Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

El brasileño Eric Pardinho muestra dotes de as en la finca de los Azulejos

29 de agosto de 2018

El cotizado prospecto brasileño Eric Pardinho, de 17 años de edad, comenzó su carrera profesional este verano en Bluefield, el equipo de categoría Novatos de los Azulejos en la Liga Appalachian. Y aunque el lanzador derecho y prospecto número 7 de Toronto está todavía a varios años de las Grandes

El cotizado prospecto brasileño Eric Pardinho, de 17 años de edad, comenzó su carrera profesional este verano en Bluefield, el equipo de categoría Novatos de los Azulejos en la Liga Appalachian. Y aunque el lanzador derecho y prospecto número 7 de Toronto está todavía a varios años de las Grandes Ligas, ya es considerado una estrella en ascenso en una organización llena de talento en las ligas menores, empezando por el dominicano Vladimir Guerrero Jr.
Pardinho, el nuevo rostro del béisbol en Brasil, también tiene el potencial para ser una estrella algún día.
"Lo que destaca de Pardinho es su pasión y su competitividad, y como fuera del terreno es un muchacho sencillo, genuino. Es un joven muy agradable y respetuoso", dijo Gil Kim, el director de desarrollo de peloteros de los Azulejos. "Pero en el montículo es un bulldog. Te quiere ganar. Se emociona mucho. Es muy intenso, y esa es otra de sus cualidades".
Pardinho estaba ubicado en el puesto seis de la lista de 30 mejores prospectos internacionales de MLB.com cuando firmó con los Azulejos el pasado 2 de julio por US$1.4 millones. A la organización no le tomó mucho tiempo darse cuenta que estaba demasiado avanzado por empezar en la Liga de Verano Dominicana, así que lo enviaron a Estados Unidos para su primera campaña profesional.
Hay que apuntar que Guerrero Jr. saltó desde Bluefield hasta Doble-A New Hampshire tras dos temporadas. El infielder Bo Bichette, segundo mejor prospecto de la organización, empezó su carrera a los 18 años en la Liga de la Costa del Golfo en el 2016 e inició este año en New Hampshire.
En cuanto a Pardinho se refiere, prefieren esperar hasta la temporada muerta para determinar dónde comenzará el 2019.
De acuerdo con Kim, "las primeras preguntas que nos vienen a la mente en términos de cuál sería el mejor ambiente para él son, ¿Qué tan consistente es con sus rutinas? ¿Qué tan sólida es su ética de trabajo? ¿Es un buen compañero? ¿Qué tan fuerte es mentalmente para lidiar con un nivel más avanzado?"
"Aunque todas esas cosas son importantes, tener la fortaleza mental para enfrentar retos mayores y no quitarle la vista la importancia del proceso y de trabajar todos los días es probablemente la más importante de todas".
"En Pardinho, Vladimir, Bichette, vimos a muchachos en los que teníamos bastante confianza en que les fuese bien o mal, iban a seguir trabajando, a mantenerse positivos, y que por eso iba a ser una buena experiencia para ellos".
En total, Pardinho, dejó 2.88 de efectividad y los rivales le batearon para .199 con 64 ponches en 50 innings, repartidos en 11 aperturas. En tres de sus cuatro salidas más recientes ha permitido una o cero carrera, incluyendo su apertura del sábado, en la que se fue sin decisión tras ponchar a siete y permitir una carrera limpia en cuatro innings.
Ese día, la recta de Pardinho llegó a 96 mph. También tira slider, curva y cambio. Y mezcla bien sus envíos.
"Ha sido una experiencia muy positiva. He aprendido muchas cosas nuevas y siento que estoy progresando", explicó Pardinho. "Estoy muy enfocado en trabajar duro para seguir saludable y escuchar a mis coaches. La comida y los viajes en autobús han sido muy distintos a mi vida en Brasil, pero ha sido divertido y me estoy ajustando".
Pardinho nació y se crió en Bastos, un pequeño municipio de Sao Paulo en el que se asentó una gran comunidad japonesa. Sus padres son Evandro Pereira Pardinho y Rosa Reikio Tanaguchi, nacida en Brasil de padres japoneses. Entrenó en la academia de béisbol CT Yakult y aprendió a jugar con técnicas y el estilo del béisbol japonés, enfocado en rectas, ubicación de pitcheos y un gran enfoque en la mecánica del lanzador. Pardinho entrenó con pelotas de goma hasta que tenía 12 años y no lanzó ningún envío secundario, ni levantó pesas, hasta que cumplió 13.
"Eric es un muchacho muy maduro para su edad, y eso se debe a que dejó el hogar muy temprano para buscar su sueño como pelotero", contó Evandro desde su casa en Brasil. "Es el mismo muchacho de siempre, aunque quizás habla un poquito más. Pero esta es una nueva experiencia para todos en la familia".
Pardinho, quien habla portugués y español fluido, también está trabajando para aprender inglés. Dice que su principal idioma es el béisbol, y lo habla las 24 horas del día y los siete días a la semana, si bien encuentra tiempo para chatear diariamente con su familia, jugar video juegos y comunicarse con sus amigos por las redes sociales.
En muchos sentidos, Pardinho ya es un héroe del béisbol brasileño. Tenía sólo 15 años cuando lanzó para su país en la ronda clasificatoria del Clásico Mundial de Béisbol en el 2016 y si todo sale como está planeado se unirá a Yan Gomes (que en 2012 fue el primer pelotero nacido en Brasil en llegas a las Grandes Ligas), el pitcher de los Bravos, Luiz Gohara, el también lanzador de los Medias Blancas, Thyago Vieira, y el outfielder de los Reales, Paulo Orlando, en la exclusiva lista de ligamayoristas de su país. En la actualidad, hay 16 brasileños en las menores.
"Yo creo que el béisbol en Brasil va a crecer mucho en los próximos 10 años y que vamos a producir mucho talento", indicó Pardinho. "Yo sé que MLB ha invertido mucho dinero y recursos para que nuestro mercado tenga éxito. Me hace feliz poder poner de mi parte".