Alex Cora recibió el mejor regalo de cumpleaños: un pase a la Serie Mundial

19 de octubre de 2018

HOUSTON -- Alex Cora festejó su 43er cumpleaños con todo y champán.

Con un triunfo por 4-1 en el Juego 5 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, los pupilos de Cora, los Medias Rojas de Boston, eliminaron a los Astros de Houston el jueves para avanzar a la Serie Mundial por primera vez desde que se coronaron en el 2013.

De esa manera, Cora se convirtió en el primer manager puertorriqueño que llega a la Serie Mundial. Ha sido un año de grandes emociones para Cora. El boricua acordó un contrato para dirigir a los Patirrojos durante Clásico de Otoño el año pasado, cuando fungía como coach de la banca en un equipo de los Astros que terminaría adjudicándose el primer título en la historia de la organización.

En la temporada regular, Cora condujo a la novena de Boston a 108 victorias, un récord de la franquicia. Bajo su tutela, los Medias Rojas despacharon en la Serie Divisional de la Liga Americana a los Yankees y en la SCLA a los Astros, dos equipos que también sumaron 100 victorias en la temporada regular.

"Cuando termine la temporada, me sentaré a reflexionar sobre lo que ha ocurrido", dijo Cora. "De lo que estoy seguro es de que hay mucha gente (en Puerto Rico) orgullosos de mí".

Y motivos les sobran.

"Orgulloso", resumió cómo se sentía el oriundo de Caguas. "Uno no piensa en eso cuando estás en estos hasta que te preguntan y entonces muchas cosas vienen a la mente - la gente en Puerto Rico, mami, mis hermanas, mi familia, (mi hija) Camila que está en Puerto Rico, que tiene que estar gozando. Sumamente orgulloso que vamos a estar en ese escenario".

Cora tomó las riendas de un equipo de Boston que venía de ganar el Este de la Liga Americana en campañas consecutivas, pero que había sido eliminado en la primera ronda ambas veces, en el 2016 a manos de los Indios y el año pasado por los Astros. Los Medias Rojas del 2018 hilaron tres títulos divisionales por primera vez en la historia de la franquicia.

Con la excepción de la adición como agente libre del cañonero J.D. Martínez, quien empalmó un bambinazo solitario en el Juego 5 y coqueteó con una Triple Corona de bateo en su primera campaña en Boston, el equipo que disputará la venidera Serie Mundial es casi idéntico al de los últimos dos años. Según el zurdo , quien se apuntó su primer triunfo como abridor en la postemporada en el Juego 5 al trabajar 6.0 innings en blanco, la presencia de Cora marcó la diferencia.

"Cora simplemente encaja muy bien con este grupo", dijo el zurdo. "Lo hizo desde antes del primer día en los entrenamientos primaverales, reuniendo a los muchachos, haya sido por mensajes de texto o llamadas, y saliendo a comer en enero. Poniéndonos a todos en la misma página y asegurándose que todos tuviésemos la misma meta. Ha sido fenomenal".