Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Posada y Beltrán fueron reconocidos por sus esfuerzos para ayudar a un Puerto Rico diezmado

MLB.com

NUEVA YORK -- Como muchos ligamayoristas del pasado y del presente, el boricua Jorge Posada regresó a su isla natal este invierno y se encontró con una escena de espanto. Y como muchos otros, el ex receptor de Grandes Ligas se propuso ayudar.

La destrucción que había sufrido Puerto Rico tras el paso del Huracán María era demasiada desgarradora como para que Posada no tomara acción.

NUEVA YORK -- Como muchos ligamayoristas del pasado y del presente, el boricua Jorge Posada regresó a su isla natal este invierno y se encontró con una escena de espanto. Y como muchos otros, el ex receptor de Grandes Ligas se propuso ayudar.

La destrucción que había sufrido Puerto Rico tras el paso del Huracán María era demasiada desgarradora como para que Posada no tomara acción.

"Nunca había visto tantos cables de electricidad caídos", dijo Posada el martes por la noche en la entrega anual de los Premios Thurman Munson. "Habían cables en la calle, casas llenas de agua. Es algo que no se comprende. Todo estaba color marrón. La vegetación muerta. Cinco meses después, la gente en albergues. Mi familia no tuvo ni electricidad ni agua por más de cuatro meses. Todavía hay personas que no tienen servicio eléctrico. Es una situación verdaderamente difícil".

Posada y su esposa, Laura, han unido fuerzas con otras celebridades para brindarle asistencia a personas en la isla que sufren de cáncer, reabastecer casas diezmadas por las inundaciones y enviar aviones llenos de suministros. Han recaudado casi US$500,000 para la isla.

Otros jugadores de Grandes Ligas han emprendidos iniciativas parecidas, incluyendo Beltrán. El ex jardinero ha ayudado a recaudar casi US$1.5 millones - incluyendo US$1 millón de su propio bolsillo - para los esfuerzos de auxilio.

Beltrán fue homenajeado junto con Posada el martes.

"El país está muy necesitado ahora mismo", dijo Beltrán. "Sentí de corazón que tenía que hacer algo. Al final del día, como puertorriqueño y deportista, estoy haciendo lo mejor posible para echarle una mano a la gente necesitada".