Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

El pitcheo abridor ha sido el punto luminoso de los Astros hasta ahora

MLB.com

Los Astros, que se llevaron dos de tres juegos durante el fin de semana ante los Padres a pesar de que en un pasaje de la serie sólo anotaron dos carreras en 23 innings, han comenzado la temporada con récord de ocho ganados y dos perdidos. 

Por el momento, la historia del equipo que encabezó el año pasado las Grandes Ligas en carreras anotadas ha sido el pitcheo, que tiene 1.83 de efectividad colectiva, la segunda mejor de esta temporada en las Mayores. Los Astros, además, sin primeros en entradas lanzadas y ponches, y quintos en WHIP con 1.14.

Los Astros, que se llevaron dos de tres juegos durante el fin de semana ante los Padres a pesar de que en un pasaje de la serie sólo anotaron dos carreras en 23 innings, han comenzado la temporada con récord de ocho ganados y dos perdidos. 

Por el momento, la historia del equipo que encabezó el año pasado las Grandes Ligas en carreras anotadas ha sido el pitcheo, que tiene 1.83 de efectividad colectiva, la segunda mejor de esta temporada en las Mayores. Los Astros, además, sin primeros en entradas lanzadas y ponches, y quintos en WHIP con 1.14.

Charlie Morton, el quinto abridor del club, no ha permitido carrera alguna en dos aperturas, y como dijo el manager A.J. Hinch, "tiene un arsenal de élite y puede usar varios lanzamientos. Hoy (el domingo) fue su pitcheo rompiente. Tiene un montón de armas".

Video: HOU@TEX: McCullers fans 10 over 5 1/3 strong innings

Hinch apuntó al recién llegado Gerrit Cole como cuarto en su rotación, y hasta ahora esto es lo que ha hecho el derecho tras dos salidas: una carrera limpia, 14 innings, 22 ponches.

"Probablemente sería el mejor pitcher en la mayoría de los equipos de las Grandes Ligas", opinó Hinch. "Obviamente, ha lanzado así".

Así de talentosos son estos Astros.

"Me siento afortunado de ser parte de este grupo", comentó Morton. "Vengo al estadio todos los días, miro hacia aquella pared y me siento muy afortunado de estar aquí".

La pared es donde están los casilleros de Justin Verlander, Dallas Keuchel, Lance McCullers Jr. y Cole. Son ellos los que han marcado la pauta para un cuerpo monticular que ha permitido tres carreas o menos en siete de sus 10 juegos hasta ahora.

Video: BAL@HOU: Verlander fans Machado with nasty slider

"Si alguien tiene un juego malo -y hemos tenido un par de ellos- el próximo tiene la oportunidad de acomodar las cosas y ponerlas donde se supone deben estar", dijo Hinch.

Tras la temporada pasada, cada persona dentro y fuera del clubhouse de los Astros sentía curiosidad sobre algo en particular: ¿Se iba a jugar con la misma agresividad tras ganar la Serie Mundial? La naturaleza humana es la naturaleza humana, por lo tanto era normal preguntarse si este grupo saldría con el mismo deseo después de conseguir lo que cada jugador de Grandes Ligas anhela.

No hay problema, parecen decir los Astros.

Video: BAL@HOU: Keuchel K's Valencia to retire the side

"Tenemos muchachos que vienen día a día a competir, no importa si es un partido de pretemporada o el Juego 7 de la Serie Mundial", dijo el receptor Brian McCann. "La mentalidad no cambia, así que cuando estás jugando un encuentro importante, estás listo para el reto porque lo has hecho todo el año".

Hablando de profundidad en el pitcheo, los Astros están en tan buena forma que dos buenos abridores, Collin McHugh y Brad Peacock, están trabajando como relevistas.

Peacock se ha convertido en alguien capaz de lanzar en cualquier momento del partido. El domingo, con el cerrador Ken Giles no disponible porque había lanzado dos días seguidos, Hinch llamó a Peacock para que sacase los últimos tres outs y consiguiese su primer salvado en temporada regular.

Video: SD@HOU: Cole K's 11 over seven scoreless innings

Peacock guardó la pelota con la que consiguió el último out y afirmó que la iba a colocar en una vitrina en casa, junto a la bola de su otro salvado, el del Juego 3 de la Serie Mundial del 2017.

"Me gusta ser un jugador del equipo", aseguró Peacock. "Estoy dispuesto a hacer lo que el equipo necesite de mí. Es divertido ser parte de esto. Estuve aquí en el 2013 y el 2014 (cuando los Astros terminaron con registros de 51-111 y 70-93, respectivamente). Fueron años muy duros. Esto es mucho mejor".