Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

La afición de los Yankees parece no haber terminado de aceptar a Giancarlo Stanton

MLB.com

Giancarlo Stanton todavía no es una figura bien querida por los aficionados en el Yankee Stadium, y quizás nunca llegue a serlo. Eso no significa que el cañonero les desagrade a los fans, a pesar de haber momentos en los que ha recibido abucheos, siendo el más notable cuando se ponchó cinco veces en el juego inaugural de la temporada en el Yankee Stadium. Los fanáticos del Bronx tampoco llegaron a querer a Alex Rodríguez - otro cañonero de alto calibre que llegó a los Yankees con un largo contrato y que luego firmó otro pacto aun más lucrativo con los Bombarderos.

Los fanáticos no han abucheado tanto a Stanton recientemente. Mi amigo Pete Caldera, el respetado cronista de béisbol para northjersey.com, dijo la noche del miércoles que cuando Stanton es dominado en una situación de apremio, "se escuchan quejidos". Stanton fue ovacionado la noche del miércoles tras batear de imparable en sus primeros tres turnos al bate. Stanton batea .244 con 15- apenas tres menos que Aaron Judge -- y 35 carreras empujadas, jugando con el club con mejor porcentaje de ganados y perdidos de Grandes Ligas.

Giancarlo Stanton todavía no es una figura bien querida por los aficionados en el Yankee Stadium, y quizás nunca llegue a serlo. Eso no significa que el cañonero les desagrade a los fans, a pesar de haber momentos en los que ha recibido abucheos, siendo el más notable cuando se ponchó cinco veces en el juego inaugural de la temporada en el Yankee Stadium. Los fanáticos del Bronx tampoco llegaron a querer a Alex Rodríguez - otro cañonero de alto calibre que llegó a los Yankees con un largo contrato y que luego firmó otro pacto aun más lucrativo con los Bombarderos.

Los fanáticos no han abucheado tanto a Stanton recientemente. Mi amigo Pete Caldera, el respetado cronista de béisbol para northjersey.com, dijo la noche del miércoles que cuando Stanton es dominado en una situación de apremio, "se escuchan quejidos". Stanton fue ovacionado la noche del miércoles tras batear de imparable en sus primeros tres turnos al bate. Stanton batea .244 con 15- apenas tres menos que Aaron Judge -- y 35 carreras empujadas, jugando con el club con mejor porcentaje de ganados y perdidos de Grandes Ligas.

Pero decir que los Yankees aún no le han dado esa cálida bienvenida a Stanton es una gran subestimación. Los aficionados quieren mucho a Judge. Más que a cualquier otro pelotero, es a Judge a quien ellos vienen a ver, es el turno al bate que desean presenciar, aun cuando Stanton conectó más cuadrangulares la campaña pasada con otro equipo.

Los fans de los Yankees quieren a Judge. También están demostrando amor por los jóvenes hechos en casa como Torres y el dominicano Miguel Andújar. Estos muchachos pertenecen a la cantera de los Bombarderos. Stanton no, y - una vez más- el ex cañonero de los Marlins podría nunca ser considerado por los seguidores de los Yankees como uno de los suyos. Un caso similar se dio con Reggie Jackson. Roger Maris nunca fue un Mickey Mantle. Alex Rodríguez nunca iba a ser un Derek Jeter.

No existe una ciencia cierta ni una fórmula para saber el porqué una fanaticada en específico reacciona de una u otra manera con una estrella. Los Yankees no lo ganaron todo el año pasado con Judge. Pero el Juez sí los guio durante toda la campaña.

Caminé alrededor del Yankee Stadium la noche del miércoles y charlé con los aficionados acerca de Stanton. Y la mayor explicación que he recibido hasta ahora acerca de su comportamiento hacia el recién llegado toletero vino de Lance Gordon, un viejo fanático de hueso colorado de los Yankees, oriundo de Woodbury, Nueva York y quien estaba sentado en la Sección 118 junto a su familia.

"La única manera en que puedo explicarlo es que tenemos a Judge bien metido en nuestras cabezas", opinó Gordon. "[Judge] fue nuestro timón a la ofensiva durante toda la temporada pasada".

En el Juego Inaugural de la campaña, Stanton conectó dos jonrones. ¿Y saben qué se dijo en la cobertura? Que él y Judge iban a acumular 100 bambinazos y que iban a causar pánico en los lanzadores de la oposición. Se decía que este dúo iba a emular lo hecho por Mantle y Maris en 1961, cuando ambos legendarios toleteros fueron tras la marca de 60 cuadrangulares de Babe Ruth y terminaron combinándose para 115 vuelacercas.

Stanton lleva paso de finalizar con 46 bambinazos esta campaña jugando la mitad de los partidos en un estadio favorable para los bateadores. Esa es la clase de bateador que sería en realidad. Es posible que la temporada pasada haya sido un caso atípico para él en Miami. Se mantuvo lo suficientemente sano para ver acción en 159 juegos y terminó con 59 batazos de vuelta entera. Anteriormente había participado en 150 compromisos una sola vez en su carrera. La mayor cantidad de cuadrangulares que había conectado anteriormente en una campaña era 37.

Stanton fue un coloso en Miami el año pasado. Pero ya no juega más allí. Y es mejor que los fanáticos se vayan acostumbrando a él en Nueva York. Es el nuevo A-Rod del equipo en cuanto al tamaño de su contrato se refiere. Stanton no se va a ningún lado. De muchas maneras distintas, debido a lo lucrativo de su contrato, sus números del año pasado y su corpulento físico, Stanton es uno de los peloteros más interesantes del mundo - solamente no de la manera en la que nosotros pensamos. Por supuesto, es muy temprano para predecir cómo le irá esta temporada en el Bronx. Pero no es el Juez en la Calle 161. No es un jugador legítimo para los aficionados de los Yankees, al menos no por ahora.