Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas arrow-downArrow Down icon Arrow Up icon

Sixto, parte de la “Generación Pedro” del 45

@castrovince
1 de octubre de 2020

El dominicano Sixto Sánchez usa el número 73 en su uniforme. Pero el tatuaje con el 45 en el cuello es el número de su corazón. Ése fue el número de su compatriota Pedro Martínez. Y Sánchez, quien estuvo programado para hacer su debut de postemporada el jueves en el

El dominicano Sixto Sánchez usa el número 73 en su uniforme. Pero el tatuaje con el 45 en el cuello es el número de su corazón.

Ése fue el número de su compatriota Pedro Martínez. Y Sánchez, quien estuvo programado para hacer su debut de postemporada el jueves en el Juego 2 de la Serie del Comodín contra los Cachorros en Chicago, es un miembro orgulloso de la “Generación Pedro”—una camada de jóvenes dominicanos inspirados por Pedro y que se ponen el 45 en el diamante.

Más de una década después de su último juego en Grandes Ligas y cinco años después de su exaltación al Salón de la Fama, la presencia de Martínez se siente en estos playoffs. Específicamente, Sánchez se parece a Pedro en el montículo con su entrega al plato, lo cual inspiró al inmortal de Cooperstown a calificar a Sixto como “Un Mini-Yo con mejor material”.

“Desde chiquito, siempre me gustó la forma en que Pedro jugaba”, dijo Sánchez. “Pedro tenía buenos pitcheos—curva, slider, todo. Fue uno de los motivos por los que me enamoré del béisbol.

Oriundo de San Cristóbal, R.D., el derecho Sánchez usó el número 45 en Clase-A Avanzada y Doble-A en ligas menores, donde se estableció como uno de los mejores prospectos del pitcheo. Fue la pieza clave en el canje que envió de Miami a Filadelfia al receptor J.T. Realmuto en el 2019. Al ser ascendido a Grandes Ligas el 22 de agosto de este año, Sánchez se sintió obligado al ponerse el 73 que había usado en los entrenamientos de primavera.

Sin embargo, para el 2021, tiene previsto volver al 45.

“Es mi número favorito”, dijo Sánchez, quien tuvo efectividad de 3.46 y EFE+ en siete aperturas y 39.0 entradas con los Marlins en la campaña regular.

La afición por el 45 es algo común entre los prospectos dominicanos. Cuando MLB.com entrevistó a las promesas en el Rookie Career Development Program en enero, preguntamos cuál número preferían y por qué. Tres lanzadores quisqueyanos contestaron que les gustaba el 45.

“Fue el número que usó Pedro”, dijo el diestro de los Yankees, Deivi García, quien hizo su debut de Grandes Ligas este año con el 83 (el 45 es de Gerrit Cole en el Bronx). “Muchos dominicanos quieren ese número”.

Hicimos una investigación. El 45 fue usado por 162 jugadores de liga menor en el 2019 (el coronavirus acabó con la temporada del 2020). Uno de esos prospectos fue nada más y nada menos que Pedro Martínez Jr., un antesalista que jugó a nivel de novatos en el sistema de los Tigres el año pasado.

“Fue una elección obvia”, dijo Martínez hijo. “Es el número de la familia y quiero seguir con esa tradición. Ese número tiene que seguir en el juego”.

Parece que así será.

De los 160 equipos afiliados a MLB a nivel de liga menor en el 2019, 132 contó con un jugador vistiendo el 45. De ellos, 55 (el 42%) fueron dominicanos. El número 45 fue usado por un lanzador quisqueyano en 49 de esos 132 equipos (el 37%). Para poner eso en otro contexto, los dominicanos fueron el 22.6% de los jugadores en las menores el año pasado el 23.5% de los lanzadores.

Entonces, parecería que el 45 de Pedro es algo más que un número.

“Para mí, Pedro significa algo grande”, dijo el novato dominicano de los Astros, el derecho Cristian Javier, quien usa el 53 en las Mayores. “Es uno de los íconos del béisbol en la República Dominicana y es alguien que siempre admiramos”.

Javier, García y Sánchez podrían causar un gran impacto en esta postemporada. Y para ellos, ver a Pedro lanzar por los Medias Rojas en los playoffs-y específicamente en el 2004—fue una experiencia crucial a una edad joven.

“‘Wow, yo quiero ser como él’”, recuerda haber dicho Sánchez.

Está camino a eso. En tres de sus primeras cuatro aperturas de Grandes Ligas, Sánchez permitió dos carreras o menos en 6.0 entradas o más. Su recta de cuatro costuras ha promediado 98.6 millas por hora, según Statcast, mientras que su sinker y su cambio están por encima del promedio en torno a movimiento horizontal y vertical. Sánchez ha exhibido el potencial de ser un lanzador élite en material y comando. Y ha impresionado con su aplomo, estilo Pedro.

De su parte, Martínez lo ha notado.

“Cuando lo veo, puedo ver lo que nunca pude ver antes: A mí mismo pitchando en un juego”, dijo Martínez recientemente en MLB Network. “Creo que este muchacho es especial”.

Una vez vuelva al número 45 el próximo año, el jersey estaré en sintonía con su tatuaje. Fue el año pasado que Sánchez se hizo el tatuaje con el 45, para rendirle honor a su ídolo del béisbol. Y si los datos de liga menor nos indican algo, el 45 de Pedro durará bastante a nivel general.

Ha llegado la “Generación Pedro”.

Anthony Castrovince ha sido reportero de MLB.com desde el 2004.