Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Héctor Velázquez respondió a la oportunidad que le dieron los Medias Rojas

MLB.com

ST. PETERSBURG -- El lanzador ganador por los Medias Rojas en el duelo del domingo ante los Rays, el mexicano Héctor Velázquez, fue comprado por Boston hace poco más de un año de la Liga Mexicana de Béisbol.

El primer relevista (Marcus Walden) que utilizó el manager puertorriqueño Alex Cora, hizo su debut en las Grandes Ligas tras pasar las últimas 11 temporadas en las ligas menores. Y el segundo relevista (Bobby Poyner), que nunca había lanzado más allá de Doble-A, había hecho su debut la noche anterior.

ST. PETERSBURG -- El lanzador ganador por los Medias Rojas en el duelo del domingo ante los Rays, el mexicano Héctor Velázquez, fue comprado por Boston hace poco más de un año de la Liga Mexicana de Béisbol.

El primer relevista (Marcus Walden) que utilizó el manager puertorriqueño Alex Cora, hizo su debut en las Grandes Ligas tras pasar las últimas 11 temporadas en las ligas menores. Y el segundo relevista (Bobby Poyner), que nunca había lanzado más allá de Doble-A, había hecho su debut la noche anterior.

Fue una forma satisfactoria para que los Medias Rojas se llevasen tres de cuatro juegos contra los Rays, cada uno de las victorias decididas por una carrera.

"Fue tremendo", dijo Cora. "Conseguimos un montón de outs gracias a Velázquez, Walden y Poyner, lo que habla muy bien de la organización. Uno de ellos tiene 29 años, el otro nunca había lanzado más allá de Doble-A y Velázquez lo firmaron en México".

"Es extraordinario para la organización ver a estos muchachos y sentir que pueden contribuir en las Grandes Ligas", añadió Cora.

Velázquez, que está en la rotación debido a las lesiones del venezolano Eduardo Rodríguez, Drew Pomeranz y Steven Wright, marcó la pauta lanzando 5.2 innings, en los que permitió cinco hits y una carrera, mientras daba un boleto y ponchaba a cinco.

"Honestamente, es como un sueño", dijo Velázquez. "Aprecio mucho cada día que paso aquí. Viendo a todos estos compañeros que tengo en el locker, son como ídolos. Me siento muy afortunado de estar aquí".

En la serie de cuatro juegos, los abridores de Boston permitieron dos carreras limpias en 24 innings. De acuerdo con el Elias Sports Bureau, es la primera vez en los 118 años de historia de los Medias Rojas que los abridores permiten una o menos carreras en cada uno de los primeros cuatro encuentros de la temporada.