Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

¿Del sótano a la cima en un año? La historia dice que sí se puede

MLB.com

Una de las mejores cosas que tiene el béisbol es que la historia casi nunca se repite. Puedes terminar de último en una temporada y llevarte la división el año siguiente.

Eso ha pasado 13 veces desde 1969, cuando Major League Baseball creó las divisiones. Y quizás podría elevarse a 14 esta temporada.

Una de las mejores cosas que tiene el béisbol es que la historia casi nunca se repite. Puedes terminar de último en una temporada y llevarte la división el año siguiente.

Eso ha pasado 13 veces desde 1969, cuando Major League Baseball creó las divisiones. Y quizás podría elevarse a 14 esta temporada.

Y mientras estamos soñando, ¿por qué no hacerlo en grande? Después de que los Medias Rojas pasaron del último al primer puesto en el 2013, completaron el trabajo venciendo a los Cardenales en la Serie Mundial. Desde 1969, otros cinco equipos que pasaron del sótano al primer lugar han llegado a la Serie Mundial. Uno de los casos más notables fue el de los Mellizos de 1991, que cargados por Jack Morris y Kirby Puckett salieron de la nada para ganar el anillo.

Pero tampoco es que sea necesario ganar la división para celebrar. Terminar cerca del tope tras un año para el olvido también es un placer.

Los Mellizos finalizaron con marca de 59-103 y en el último lugar de la División Central de la Liga Americana en el 2016, y un año después saltaron directamente a la postemporada como uno de los comodines de su circuito. Fueron el equipo que consigue un comodín tras quedar últimos el año anterior.

Así que, con eso en mente, vamos a darle un vistazo a los sotaneros de las seis divisiones de MLB en la temporada pasada:

División Oeste de la LN: Gigantes (64-98 en el 2017)

Todo lo que podía salir mal la temporada pasada salió mal. Los Gigantes ganaron 23 juegos menos que en el 2016, cuando perdieron de forma dramática ante los Cachorros en la Serie Divisional después de ganar un comodín. Esperen una mejoría inmediata si Madison Bumgarner y Buster Posey evitan las lesiones.

Brian Sabean y Bobby Evans llenaron dos tremendos huecos al conseguir en sendos cambios al tercera base Evan Longoria y al jardinero Andrew McCutchen, que pasará del bosque central al derecho. El movimiento le permitirá a Hunter Pence mudarse al jardín izquierdo, donde se unirá a Christian Yelich, Ryan Braun, el dominicano Marcell Ozuna y el cubano Yoenis Céspedes como parte de la élite entre los defensores de esa posición en la Liga Nacional.

División Este de la LN: Filis (66-96 en el 2017)

Sólo los Padres tuvieron un equipo más joven que los Filis la temporada pasada y la experiencia que adquirieron Aaron Nola y el resto de los abridores jóvenes podría ser clave para dar un paso hacia adelante. Más allá del nuevo manager Gabe Kapler, la contratación más importante fue la del agente libre dominicano Carlos Santana. Jugará primera base, moviendo al prometedor Rhys Hoskins al jardín izquierdo.

Pat Neshek regresa con un contrato de dos años para ser el principal preparador del cerrador dominicano Héctor Neris, mientras que Tommy Hunter le da profundidad al bullpen. Habrá que ver con atención cómo maneja J.P. Crawford el campocorto ahora que el venezolano Freddy Galvis fue cambiado a los Padres. Galvis jugó los 162 encuentros la temporada pasada.

División Central de la LN: Rojos (68-94 en el 2017)

Jared Hughes, el dueño de uno de los brazos más confiables entre los relevistas de las Grandes Ligas, firmó un contrato de dos años con los Rojos tras estadías con los Piratas y los Cerveceros. Es una buena pieza para un bullpen que tiene varios brazos poderosos (el cubano Raisel Iglesias, el dominicano Wandy Peralta y Michael Lorenzen). Los Rojos van a entregarle el campocorto al venezolano José Peraza y esperan que el tercera base Nick Senzel, la segunda selección del draft del 2016, suba pronto y crear algo de abundancia en esa posición junto al venezolano Eugenio Suárez.

División Central de la LA: Tigres (64-98 en el 2017)

Todavía sumergidos en la parte de salir de talento del proceso de reconstrucción que empezó con los cambios de Justin Verlander y Justin Upton, los Tigres luego cambiarían a Ian Kinsler a los Angelinos. Firmaron al cubano Leonys Martín para agarrar batazos en el jardín central y así potenciar el trabajo de abridores como Michael Fulmer, Daniel Norris y Matthew Boyd. Al Ávila le dio profundidad al cuerpo de pitcheo con las firmas de Mike Fiers y Ryan Carpenter, un zurdo de 27 años que podría terminar en el bullpen si no se gana el puesto de quinto abridor.

División Oeste de la LA: Atléticos (75-87 en el 2017)

Tienen tantos bateadores jóvenes en el sistema que Ryon Healy fue declarado como una pieza prescindible. Fue cambiado a los Marineros para dejar claro que Matt Chapman es el tercera base y Matt Olson el inicialista. La rotación tiene mucho potencial con Jharel Cotton, Sean Manaea y Kendall Graveman listos para despegar.

Los Atléticos están buscando un repunte de Stephen Piscotty, cambiado por los Cardenales después de que obtuvieron a Ozuna. El venezolano Yusmeiro Petit, firmado por dos temporadas, y Emilio Pagán, que llegó en el cambio de Healy, le darán profundidad a un bullpen que necesitaba mucha ayuda.

División Este de la LA: Orioles (75-87 en el 2017)

Al parecer no hubo mucho de verdad con los rumores de cambio de Manny Machado, y más allá de eso ha sido una temporada muerta bastante calmada en Baltimore. Dan Duquette no ha resuelto los problemas de la rotación detrás de Dylan Bundy y Kevin Gausman. Algo que sí ha hecho es acumular brazos interesantes para escoger luego en los entrenamientos: Michael Kelly, Néstor Cortes, los dominicanos José Mesa Jr. y Pedro Araujo y Konner Wade. El jardinero Jaycob Brugman, que debutó con los Atléticos el año pasado, fue sumado para darle profundidad a los jardines.