Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Puerto Rico listo para recibir la serie entre los Indios y los Mellizos en el Hiram Bithorn

LasMayores.com

SAN JUAN -- Por primera vez desde el 2010, el béisbol de Grandes Ligas dirá presente en Puerto Rico, con una serie de dos partidos en el Estadio Hiram Bithorn de San Juan entre los Indios de Cleveland y los Mellizos de Minnesota el martes y el miércoles.

La Isla del Encanto, golpeado por el Huracán María en septiembre pasado y aún afectada por daños estructurales y falta de servicios básicos, se prepara para recibir no sólo la acción de las Mayores en el terreno de juego, sino también muchas otras actividades alrededor del evento.

SAN JUAN -- Por primera vez desde el 2010, el béisbol de Grandes Ligas dirá presente en Puerto Rico, con una serie de dos partidos en el Estadio Hiram Bithorn de San Juan entre los Indios de Cleveland y los Mellizos de Minnesota el martes y el miércoles.

La Isla del Encanto, golpeado por el Huracán María en septiembre pasado y aún afectada por daños estructurales y falta de servicios básicos, se prepara para recibir no sólo la acción de las Mayores en el terreno de juego, sino también muchas otras actividades alrededor del evento.

"Como puertorriqueño, es un honor y un placer tener la oportunidad de representar a los Mellizos de Minnesota", dijo el jardinero de los Mellizos, Eddie Rosario, en un comunicado emitido por MLB la semana pasada. "Estoy bien contento y emocionado de jugar frente a mi familia y mis amigos que no han tenido la oportunidad de verme jugar en persona en un juego de Grandes Ligas.". 

Rosario, campeón con los Criollos de Caguas en la Serie del Caribe 2017 y subcampeón de la selección boricua en el Clásico Mundial del mismo año, estará acompañado en los Mellizos por el derecho José Berríos como puertorriqueños jugando en su tierra por primera vez como ligamayoristas. 

Del lado de los Indios, estará presente Francisco Lindor, una de las estrellas más brillantes de las Grandes Ligas ahora mismo y también integrante de #TeamRubio en el Clásico del 2017. Además, el receptor Roberto Pérez y el coach Sandy Alomar Jr.-- uno de los nombres más sonoros entre los ligamayoristas puertorriqueños durante su época como jugador activo-representarán a la Tribu en el Hiram Bithorn.

"He querido esta oportunidad por mucho tiempo", dijo Lindor en el comunicado de MLB. "He dicho muchas veces que jugar en Puerto Rico es un sueño hecho realidad. No veo la hora de salir al terreno frente a los fanáticos de mi tierra. Estoy seguro de que será un momento que jamás olvidaré". 

A CELEBRAR EL BÉISBOL CON SABOR BORICUA
Entre los presentes en el Hiram Bithorn estará el ligamayorista de tantos años, Carlos Beltrán, quien se retiró como jugador activo tras ganar la Serie Mundial con los Astros en el 2017. Beltrán lanzará la primera bola el primer día, justo después de que el también puertorriqueño Bernabé "Bernie" Williams-cuatro veces campeón con los Yankees en una carrera de 16 años en las Mayores-interprete el himno nacional de los Estados Unidos. Además, Pedrito Guzmán cantará "La Borinqueña" en dicha ceremonia el primer día. 

Durante la serie, también harán acto de presencia los artistas Pedro Capo y Daddy Yankee.

UNA ISLA AÚN RECUPERÁNDOSE
Ante los devastadores efectos del Huracán María, la Liga de Puerto Rico realizó a duras penas una abreviada y logísticamente difícil temporada invernal de 18 juegos. Pero al final, el esfuerzo valió la pena, ya que los Criollos volvieron a coronarse no sólo de la liga local, sino también repitió como monarca de la Serie del Caribe en Guadalajara en febrero.

Ahora, vuelve el béisbol de lujo tras un año tan difícil, que incluyó una serie abortada hace 11 meses entre los Marlins y los Piratas debido a temores por el virus del zika.

"Estoy contento porque podremos llevar algo de felicidad a mi isla después del Huracán María", dijo Rosario, quien además de Lindor y otros jugadores realizarán visitas a escuelas y otras partes de la comunidad esta semana. "Estos dos días serán inolvidables para mí y para la isla de Puerto Rico. El pueblo está bien emocionado y contento de poder ser testigo del béisbol de Grandes Ligas".