Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias CHC

Indiscutibles los logros de Sosa en los Cachorros

@MLBastian
13 de mayo de 2020

Pocos disfrutan un buen debate como los fans de béisbol. Con eso en mente, les pedimos a nuestros reporteros que enumeraran a los cinco mejores jugadores de la historia de cada franquicia en una posición determinada, según lo hecho con dicho equipo. Aquí, los cinco mejores jardineros derechos en la

Pocos disfrutan un buen debate como los fans de béisbol. Con eso en mente, les pedimos a nuestros reporteros que enumeraran a los cinco mejores jugadores de la historia de cada franquicia en una posición determinada, según lo hecho con dicho equipo.

Aquí, los cinco mejores jardineros derechos en la historia de los Cachorros, según el reportero de MLB.com, Jordan Bastian.

1. Sammy Sosa, 1992-2004

Dato clave: El único jugador en la historia de MLB en conectar 60 jonrones o más en tres temporadas diferentes

Las estadísticas que el dominicano Sosa acumuló durante sus 13 años con los Cachorros no se pueden esconder. Es la interrogante sobre cómo hizo el jardinero derecho para lograr esos números lo que sigue siendo un tema candente entre los fanáticos y los votantes del Salón de la Fama.

Pero incluso tomando eso en consideración, sería una injusticia colocar a Sosa en otro lugar distinto al primero en este listado, dado su lugar en la historia de los Cachorros. Sosa es el líder del club en jonrones (545 de sus 609 bambinazos en MLB) y junto a Mark McGwire, cautivó a todos durante la caza del entonces récord de cuadrangulares en una temporada, los 61 de Roger Maris.

“Nosotros trajimos de vuelta al béisbol”, le dijo Sosa a Marc Carig de The Athletic durante una entrevista en enero.

La único que vincula a Sosa con el posible uso de sustancias para mejorar el rendimiento es el resultado de las pruebas antidopaje anónimas del año 2003, lo que fue informado por The New York Times. La validez de dichas pruebas ha sido puesta en duda, pero de cualquier manera, eso ha contribuido a poner una mancha sobre el legado de Sosa. Eso ha quedado en evidencia en el proceso de votación del Salón de la Fama, en el que Sosa ha sacado entre el 6.6% y el 13.9% de los votos en sus ocho años en la boleta.

Al margen de la controversia, Sosa fue un espectáculo con los Cachorros. Entre 1998 y el 2001, promedió 61 vuelacercas y 149 impulsadas por campaña, con .310 de promedio y 1.058 de OPS. En 1998, cuando se llevó el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, terminó con 66 jonrones (segundo detrás los 70 de McGwire), empujó 158 rayitas y bateó .308 (1.024 de OPS).

Sosa fue adquirido por los Cachorros antes de la campaña de 1992 en un cambio con los Medias Blancas (junto a Ken Patterson) por veterano cañonero dominicano George Bell.

Cuando terminó su estadía con los Cachorros, Sosa tenía siete convocaciones al Juego de Estrellas, seis Bates de Plata y había acumulado 1,414 empujadas (tercero en la historia del club), 873 extrabases (tercero), un total de 3,980 bases alcanzas (cuarto), 1,245 anotadas (sexto) y 58.8 de WAR (sexto). Su slugging de .569 y OPS de .928 con los Cachorros lo ubican de segundo en la historia de la franquicia. Y su tasa de un cuadrangular por cada 12.8 turnos es la mejor de todos los tiempos en el equipo.

“Tienes que entender”, dijo Sosa en una entrevista en 1999, “que siempre habrá un comentario, siempre habrá alguien que no va a querer que tengas éxito en tu carrera.

“Siempre va a ser difícil, siempre habrá personas que te van a criticar. Así es la vida. No tienes ningún control sobre eso”.

2. Andre Dawson, 1987-1992

Dato clave: 172 jonrones como jardinero derecho, segundo en los Cachorros detrás de Sosa

En 1987, Dawson bateó .287 con .896 de OPS y lideró las Mayores en jonrones (49) y empujadas (137), suficiente para ser JMV de la Liga Nacional. Esa campaña también fue al Juego de Estrellas, ganó un Guante de Oro y se ganó un Bate de Plata. Durante su paso por los Cachorros, Dawson se afianzó como jugador del Salón de la Fama, asistiendo cinco veces al Juego de Estrellas y ganándose dos de sus ocho Guantes de Oro. En Chicago, bateó .285 con 174 cuadrangulares, 149 dobles, 587 remolcadas y .834 de OPS.

3. Bill Nicholson, 1939-1948

Dato clave: 1,010 juegos en el jardín derecho, segundo detrás de Sosa en los Cachorros desde 1904

Durante una década con los Cachorros, Nicholson bateó .272/.368/.471 con 205 jonrones, 245 dobles, 833 empujadas, más boletos (696) que ponches (684) y 38.1 de WAR. En la Serie Mundial de 1945, empujó ocho carreras en siete partidos y fue a cuatro Juegos de Estrellas. Entre 1943 y 1944, cuando finalizó entre los mejores tres en la votación al JMV en cada año, Nicholson bateó .298 (.926 de OPS) con un promedio de 31 bambinazos, 33 dobles, 82 bases por bolas, 106 anotadas y 125 fletadas por campañas.

4. Kiki Cuyler, 1928-1935

Dato clave: Más WAR con los Cachorros (25.9) que con los Piratas (17.9) en su carrera

En ocho temporadas con Chicago, Cuyler disputó dos Series Mundiales. Bateó .325/.391/.485 con 79 cuadrangulares, 220 dobles, 66 triples, 161 bases robadas y 665 anotadas. Es sexto en la historia de los Cachorros en promedio de bateo, noveno en porcentaje de embasarse y octavo en OPS (.876).

5. Frank Schulte, 1904-1916

Dato clave: Jugó en cuatro Series Mundiales distintas con Chicago

Schulte acumuló 21.9 de WAR en sus años en el norte de Chicago. Fue parte del equipo que en 1907 y 1908 ganó dos Series Mundiales seguidas y se llevó el Premio Chalmers (precursor del JMV) en 1911. Ese año, Schulte bateó .300/.384/.534 con 21 jonrones, 30 dobles, 21 triples, 107 empujadas y 105 anotadas en 154 choques. En 13 temporadas con la franquicia, conectó 1,590 hits y dejó 116 de OPS+ (16% mejor que el promedio de la liga).

Jordan Bastian cubre a los Cachorros para MLB.com. Anteriormente, cubrió a los Indios del 2011 al 2018 y a los Azulejos del 2006 al 2010.