Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas arrow-downArrow Down icon Arrow Up icon

Solución para Castro: Un guante de “panqueque”

@beckjason
27 de febrero de 2020

PORT CHARLOTTE, Florida. – El guante parece una de esas mascotas que usaban los receptores hace muchos años, o un guante de cocina perfecto para retirar el pastel del horno. Pero no pareciera algo que un infielder usaría para fildear rodados, pues no tiene malla.

PORT CHARLOTTE, Florida. – El guante parece una de esas mascotas que usaban los receptores hace muchos años, o un guante de cocina perfecto para retirar el pastel del horno. Pero no pareciera algo que un infielder usaría para fildear rodados, pues no tiene malla.

Ése es el punto del guante de entrenamiento. Por eso, el dominicano Ramón Santiago lo utilizó durante años en su carrera como infielder para mejorar su defensa, pues lo obligaba a enfocarse en ponerse por delante de la pelota y fildearla con la palma del guante en vez de confiar en la malla. Y por esa misma razón que se lo dio al puertorriqueño Willi Castro cuando empezaron los entrenamientos. Y ésa es también la razón por la cual el manager Ron Gardenhire está mucho más optimista con la defensa de Castro que hace cinco meses.

“Ha hecho algo que podría permitirle ser un torpedero”, dijo Gardenhire. “Es un muchacho talentoso y ahora ha hecho un ajuste mecánico”.

Cuando terminó la temporada pasada, Gardenhire no estaba seguro si Castro iba a ser capaz de ser un campocorto a tiempo completo o si lo mejor sería moverlo a la segunda base. Incluso en la pequeña muestra que representa un llamado a las Grandes Ligas en septiembre, el novato estaba fildeando demasiados roletazos de lado para el gusto de Gardenhire. Su trabajo con los pies también lo ponía de vez en cuando en una posición complicada para tirar la bola.

“Eso era un problema”, confesó Castro. “Realmente no tenía una buena dirección para tirar a primera y eso me estaba haciendo cometer un montón de errores”.

Castro cometió cuatro errores en 28 juegos iniciados con el equipo grande en septiembre del 2019, pero sus métricas defensivas mostraban un problema más grande. Registró menos-3 Outs Sobre el Promedio (OAA, por sus siglas en inglés), de acuerdo con Statcast. Sus métricas en jugadas en las que tenía que moverse hacia los lados eran mejores que aquellas en las que tenía que ir hacia adelante o hacia atrás.

“Yo solía cometer muchos errores porque la bola me brincaba”, dijo Castro. “Esto me hace poner mi guante en un mejor ángulo”.

Tanto Castro como el tercera base dominicano Dawel Lugo usan guantes de “panqueques” en las prácticas, pero el guante de Castro es un poco más delgado. Llevan los guantes para la primera ronda de rodados en la práctica de bateo, y luego utilizan sus guantes normales.

“Agarro como 15-20 al día”, dijo Castro.

La diferencia, según Gardenhire, es notable.

“Le bateé rodados (el martes) en el campo corto”, apuntó el dirigente. “Algunas de las cosas mecánicas de las que hemos hablado, cosas que le iban a complicar la vida en el campo corto, pues ya no están, todo en un solo invierno. Con Santiago, sus rutinas, con su guante plano, Castro ya no puede simplemente ‘barrer’ buscando la pelota. Tienes que agarrarla en el centro. Y lo demás simplemente se ha ido.

“Ésas son las mejorías que a uno le encantan. Le bateé roletazos y le dije a Santi después, ‘Lo entendió. Puede hacer eso. Puede jugar shortstop. Con esa mecánica, puede hacerlo’. Y el año pasado le dije, ‘Si sigues atrapando la bola así, no lo vas a lograr’. Es impresionante lo que ha logrado. Es algo muy bueno para él”.

Eso no significa que Castro vaya a ser candidato a quedarse con el puesto de torpedero. Niko Goodrum está anclado allí, y aunque el otrora utility ha perdido los últimos días debido a unos dolores en la ingle, los Tigres lo están llevando con cuidado, dado que un problema en esa zona le puso fin a su temporada 2019 a finales de agosto.

A largo plazo, los Tigres necesitan un torpedero. Si Castro o Goodrum puede hacer el trabajo, se habrá hecho cargo de una parte importante de la reconstrucción de los Tigres.

“Confío en mis manos”, dijo Castro. “No estaba contento (en septiembre pasado), porque conozco mis manos. Yo sabía que podía hacer mejor las cosas. Este año será un buen año”.

Jason Beck está a cargo de la cobertura de los Tigres para MLB.com.