Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

¿Tienen Dodgers el mejor lineup de su historia?

@kengurnick
20 de febrero de 2020

GLENDALE, Arizona – La ofensiva de los Dodgers en el 2019 fue una de las más explosivas en la historia de la franquicia. Ahora Mookie Betts se une al lineup de los azules, lo que significa que la versión del 2020 podría ser la mejor ofensiva de los Dodgers desde

GLENDALE, Arizona – La ofensiva de los Dodgers en el 2019 fue una de las más explosivas en la historia de la franquicia. Ahora Mookie Betts se une al lineup de los azules, lo que significa que la versión del 2020 podría ser la mejor ofensiva de los Dodgers desde …

“Siempre”, exclamó Charlie Hough, quien lanzó en las Mayores durante 25 años y ahora trabaja como asistente especial en el departamento de ligas menores de los Dodgers. “Probablemente sea el lineup más profundo que hayan tenido”.

Se trata de un gran elogio para una franquicia que tuvo al primer cuarteto de cañoneros con por lo menos 30 jonrones cada uno en 1977 (Dusty Baker, Ron Cey, Steve Garvey, Reggie Smith), en una era en la que batear 30 cuadrangulares en una temporada era toda una hazaña.

La edición actual, que también cuenta con cuatro toleteros con al menos 30 bambinazos (Betts, Cody Bellinger, Max Muncy, Joc Pederson), se proyecta para ser la mejor alineación de los Dodgers desde los llamados Boys of Summer (Chicos de Verano), la cual tuvo a cuatro miembros que ahora se encuentran en el Salón de la Fama: Duke Snider, Jackie Robinson, Roy Campanella y Pee Wee Reese.

El año pasado, los Dodgers impusieron una marca en la Liga Nacional con 279 vuelacercas. El club anotó puso un récord para el equipo en Los Ángeles con 886 anotadas, un total que también fue el más alto del Viejo Circuito. En la historia de la franquicia de los Dodgers en la era moderna (desde 1900), solamente la edición de 1953 anotó más carreras (955) que la escuadra del 2019.

Varios instructores de alto perfil en el Camelback Ranch compararon el potencial de la ofensiva de los Dodgers este año con la mejor que han visto durante sus carreras.

“La Gran Máquina Roja”, indicó Pat Corrales, asistente especial del GG y ex timonel de Grandes Ligas que jugó en una escuadra de Cincinnati que tenía en sus filas a Pete Rose, Johnny Bench, Joe Morgan y el cubano Atanasio “Tany” Pérez.

“Los Cerveceros de Milwaukee de 1982, con Gorman Thomas, Robin Yount, Paul Molitor, Ben Oglivie y Ted Simmons”, recordó el ex coach de pitcheo de los Dodgers, Rick Honeycutt, quien ahora funge como asistente especial de Los Ángeles.

“Los Piratas de los 70, con Al Oliver, Willie Stargell, el puertorriqueño Roberto Clemente, Bob Robertson”, dijo Hough. “Ha habido alineaciones bien buenas a través de los años, pero no creo que haya existido una con la profundidad que nosotros tenemos. Contamos con bateadores bastante buenos en la banca”.

“Los Mets de 1988”, destacó el analista de televisión y ex lanzador derecho Orel Hershiser, quien ganó el Premio Cy Young precisamente ese año y venció a los mismos Mets en el Juego 7 de la SCLN, para enviar a los Dodgers a la última Serie Mundial que han ganado.

Hershiser dijo que la incorporación de Betts, quien batea a la derecha, viene a balancear un lineup que avanzó de manera categórica el año pasado en el sentido de agregar un enfoque más paciente y de ajetreo en la caja de bateo en comparación con temporadas anteriores.

“Por esa razón, fuimos capaces de pasar sobre los Atléticos en la Serie Mundial más fácil de lo que lo hicimos con los Mets”, manifestó Hershiser al recordar aquel 1988. “Aquel equipo de los Mets nos ganó 10 de 11 juegos aquel año (en la temporada regular)”.

Clayton Kershaw afirmó que no habría querido ser un pitcher de la oposición preparándose para enfrentar a sus compañeros.

“La combinación de paciencia, menos ponches y poder”, expresó Kershaw. “Ya no existe el – este muchacho acostumbra a hacer swing; puedes dominarlo temprano en el turno. Ni tampoco – este muchacho tiene una gran debilidad, puedes aprovecharla para dominarlo. Del 1 al 8 no hay un bateador fácil de sacar y eso es super difícil. Como lanzador un lineup así te va desgastando poco a poco”.

Honeycutt ayudó a Kershaw y a cada lanzador de los Dodgers en los últimos 14 años a planear los juegos en base a las alineaciones contrarias.

“Agregas a un bate de la talla de Betts a la parte alta del lineup – no es necesariamente un velocista como Rickey Henderson – pero aporta esa clase de habilidad, algo que en realidad nunca hemos tenido”, declaró Honeycutt. “Ahora, no hay descanso para los lanzadores contrarios. Cuando cuentas con esa clase de profundidad, los lanzadores opuestos no la tienen nada fácil”.

A Hough, quien ha sido un mentor para cada lanzador joven de los Dodgers desde Kenley Jansen, tampoco le gustaría enfrentar a una alineación como ésta.

“Se trata de un grupo de muchachos que pueden llegar a ser una pesadilla en la caja de bateo”, culminó.

Ken Gurnick ha estado a cargo de la cobertura de los Dodgers para MLB.com desde el 2001.