Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas arrow-downArrow Down icon Arrow Up icon

Cinco equipos que sorprenden hasta ahora

@RichardJustice
10 de mayo de 2019

Ya deberíamos estar acostumbrados a las sorpresas. La campaña pasada, los Atléticos mejoraron 22 juegos y los Bravos 18 para llegar a los playoffs, y casi nadie pareció estar sorprendido. Así son las cosas en un deporte en el que 20 de los 30 equipos han jugado al menos una

Ya deberíamos estar acostumbrados a las sorpresas. La campaña pasada, los Atléticos mejoraron 22 juegos y los Bravos 18 para llegar a los playoffs, y casi nadie pareció estar sorprendido. Así son las cosas en un deporte en el que 20 de los 30 equipos han jugado al menos una serie de postemporada en las últimas cinco campañas y el que las cinco ediciones más recientes de la Serie Mundial han producido cinco campeones distintos.

De cualquier manera, es casi imposible ver la tabla de posiciones y no notar varias cosas que no esperabas. Con eso en mente, aquí están las cinco sorpresas más agradables de lo que va de 2019.

1. Mellizos 23-12 (.657)

Minnesota tiene la capacidad de mantenerse arriba gracias a una excelente rotación, una ofensiva que encabeza las Mayores en slugging y un manager novato, Rocco Baldelli, que se ha visto fantástico. Los abridores del club son segundos en la Liga Americana con 3.50 de efectividad, incluyendo al zurdo venezolano Martín Pérez (5-0, 2.83 EFE), quien ha sido una de las mejores firmas de la temporada muerta. El derecho puertorriqueño José Berríos (6-1, 2.53 EFE) ya está en la conversación por el Cy Young de la L.A., y el jardinero boricua Eddie Rosario lidera la liga con 13 jonrones. El receptor Mitch Garver (1.147 OPS, siete jonrones) está teniendo su año revelación, y los relevistas Blake Parker y Taylor Rogers tienen de 10-10 en oportunidades de salvar.

2. D-backs 22-16 (.579)

Esta es la sorpresa más agradable en la Liga Nacional y por mucho. Después de perder a Paul Goldschmidt, A.J. Pollock, Patrick Corbin y Steven Souza Jr. (lesión), todo apuntaba a que éste sería un año de reconstrucción. Sólo los Dodgers y los Cachorros han anotado más carreras en la L.N. gracias a que el primera base Christian Walker (.949 de OPS, siete jonrones) finalmente está recibiendo la oportunidad de jugar, el utility dominicano Ketel Marte (.850 de OPS, nueve jonrones) está aportando de todas las formas posibles y Adam Jones (.785 de OPS, seis jonrones) está jugando como en sus mejores días. Dos jugadores que llegaron en el cambio de Goldschmidt –el derecho Luke Weaver (3-1, 3.29 EFE) y el catcher Carson Kelly (.763 OPS, ocho dobles) – han estado muy bien.

3. Padres 21-17 (.553)

Buenos, les dieron US$444 millones a Eric Hosmer y Manny Machado las últimas dos temporadas muertas. ¿Puede un equipo que gaste esa cantidad de dinero ser una sorpresa? Además, le dieron la bienvenida al estelar prospecto dominicano Fernando Tatis Jr. (lesionado ahora mismo). Pero los Padres sí son una sorpresa por la forma en la que han tenido este inicio: Con su pitcheo. La efectividad de 3.38 de la rotación es la tercera mejor en MLB. El novato Chris Paddack (3-1, 1.55) ha permitido una carrera o menos en cinco de sus siete aperturas y el zurdo Matt Strahm no ha recibido más de dos carreras limpias en seis saludas en fila.

4. Piratas 17-17 (.500)

Cuando usted tiene pitcheo, puede dominar al mundo. O al menos puedes competir. Y los Piratas tienen pitcheo. La efectividad de 3.80 de la rotación es la quinta mejor de la L.N., y la combinación de los relevistas Kyle Crick y el venezolano Felipe Vázquez es de las mejores. Pero la historia es la rotación donde los derechos Joe Musgrove (con todo y su salida para el olvido el jueves) y Jordan Lyles han lucido fantásticos e incluso con Jameson Taillon fuera indefinidamente por un problema en el brazo, Pittsburgh parece tener suficiente para luchar en la División Central de la L.N. Sólo los Marlins han anotado menos carreras y ése será el reto de los Piratas de ahora en adelante.

5. Marineros 20-20 (.500)

Han bajado a tierra después de su tremenda arrancada, pero el hecho de que estén en .500 es impresionante. El gerente general Jerry Dipoto desarmó el roster del año pasado y lo volvió a armar con una serie de cambios y firmas, y como resultado tiene un equipo más jóven, con mejor sistema de liga menor y una menor nómina. A estas alturas, es imposible saber qué tan buenos son. Después de ganar 13 de 15, tienen marca de 7-18 y están anotando 4.3 carreras por juego. La esperanza es esa rotación que les ha dado 20 aperturas de calidad, la segunda cantidad más alta en el Joven Circuito, gracias en buena medida a la labor de los zurdos Yusei Kikuchi y Marco Gonzales.

Richard Justice es columnista de MLB.com.