Sabor latino entre los mejores SS de White Sox

22 de abril de 2020

Pocos disfrutan un buen debate como los fans de béisbol. Con eso en mente, les pedimos a nuestros reporteros que enumeraran a los cinco mejores jugadores de la historia de cada franquicia en una posición particular, según lo hecho con dicho equipo.

Aquí, los cinco mejores torpederos en la historia de los White Sox, según el reportero de MLB.com, Scott Merkin.

1) Luke Appling, 1930-1950
Dato Clave: El WAR (Victorias por Encima del Reemplazo, por sus siglas en inglés) más alto según Fangraphs (72.7) y Baseball-Reference (77.1) en la historia de la franquicia

Luke Appling tiene el récord del club con el promedio más alto para una temporada, cuando bateó .388 en 1936, junto a seis cuadrangulares, 31 dobles, 128 impulsadas, porcentaje de embasarse de .474 y 111 anotadas. En su última campaña, Appling negoció 85 bases por bolas en 618 veces al plato y sólo se ponchó 25 veces.

Appling ganó el título de bateo nuevamente en 1943 con un .328 y fue convocado a siete Juegos de Estrellas. Los White Sox retiraron su número 4 en 1975; el primero de la franquicia. Appling terminó como líder del equipo en juegos disputados (2,422) y hits (2,729) a la vez que es segundo en dobles (440), anotadas (1,319) y bases por bolas (1,319). Fue exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown en 1964.

2) Luis Aparicio, 1956-1962, 1968-1970
Dato Clave: Los White Sox retiraron su número 11 en 1984

La combinación de Salón de la Fama de Luis Aparicio en el campo corto y Nellie Fox en la intermedia dominó el cuadro de Chicago entre 1956 y 1962. El dúo fue inmortalizado en el Guaranteed Rate Field en el 2006, debido al impacto que tuvieron en conjunto. El venezolano, quien ingresó al Salón de la Fama en 1984, fue Novato del Año en 1956 y terminó segundo en la votación para Jugador Más Valioso en 1959, quedando por detrás, nada y nada menos, de Fox.

Aparicio fue convocado nueve veces al Juego de Estrellas y ganó Siete Guantes de Oro en la Liga Americana en sus dos pasantías con Chicago. Sus 318 bases robadas son la segunda mayor cantidad en la historia del equipo, por detrás de Eddie Collins. Aparicio fue el líder en estafadas en de la Liga Americana en sus primeras siete campañas en las Mayores.

3) Alexei Ramírez, 2008-2015
Dato Clave: Buena combinación de velocidad y poder

Hubo siete candidatos para los tres puestos finales de esta lista, pero el WAR de Ramírez de 19.6 sobresalió por encima del resto. El cubano comenzó su carrera en el 2008 con los White Sox en la pradera central, ante los Indios, y defendió principalmente la intermedia ese año.

Un grand slam de Ramírez en el sexto inning ante Gary Glover le dio a Chicago el triunfo 8-2 en la reposición de un partido en casa ante los Tigres el 29 de septiembre del 2008, un día después de finalizada la temporada. Eso llevó a los White Sox a jugar ante los Mellizos por la corona de la División Central de la Americana. El triunfo de los White Sox por 1-0 en ese juego es uno de los mejores encuentros en la historia de los Patipálidos. Ramírez terminó su carrera en los Medias Blancas con 109 cuadrangulares, 227 dobletes y 135 bases robadas.

4) Ozzie Guillén, 1985-1997
Dato Clave: Fue el Novato del Año de la Liga Americana en 1985

El mayor logró de Guillén fue llevar a los White Sox a ganar la Serie Mundial en el 2005 como manager, una posición en la que también está en el tope histórico del equipo. Pero el venezolano también fue un sólido jugador durante más de una década.

Guillén llegó en diciembre de 1984 en un cambio con los Padres que envió al ganador del Premio Cy Young LaMarr Hoyt a San Diego. Guillén fue convocado a tres Juegos de Estrellas, ganó el Guante de Oro en 1990 y fue líder en WAR defensivo de la liga entre 1986 y 1988. Fue parte integral del equipo que fue campeón divisional en 1993. Se estafó 169 bases en su carrera, incluyendo cuatro temporadas con más de 20.

5) Tim Anderson, 2016- presente
Dato Clave: Ganó el título de bateo en el 2019

No sólo encabezó la Liga Americana, sino ambas ligas con promedio de .335 en el 2019. Anderson tiene el potencial de robarse 30 bases y dar 30 jonrones por temporada, y aunque lideró las Grandes Ligas con 26 errores en el 2019, ha demostrado tener un amplio alcance en jugadas complicadas.

La inclusión de Anderson es un reflejo de su desarrollo en la posición y su futuro crecimiento.

Menciones honoríficas
El dominicano Juan Uribe siempre será una de las figuras más populares entre los jugadores y aficionados, recordado particularmente por el clavado hacia las gradas que hizo en la novena entrada para atrapar un elevado de foul en el Juego 4 de la Serie Mundial del 2005, y su disparo al inicialista Paul Konerko para retirar al cubano Orlando Palmeiro y sacar el último out del campeonato. Uribe también cubrió la segunda y tercera almohadillas durante su período de cinco años con el equipo, incluyendo también la postemporada del 2008. Hizo lo que pudo para ganar y fue uno de los personajes más entretenidos.

El venezolano Alfonso “Chico” Carrasquel jugó seis campañas con los Medias Blancas y fue convocado cuatro veces al Juego de Estrellas. Fue el líder en WAR defensivo en las Mayores en 1951, 1953 y 1954.

El puertorriqueño **José “Tony” Valentín **es el líder entre los jugadores de los White que defendieron principalmente el campo corto con 136 cuadrangulares. También es el 12mo en la historia de la franquicia con dicha cifra. El bateador ambidiestro jugó cinco años en Chicago, en los que dio al menos 25 jonrones y 20 dobles por temporada.

El miembro del Salón de la Fama George Davis jugó siete campañas con los Medias Blancas, incluidas las últimas seis de su carrera de 20 años. Fue el líder en WAR ofensivo (5.5) en la Americana y quedo empatado en WAR defensivo (2.8) en 1905. Además, impulsó seis carreras en la Serie Mundial de 1906 ante los Cachorros.