Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Este lanzador es el que más intimida a Trout

@_dadler
29 de mayo de 2020

Mike Trout recientemente dijo que Max Scherzer es el mejor pitcher que ha enfrentado. No es precisamente una sorpresa. Trout vs. Scherzer bien podría ser el enfrentamiento entre el mejor bateador y el mejor pitcher del mundo. Pero, ya va… ¿recuerdan bien como luce un turno entre Trout y Scherzer?

Mike Trout recientemente dijo que Max Scherzer es el mejor pitcher que ha enfrentado. No es precisamente una sorpresa. Trout vs. Scherzer bien podría ser el enfrentamiento entre el mejor bateador y el mejor pitcher del mundo.

Pero, ya va… ¿recuerdan bien como luce un turno entre Trout y Scherzer? Porque ha habido pocos. El equipo de Scherzer, de hecho, no ha enfrentado a Trout desde que Mad Max pasó de los Tigres a los Nacionales como agente libre en el 2015. Y desde entonces, sólo se han visto una vez, un boleto de ocho pitcheos que tomó Trout en el primer inning del Juego de Estrellas del 2018.

Y aún así, Trout respondió “Scherzer” sin pensarlo. Eso es suficiente para revisar la historia entre ambos. Una historia de lo más interesante.

Miren estos números. Scherzer dominó a Trout como ningún otro pitcher. Scherzer tiene 10 ponches en las 16 veces que ha enfrentado a Trout (sin contar el Juego de Estrellas). Eso es igual a una tasa de ponches de 62.5%. Hay otros 170 pitchers que han enfrentado a Trout al menos 10 veces en las Grandes Ligas y Scherzer es el único que lo ha ponchado más de la mitad de las veces. Scherzer es también uno de apenas 12 pitches en ponches a Trout 10 o más veces, pero a todos esos otros lanzadores les tomó al menos 28 viajes al plato lograrlo.

Y qué tal esto: Trout tiene cero boletos en esos 16 turnos contra Scherzer. Si algo caracteriza a Trout es su capacidad de conseguir pasaportes. Cierto, tiene ese del Juego de Estrellas, ¿pero 10 ponches y ni un boleto en temporada regular? Nada más distante del Trout que conocemos.

Así que cuando Trout dice “estaba feliz cuando se fue a la Liga Nacional y ya no tenía que enfrentarlo como cuando estaba en Detroit”, bueno, esa es la razón.

Otros pitchers han tenido buenos números contra Trout. Trout tiene de 10-0 contra Hyun-Jin Ryu, por ejemplo, el único pitcher que ha enfrentado tantas veces sin embasarse ni una sola vez. Contra Justin Verlander, liga para .125 en 50 viajes al plato. Y a David Price le batea apenas .185 de promedio en 32 apariciones, con 12 ponches y cero extrabases.

Scherzer, sin embargo, es dominio puro, y eso lo convierte en el más difícil de todos. Trout ha vencido a Scherzer un puñado de veces. Un jonrón y un hit al cuadro en el 2012, un doble en el 2014, el boleto en el Clásico de Mitad de Temporada. Y Trout ha tenido que batallar cada uno de esos triunfos.

Por eso es que habrá ver que a cómo de lugar el próximo duelo entre Trout y Scherzer. Si es que se vuelve a dar. Pero, por ahora, les dejamos un vistazo a las batallas que han tenido, la historia entre Trout y Scherzer.

2012: Los primeros enfrentamientos

La primera vez que Trout se enfrentó a Scherzer fue el 19 de julio del 2012 en Detroit. Y qué duelo fue aquel. Ambos jugadores eran estrellas en ascenso. Trout estaba en medio de su increíble campaña de novato. Scherzer se estaba convirtiendo en un artista del ponche -- alcanzó la marca de los 200-K por primera vez ese año -- pero todavía no era el as de su club (ese era Verlander). Todavía no era Max Scherzer. Pero estaba cerca.

Trout entró a la caja como primer bateador del juego, y Scherzer lo ponchó con tres pitcheos, cerrando con una recta alta de 97 mph. El próximo turno, Scherzer volvió a poncharlo, esta vez terminándolo con otra recta, esta de 98 mph.

Pero la tercera vez, Trout hizo una de esas cosas que hace Trout. Scherzer se puso por delante 1-2, y luego le tiró una slider bajita que Trout salió a buscar… y la bateó de jonrón.

Scherzer se enfrentó a los Angelinos dos veces más esa temporada, el 26 de agosto y el 7 de septiembre. En agosto, en Detroit, Scherzer ponchó dos veces más a Trout. En Anaheim en septiembre, Trout le pegó un doble por la banda contraria y también tocó la bola por última vez en su carrera. Scherzer la fildeó y lo sacó el out en primera.

2014: Domina Scherzer

Cuando se volvieron a enfrentar otra vez en el 2014, Scherzer era el vigente ganador del Cy Young de la LA y Trout iba camino a ganar el primero de sus tres trofeos de JMV. Pero Scherzer le dominó las dos veces que se vieron en abril y julio. Trout se fue de 6-0 con cinco ponches.

Scherzer atacó, como suele hacerlo, y Trout no tuvo respuestas para sus rectas altas y mordientes sliders abajo y afuera. Pero esa sería la última vez que enfrentaría a Scherzer por un largo tiempo.

Juego de Estrellas del 2018: Trout siendo Trout

Adelanten el reloj ahora al Juego de Estrellas del 2018 en Washington. Ahora, Scherzer es el Scherzer que conocemos. Trout, el mejor pelotero del mundo en su mejor momento. Una batalla del mejor contra el mejor que cumplió con las expectativas.

Scherzer, abriendo el Clásico de Mitad de Temporada en su estadio, con todo el público apoyándolo, ponchó a los dos primeros bateadores que enfrentó, Mookie Betts y el venezolano José Altuve. Entonces llegó Trout al plato.

Primer pitcheo: recta a 96 mph por el medio y swing fallido de Trout. Luego, una bola ligeramente alta, después una slider para otro swing y abanica. Scherzer está a un strike de ponchar a los tres. Pero Trout no se deja liquidar. Deja pasar una slider baja, una recta alta y adentro – los mismos pitcheos con los que Scherzer alguna vez lo había ponchado – y lleva la cuenta al máximo. Luego batea de foul dos rectas de más de 95 mph con dos swings de gradas.

Finalmente, con su octavo pitcheo, Scherzer intenta con otra slider, pero se va hacia adentro, y claro que no hay forma de que Trout vaya a tirarle a una bola mala. Después de todos esos ponches contra Scherzer, Trout finalmente se lleva un boleto. Debe ser uno de los pasaportes más satisfactorios de su carrera.

Trout todavía lo recuerda bien: “Llego al plato y están cantando, ‘Scher-zer, Scher-zer.’ Y yo en el home, viéndolo en el montículo como gruñendo hacia mí. Le saqué un boleto con ocho pitcheos, y fue el mejor turno de mi carrera”.

Ojalá todos los turnos fuesen así. Con algo de suerte, Trout y Scherzer volverán a verse las caras.

David Adler es reportero de MLB.com con base en Nueva York.