Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas arrow-downArrow Down icon Arrow Up icon

¿Son los Mets ya favoritos en su división?

@paul_casella
8 de enero de 2021

Los Bravos han tomado control del Este de la Liga Nacional en los últimos años, ganando la división en las últimas tres temporadas. Pero, ¿terminará su reinado en el 2021? Es una buena pregunta, luego de que los Mets adquirieran el jueves al campocorto puertorriqueño Francisco Lindor y al derecho

Los Bravos han tomado control del Este de la Liga Nacional en los últimos años, ganando la división en las últimas tres temporadas. Pero, ¿terminará su reinado en el 2021?

Es una buena pregunta, luego de que los Mets adquirieran el jueves al campocorto puertorriqueño Francisco Lindor y al derecho venezolano Carlos Carrasco de los Indios en un mega cambio. De hecho, los modelos de proyección de FanGraphs ya han elevado a los Mets al tope de la división. Antes del pacto, Atlanta (proyección de porcentaje de triunfos de .538) tenía una ligera ventaja sobre Nueva York (.535), pero ahora la proyección de los Mets ha subido a .558.

Claro, los Bravos han estado en este puesto antes. Muchos estaban listos para proclamar a los Filis como los favoritos del Este de la Nacional cuando firmaron a Bruce Harper y adquirieron a J.T. Realmuto antes de la temporada del 2019, pero Atlanta ganó 97 juegos ese año, mientras que los Filis terminaron en el cuarto puesto. Los Nacionales, que terminaron en el segundo lugar, fueron el Comodín ese año y ganaron la Serie Mundial. Pero los Bravos volvieron a defender su corona del Este en el 2020.

Ahora los Mets surgen como el retador más reciente de los Bravos. Echemos un vistazo a cómo ambos clubes se posicionan en varias áreas. Tengan en mente que aún hay tiempo para continuar mejorando estos clubes – y los otros tres de la división.

OFENSIVA
Sería perfectamente razonable darle la ventaja a un equipo de los Bravos que cuenta con un trío conformado por el venezolano Ronald Acuña Jr., Freddie Freeman y el curazoleño Ozzie Albies – pero profundicemos un poco. Atlanta probablemente tenga que buscarle reemplazo al dominicano Marcell Ozuna, el líder en jonrones de la Liga Nacional (18) y empujadas (56) en el 2020. Es posible que Ozuna pueda regresar si Grandes Ligas permite que nuevamente la figura del bateador designado en la Liga Nacional en el 2021, pero a esta altura no hay nada garantizado. Tampoco es un hecho que Travis d'Arnaud pueda continuar la producción que tuvo el año pasado, cuando logró OPS de .919 -- 182 puntos por encima del promedio de su carrera. Añadan que Nick Markakis es agente libre y que no le ofrecieron contrato a Adam Duvall. El club podría confiar en una combinación entre el prospecto dominicano de 22 años, Cristian Pache, el venezolano Ender Inciarte y Austin Riley para la parte baja de la alineación.

En los Mets, Lindor otorga poder a una alineación que ya fue buena en el 2020 – incluso con los problemas de Pete Alonso. Michael Conforto volvió a su forma estelar del 2017, con una impresionante línea de promedios de .322/.412/.515. Dominic Smith despegó también. El cañonero de 25 años bateó .316, con slugging de .616 y OPS de .993, consiguiendo votos para el premio al Jugador Más Valioso de la Nacional. Agreguen a Jeff McNeil, quien ha bateado .319 de por vida con OPS de .884. Ahora los Mets podría conformar una de las alineaciones más potentes de la Nacional con la llegada de Lindor, especialmente si Alonso retoma la forma que lo llevó a empalmar 53 bambinazos y tener OPS de .941 en su año de novato en el 2019.

Claro, otro movimiento importante para cualquier club – ya sea que los Bravos retengan a Marcell Ozuna o los Mets yendo por el agente libre George Springer – podría cambiarlo todo.

Ligera ventaja: Mets (por ahora)

PITCHEO ABRIDOR
Hay muchas interrogantes en esta categoría. ¿Estará listo Mike Soroka para el Día Inaugural? ¿Cuánto podrá aportar Noah Syndergaard en el 2021? ¿Podrá Marcus Stroman continuar su nivel estelar del 2019, tras optar por no lanzar en el 2020? ¿Podrá Ian Anderson, de 22 años, continuar el dominio absoluto que demostró como novato en sus primeras 10 aperturas (incluyendo la postemporada)?

Las respuestas a esas preguntas determinarán esta categoría, pero la ligera ventaja por ahora la tienen los Bravos, debido a su profundidad – aunque la inclusión de Carrasco hace que la decisión sea más complicada. Atlanta hizo su propia movida importante en el receso de temporada al pactar con el dos veces convocado al Juego de Estrellas, Charlie Morton, a un pacto por un año. Además del potencial regreso de Soroka, Morton llega a una rotación que cuenta con Max Fried (7-0, efectividad de 2.25 el año pasado) y Anderson (1.59 en 10 aperturas en el 2020, incluyendo la postemporada). Es un cuarteto formidable, mientras que Kyle Wright y el recién llegado Drew Smyly lucharán por el último puesto de la rotación.

En cuanto a los Mets se refieren, obviamente cuentan con uno de los mejores lanzadores del mundo, Jacob deGrom, como ancla de su rotación. Pero más allá del ganador de dos Premios Cy Young, las cosas lucen mucho menos estables. La llegada de Carrasco, quien tuvo un regreso increíble en el 2020 (EFE de 2.91 en 12 aperturas), refuerza una rotación que probable esté sin Syndergaard al menos hasta junio. En el intermedio, Stroman, David Peterson, Steven Matz y Seth Lugo completarían la rotación.

Ligera ventaja: Bravos

BULLPEN
Los Mets cuentan con que el puertorriqueño Edwin Díaz logre repetir su increíble repunte en el 2020, a la vez que esperan que Dellin Betances goce de un renacer propio. Luego de tener promedio de carreras limpias de 5.59 en su primera campaña en Queens, Díaz tuvo 1.75 y ponchó a 50 bateadores en apenas 25.2 innings el año pasado. La llegada de Trevor May junto al dominicano Jeurys Familia debe de ser de gran ayuda, pero si Betances – quien tuvo efectividad de 7.71 en una temporada en la que disminuyó su velocidad – recupera la forma que resultó en convocatorias a cuatro Juegos de Estrellas consecutivos en el Bronx, será un gran impulso.

De su parte, Atlanta tuvo uno de los mejores cuerpos de relevo de Grandes Ligas en el 2020 y no hay motivo para pensar que eso vaya a cambiar este año. La efectividad de 3.40 de los relevistas de los Bravos los colocó en el cuarto lugar en Grandes Ligas (segundo lugar en la Liga Nacional, solamente detrás de los Dodgers) y eso fue pese a que Will Smith tuvo promedio de carreras limpias de 4.50 y problemas inusuales a la hora de ceder jonrones. Dando por hecho que Smith volverá a mantener la bola dentro del parque, será considerado para el puesto de cerrador, aunque el manager Brian Snitker tiene otras opciones como Chris Martin, A.J. Minter y Tyler Matzek. Sea como sea que Snitker decida utilizar a sus relevistas, sería difícil anotarle a Atlanta en las entradas finales.

Ligera ventaja: Bravos

DEFENSA
No hay duda de que los Mets han tenido problemas con su defensa en los últimos años, pero el conjunto parece estar haciendo un enorme esfuerzo por rectificar eso este invierno. Luego de firmar en diciembre al receptor James McCann, quien representa una enorme mejoría detrás del plato comparado con el venezolano Wilson Ramos, los Mets reforzaron más su defensa al adquirir a Lindor, quien ha ganado dos Guantes de Oro.

La adición de Pache, un prospecto valorado por su defensa, en el bosque central podría darles a los Bravos uno de los mejores jardines en las Mayores en ese sentido, pero aun así habría interrogantes. Es probable que Austin Riley una vez más tenga que defender la tercera base, donde tuvo dificultades en el 2020. Atlanta tiene un infield sólido, pero los dos movimientos que han hecho los Mets este invierno podrían transformar su defensa en el 2021.

Ligera ventaja: Mets

¿QUÉ SE PUEDE HACER PARA INCLINAR LA BALANZA?

Bravos: En ese caso, bastaría con encontrar un bate para reemplazar a Ozuna, o renovar con el dominicano si hay BD en la Liga Nacional este año.

Mets: Aunque con lo que ya han hecho, quizás sea posible que los Mets puedan ganar su primer título en el Este de la Liga Nacional desde el 2015. Hacer otro movimiento de impacto (como agregar George Springer o Trevor Bauer, por ejemplo) les permitiría establecerse como favoritos en la división.

¿QUÉ PUEDEN HACER LOS DEMÁS?

Marlins: Tras tener récord ganador por primera vez desde el 2009 y alcanzar a la postemporada por primera ocasión desde el 2003, los Marlins esperan demostrar que llegaron para quedarse. La joven rotación de Miami dio la cara en el 2020, pero el club se beneficiaría de refuerzos en el bullpen y detrás del plato para dar el próximo paso.

Nacionales: *Un regreso en salud de Stephen Strasburg sería un enorme impulso, pero los Nacionales necesitan completar su rotación después de Strasburg, Max Scherzer y Patrick Corbin. Y no estaría de más que sumaran otro bate de impacto.

Filis: Filadelfia no ha hecho mucho ruido este invierno, pero tendrá que hallar la manera de reforzar lo que fue uno de los peores cuerpos de relevo en Grandes Ligas el año pasado. Los Filis también necesitan encontrar a un receptor titular, aunque sería una decepción si no renovaran con J.T. Realmuto.

Paul Casella es reportero y editor de MLB.com con base en Filadelfia.