - incluyendo a aquellos en el fortificado bullpen - en la mejor posición para tener éxito.

En la parte ofensiva, los Mets necesitaban redondear su roster tras canjear a varias de sus piezas claves en verano pasado. Y así lo hicieron tras firmar a Jay Bruce y Todd Frazier, quienes probablemente ocupen el tercer y cuarto puestos en la alineación, y -en una contratación de menor peso- al inicialista mexicano Adrián González. La esperanza es que estas nuevas piezas le den un nuevo rostro a la ofensiva de los Mets junto al cubano Yoenis Céspedes y Michael Conforto, a quienes los Mets consideran como potenciales ganadores del JMV a pesar de su historial de lesiones.

¿Qué podría salir mal?
Lesiones, el mismo cuento del año pasado. No existe un mejor indicador de futuras lesiones que las del pasado, y los Mets están rodeados de muchos factores de riesgo con Syndergaard, Matt Harvey, Steven Matz, Zack Wheeler, Céspedes, Conforto, González, David Wright … y la lista sigue. Los Mets no necesitan que todos estos jugadores permanezcan sanos este año, pero sí dependen de la mayoría de ellos.

¿Quién podría sorprender?
El principal prospecto de los Mets el año pasado, Amed Rosario, ha pasado desapercibido durante toda esta primavera. Dotado de grandes habilidades, no hay razón para pensar que, a sus 22 años de edad, el dominicano no pueda dar el gran salto para convertirse en uno de los mejores torpederos de la Gran Carpa.

Un jugador que viene llamando la atención en los Mets esta primavera es el jardinero Brandon Nimmo, quien podría estar en proceso de saltarse al dominicano Juan Lagares en la lista de jardineros. Si Nimmo recibe la oportunidad de jugar de manera regular, podría convertirse en ese tipo de primer bate dinámico del que han carecido los Mets durante años.